Se puede decir que las mejores cervezas se elaboran utilizando un ingrediente esencial, el lúpulo rojizo. Este tipo de lúpulo, ha sido el sustento de una ciudad checa llamada Zatec. Durante siglos, el lúpulo rojizo, ha mantenido a esta localidad en una situación de bienestar económico. Los edificios de Zatec se visten con esta planta trepadora que es el lúpulo rojizo y hacen de esta localidad una de las aspirantes al Patrimonio de la UNESCO. En 2016, la UNESCO, declaró la cerveza belga Patrimonio inmaterial de la Humanidad, y quién sabe si este ingrediente cervecero hará lo mismo con Zatec.   

Zatec y su lúpulo rojizo a la UNESCO – Loopulo

Zatec, el pueblo del lúpulo rojizo

Esta pequeña ciudad checa, con diez siglos de historia y alrededor de 20.000 habitantes, se sitúa a menos de cien kilómetros de la capital del país, Praga. Su alcaldesa, Zdenka Hamousová, reconoció la enorme importancia del lúpulo rojizo que ha dado prosperidad durante siglos a este pueblo. La alcaldesa decía:

El vínculo entre el lúpulo rojizo temprano de Zatec y la ciudad es inseparable

Añadiendo también que Este lúpulo es una marca y un estándar de calidad mundial del producto. El lúpulo y su comercio han sido el fundamento de nuestra prosperidad.


Los edificios dedicados a este lúpulo rojizo

Se crearon grandes edificios que harían las funciones de almacenamiento y tratamiento de este lúpulo rojizo. Estas edificaciones, a día de hoy, están obsoletas, porque tiempo después se designaron instalaciones más modernas fuera del centro urbano. Este patrimonio se intenta preservar manteniendo la autenticidad que se merece este Saaz hop variety.

El proyecto que se ha presentado a la UNESCO, tiene como objetivo la conservación del casco histórico de Zatec. Sus edificios centenarios ya no tienen la función que tenían en sus inicios con respecto a este lúpulo rojizo. Estas plantas trepadoras alcanzan hasta 10 metros de altura. Según Zdenka Hamousová:

 

«En los últimos diez años se han desarrollado proyectos urbanísticos para renovar los edificios más amenazados o dañados en la zona de protección patrimonial, y para que se entienda la importancia que tiene este legado del lúpulo»




El Museo y el Templo del Lúpulo rojizo

Algunas de estas construcciones, se han rehabilitado para su Museo del Lúpulo. Éste es el mayor museo del mundo dedicado al lúpulo. Además, en Zatec, también tienen su Templo del Lúpulo donde se puede beber cervezas de lúpulo rojizo en una taberna rústica. La guía del Templo del Lúpulo, Nikola Svrcinova argumentaba que:

 

«Los almacenes se utilizan mal. Uno hace de servicio de correos. Pero son inmensos y dentro hace mucho frío. Ahí no puede vivir nadie. Es difícil reconstruirlos»

 

En menos de un año, Zatec ha albergado unas 14.500 visitas. En sólo 10 meses, aumentó un 14% los visitantes a la ciudad, con respecto al año 2016. Ahora sólo queda esperar a que la UNESCO se pronuncie, aunque el sector privado ya se ha pronunciado, creciendo cada vez más en este localidad de la República Checa.


Fuente: LaSexta