Cerveza Dorada es, claramente, la cerveza del carnaval de Tenerife. Una marca de cervezas que pertenece a la Compañía Cervecera de Canarias, fundada en 1939. Tanto es así, que Dorada vuelve a ser partícipe de otro de sus esperados anuncios televisivos. Este nuevo spot publicitario de Dorada para el carnaval de Tenerife de 2018, es más que un anuncio. Su título: El Carnaval de Osss, un cortometraje de alrededor de 10 minutos.

Cerveza Carnaval de Osss – Loopulo

El Carnaval de Osss

El cortometraje hace referencia a la obra El maravilloso mago de Oz, que hizo tan popular gracias a la película El mago de Oz, protagonizada por Judy Garland. Los protagonistas de este spot cervecero son Víctor Hubara, Nacho Peña (Nachitzz), Adrián Rosales, Aarón Gómez, Darío López (Palante Producciones), Pilar Batista y Estefanía Correia. En esta campaña de Dorada, también aparece el futbolista Víctor Añino Bermúdez, más conocido como Vitolo, del Club Deportivo Tenerife.

Jennyfer Dorothy, protagonista de este spot, se sumerge en una fantástica aventura tras quedarse sin batería en su móvil, lo que la lleva a volver a encontrarse con amigos perdidos tras una fiesta. En esta paródica odisea aparecerán personajes como Chandalf o John Snow. El rodaje tuvo lugar en noviembre de 2017, en localizaciones como el Castillo de San Miguel o La Esperanza.




Con motivo de este carnaval, Dorada lanzará una edición limitada que supera los 2 millones de botellas de 33cl. La etiqueta de esta cerveza de carnaval hace honor a los zapatos rojos de Jennifer Dorothy, y llevan inscrito el hashtag #YosoyTenerife. Además, se pondrán en circulación 1,25 millones de latas de Dorada, estos carnavales de 2018, también de 33cl. Estas latas se podrán adquirir tanto en supermercados como en establecimientos hosteleros.

 


La Compañía Cervecera de Canarias, con su marca Dorada, se postula una vez más, este 2018, como patrocinadora oficial del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife.



Ya sabes, más curiosidades como ésta en a nuestra sección Conocer.

 


Fuente: La Opinión de Tenerife