Brutus The Beer, una cerveza de la nueva generación. Una cerveza que, sorprende por su gusto a medias entre la industrial y artesana. El resultado es una bebida única y natural. Con una calidad excepcional de fuerte carácter. Estilo tradicional gracias a su proceso de fermentación. A bajas temperaturas le confiere un sabor natural y sencillo adaptado a todos los paladares.

Su origen fue crear un producto de gran calidad, que siga unos procesos naturales. Pero que, a su vez, no esté reñido con la comercialidad (que es el caso de muchas cervezas artesanas). En este sentido, Brutus The Beer es la primera cerveza artesanal en entrar en el circuito comercial.

Éstas son las razones por las que Brutus The Beer es una cerveza de nueva generación.

El diseño, es otro de los puntos fuertes de la marca. Una marca concebida de un modo global no circunscrita a un área geográfica en concreto ni con un enfoque local, más bien internacional. Gira alrededor de un concepto estético propio y, una vez más, con mucho carácter. Brutus The Beer comunica su modo de ver el mundo. Conecta con clientes que saben disfrutar dicho diseño en todos los planos de la vida.



Según Jordi Calvet, fundador de la empresa,

Brutus The Beer es una cerveza lager de la zona de Baviera. Por lo tanto, fermentada con procesos a baja temperatura. Este estilo de cerveza empezó a producirse a principios del siglo XX. Brutus The Beer recupera todo el sabor original. El de la cerveza artesanal que se fabricaba en los años veinte y treinta. Transmitiendo así los valores de autenticidad de las cosas hechas con pasión.”

Hay que destacar que Brutus The Beer se elabora en una de las fábricas de cerveza más antiguas del mundo. Fue fundada en el año 1308 y cuenta con siete siglos de experiencia.

 

¡Recuerda seguir nuestra página de Facebook!