Cuando hablamos de cervezas trapenses, o cervezas trapistas, nos referimos a aquellas cervezas que se elaboran en los monasterios trapenses. A pesar de ello, de manera oficial, esta cerveza trapense sólo se fabrica en 11 monasterios de los 171 que existen en todo el mundo. La mayoría de estos monasterios trapenses, seis, se encuentran en Bélgica. Los demás monasterios están en Países Bajos, Italia, Austria y Estados Unidos.

Las cervezas trapenses, por lo general, son cervezas turbias. Su fermentación, normalmente, es alta, pero existen excepciones como la Trappe Bockbier. Esta excepción es una cerveza lager fuerte. La elaboración de estas cervezas se debe realizar bajo los criterios de la Asociación Internacional Trapense. Siguiendo estas reglas, se podrá utilizar el sello Authentic Trappist Product que emite esta asociación.

Cervezas Trapense del mundo – Loopulo

La cerveza trapense Spencer

La comunidad de la Abadía de Saint Joseph, se encuentra en Spencer, en el estado de Massachusetts, Estados Unidos. Esta monasterio, realiza esta marca de cervezas trapenses llamada Spencer. En diciembre de 2013, la Asociación Internacional Trapense (AIT) le concedió su distintivo para que acompañe a sus cervezas. En el mundo sólo existen doce marcas de cervezas trapenses con este sello. Y, la cerveza trapista Spencer, es la única fuera de Europa. La autorización de la AIT fue concedida una a una antes de lanzarlas al mercado.

 



 

La Abadía de Saint Joseph

La Abadía se fundó, en la cima de una colina poblada de árboles, al norte de Spencer, en el año 1950. Este monasterio es el hogar de los monjes trapenses, también conocido como la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia.

Los monjes trapenses, habitualmente, producen bienes o brindan servicios que ayudan a mantener su monasterio. Desde su fundación, la Abadía de Saint Joseph, ha fabricado mermeladas y jaleas para ello. Pero las tradiciones de los trapenses europeos no llegaría hasta mucho más tarde.

La Spencer Trappist Brewery se inauguró en 2013, tras mucho tiempo de investigación sobre la elaboración de la cerveza. Esta cervecería trapense será la primera en ser reconocida por la AIT. 

 

La Abadía Trapense de Saint Joseph – Loopulo

Los 4 consejos de la Spencer Trappist Brewery

El Padre Isaac, quien dirige la Spencer Trappist Brewery, dio 4 consejos trapenses para que sean compartidos con todos los cerveceros artesanos. Se debe aclarar que, trapense, no es un estilo de cerveza como tal, es una simple designación de un lugar particular donde se elaboró este tipo de cerveza. En este caso, hace referencia a un monasterio trapense donde conviven todos estos monjes en comunidad.

El Padre Isaac comentaba que, debido a la pasión de los monjes por la excelencia en la elaboración de la cerveza, la trapense se ha asociado al más alto estándar de calidad, en lo que a cultura cervecera mundial se refiere. Y apunta también que, sin embargo, no es un estilo particular de cerveza.

 






 

Los consejos para la elaboración de la cerveza trapense

1. Disfruta de tu pasión por la excelencia

El monje trapense está concienciado y comprometido con la calidad de los ingredientes que se usan en la elaboración de la cerveza. No reniega utilizar la tecnología de vanguardia o la educación continua. Esta combinación supone la base de la excelencia.

Su consejo es que se adquiera el equipo que mejor se adapta a nuestro presupuesto. Compra los ingredientes más frescos y mejores. Mantén registros meticulosos de cada cerveza que hagas. Proporciona el tiempo necesario para poder cocinar y mantener todo limpio con calma. Prepara tu receta alrededor de 15 veces, modificando cada vez un solo detalle. Evalúa los resultados obtenidos, hasta que logres tu cerveza definitiva.

2. No te compliques

Con respecto a las maltas, lo habitual es que utilicemos una combinación de entre dos y seis filas de Pils, además de una Caramunich, para ajustar el color de la Ale. Elige malta fresca y de gran calidad, en vez de una exótica. El exquisito sabor de la malta belga proviene de los restos del macerado, y no tanto de las maltas especiales. Que, además, son caras y difíciles de encontrar.




3. Cuida tu levadura y tu levadura cuidará de ti

Un fabricante de cervezas, de Estados Unidos, le preguntó en una ocasión por qué no usaba levaduras múltiples para su fermentación. El cervecero trapense, de unos cincuenta años de edad, le contestó que había pasado toda su vida en el estudio de una levadura única. Y ahora, es cuando estaba empezando a entenderlo realmente. Elige una levadura de fermentación alta. Una de laboratorio como podría ser una Wyeast 3787 ó 3538. Una levadura con aroma a clavo, a plátano o afrutadas. Y que tenga un perfil de esteres que combine bien con esa levadura. Mantén la temperatura de la primera fermentación en unos 25ºC. La secundaría debe rondar entre los 20ºC y los 22ºC, durante tres semanas.

4. Mantén el equilibrio

La diferencia entre la cervezas trapense y la belga es la armonía de los ingredientes y subproductos de la fermentación que influyen en el resultado final del sabor de la cerveza. El principio esencial es que ningún elemento debe predominar. Especialmente el alcohol. Es mejor que la malta, la levadura, el lúpulo y el agua estén equilibrados de forma natural. Para que el sabor obtenido sea por capas, complejo y difícil de separar analíticamente. Que tenga un aroma misterioso y, sobretodo, que sea delicioso. ¡Toda una sinfonía de sensaciones gustativas!





Fuente: American Homebrewers Association

Título
Los 4 consejos de la cervecería TRAPENSE Spencer
Nombre del artículo
Los 4 consejos de la cervecería TRAPENSE Spencer
Descripción
Cuando hablamos de cervezas trapenses, o cervezas trapistas, nos referimos a aquellas cervezas que se elaboran en los monasterios trapenses. A pesar de ello, de manera oficial, esta cerveza trapense sólo se frabrican en 11 monasterios de los 171 que existen en todo el mundo. La mayoría se encuentran en Bélgica.
Autor
Publica
Loopulo – Cervezas Artesanas
Logo