Affligem, la cerveza belga con más de 900 años de tradición

Affligem, la cerveza belga con más de 900 años de tradición

Affligem es una cerveza belga con una experiencia cervecera casi milenaria, con casi 950 años de tradición.

 

Affligem, la cerveza belga con más de 900 años de tradición – Loopulo

 

Affligem

En 1074, seis caballeros arrepentidos por sus actos bélicos, deciden abandonar las armas y habituarse con túnicas monacales. Affligem nace en una antigua abadía, al norte del país, a manos de la orden monástica creada por estos seis caballeros, bajo el adagio Felix Concordia (Feliz en armonía).

Una década más tarde, los monjes terminaron de construir la abadía en la ciudad que lleva el mismo nombre que la cerveza. Fue entonces cuando, de inmediato, los monjes comenzaron a elaborar la cerveza. Hay que tener en cuenta que, en aquellos tiempos, lo más seguro era beber cerveza, la Ale, dada la calidad del agua. En aquel momento nace Affligem, una de las cerveceras más antiguas del mundo.

 

Affligem, la cerveza belga con más de 900 años de tradición – Loopulo

 

Historia de una resistencia centenaria

Pero el transcurrir de los siglos azotarían la abadía con nuevas guerras, perturbando la vida pacífica de los monjes que la habitaban. Eran tiempos de conflictos, y los muros de la abadía no pudieron resistir ante los horrores de las guerras. Muchas fueron las veces que se tuvo que reconstruir la abadía, el tesón de sus monjes ha permitido que en la actualidad siga en pie.

A pesar de que durante la Segunda Guerra Mundial, robaron sus calderas de cobre, pero alrededor de una década más tarde, el padre Tobías decidió entregar su fórmula, Antiqua Renovata a un productor de cervezas independiente. Su decisión permitió que la tradición cervecera de Affligem siga viva hoy en día.

 

 

Las tres variedades de cervezas Affligem

En la actualidad, Affligem forma parte del grupo cervecero Heineken, y dispone de tres variedades de cerveza de alta fermentación. Aunque son tres sus variedades, Blonde tiene una versión más suave, con 4,6% ABV y otra sin alcohol.

 

Blonde

La Affligem Blonde es una cerveza equilibrada y refrescante, con una graduación alcohólica de 6,7% ABV. Una espesa espuma blanca corona la cerveza de cuerpo dorado. En boca se puede apreciar un toque a fruta tropical que refresca el paladar, pero cuando se agita, se liberan las notas a plátano, lúpulo y levadura.

 

Double

Una cerveza de 6,8% ABV oscura y especiada, con una corona de espuma sedosa. Junto al dulzor de caramelo se puede apreciar toques a clavo y anís. Cuando agitamos la copa se libera el aroma a lúpulo con notas a plátano.

 

Triple

La cerveza más potente de Affligem, con 9% de alcohol. Una espuma cremosa cubre un cuerpo de color ámbar brillante con riqueza terrosa. En ella predominan aromas a pan recién horneado, plátano y otras frutas. La dulzura de azúcar residual combina con los sabores del damasco y el durazno. De cuerpo medio y elevado por su suave sensación en la boca, el acabado de la Triple es amargo y especiado.

 

Heineken España, un grupo cervecero con más de 120 años de historia

Heineken España, un grupo cervecero con más de 120 años de historia

Heineken España es uno de los grupos cerveceros más importantes del país, y cuenta con una herencia cervecera de 120 años de historia.

La compañía cuenta con un portfolio que aglutina más de 45 variedades de cerveza en España. 

 

 

Heineken España

La compañía es una de las empresas líderes del mercado cervecero español. La tradición de la que es heredera cuenta con más de un siglo de historia en nuestro país. Heineken España cuenta con cuatro fábricas ubicadas en diferentes lugares de la península ibérica, una en Madrid, otra en Valencia, otra en Sevilla y otra en Jaén. En el año 2018, estas fábricas produjeron más de 10,5 millones de hectolitros  de cerveza.

 

Fábrica de Heineken España en Sevilla – Loopulo

 

Las fábricas de Heineken en España

Fábrica de Madrid

La fábrica de Heineken España en Madrid cuenta con más de 50 años de historia y se ubica en la localidad de San Sebastián de los Reyes. Esta fábrica es una de las plantas más importantes de Europa para el grupo HEINEKEN por volumen e innovación. La fábrica ha desempeñado un papel muy destacado en el desarrollo de Heineken 0.0, la primera cerveza Premium sin nada de alcohol y en el lanzamiento del primer cider del mercado español, con la marca Ladrón de Manzanas. Hoy también vuelve a elaborarse en ella la mítica marca El Águila, relanzada en 2019.

 

Fábrica de Sevilla

La fábrica de Heineken España en Sevilla obtuvo el premio ‘Innovation Excellence (INEX) 2018’ por su modelo de logística. Es la planta más moderna del grupo HEINEKEN en todo el mundo, siendo un referente de vanguardia y tecnología avanzada en Europa. La capacidad de producción es de 450 millones de litros por año, lo que se traduce en ocho millones de cañas al día. Las instalaciones se inauguraron en 2008, siendo una de las mayores inversiones económicas realizadas en la comunidad autónoma de Andalucía. Las instalaciones de Sevilla cuentan con una líneas de latas, una de las mayores de toda Europa, pudiendo producir 90.000 latas por hora.

 

Fábrica de Valencia

La planta de Quart de Poblet, en Valencia, inaugurada en 1975 junto al aeropuerto de Manises, destaca por su vanguardista línea de envasado de barriles y el tratamiento especial de agua por electrodiálisis de sus instalaciones, que permite obtener un agua de calidad excepcional. Además de ser un importante dinamizador económico y empleador para la región, representa un símbolo indiscutible de cultura cervecera en la Comunidad Valenciana, que se remonta al comienzo de la construcción de la antigua fábrica de El Águila en el barrio del Cabañal en 1941.

 

Fábrica de Jaén

La fábrica de Jaén, de Heineken España, La Imora, es una de las más relevantes en cuanto al desarrollo de los nuevo formatos y productos, como la Cruzcampo Especial sin gluten o El Alcázar, que volvió a ver la luz este mismo año 2019. Allí también se elabora la Cruzcampo Edición Especial Navidad, que lleva desde 1983 lanzando ediciones con nuevas recetas anuales.

 

Portfolio de cervezas de Heineken España – Loopulo

 

Un amplio portfolio cervecero

Heineken España tiene un buen número de variedades de cerveza, más de 45, para ser más exactos. Entre ellas dispone de marcas de cerveza como Heineken, Cruzcampo, Amstel, Buckler 0,0 y especialidades como Desperados, Affligem, Guinness y Paulaner.

La compañía cervecera es líder en innovación en el mercado de las cervezas a nivel nacional. Aproximadamente el 10% de su volumen de ventas procede de lanzamientos de los cinco últimos años, entre los que se encuentran novedades en la categoría como la gama Radler, El Águila, El Alcázar, Cruzcampo Especial, experiencias cerveceras como THE SUB, Cruzcampo Sin Gluten, cervezas con 0% alcohol como Heineken 0,0, Amstel 0,0 o Cruzcampo 0,0 así como la introducción de la nueva categoría cider con la marca Ladrón de Manzanas.

En tan solo seis meses, durante 2019, Heineken España ha puesto en el mercado 14 nuevas variedades de cerveza y cider. Una firme apuesta por la dinamización de la cultura cervecera, la creatividad y la innovación constante que, en lo que va de año, ha sorprendido al consumidor con más de dos nuevos productos al mes. 

En palabras de Marta García, directora de Marketing de la compañía, “en HEINEKEN ponemos siempre al consumidor en el centro escuchando constantemente sus preferencias. En un momento en el que los españoles están más dispuestos que nunca a probar nuevas variedades, hemos completado nuestro portafolio con una amplia gama adaptada a todo tipo de gustos”. 

 

 

Las artesanas de La Cibeles

Dentro del segmento de cerveza artesanal también ha supuesto un auténtico hito la alianza de HEINEKEN con la cervecera madrileña La Cibeles. Gracias a esta unión, una de las marcas de cerveza artesana más prestigiosas de España acelera su expansión con el apoyo de la gran cervecera, manteniendo su independencia de gestión. Entre las variedades más destacadas de La Cibeles se encuentra La Cibeles Rubia, Imperial IPA y Trigo. 

 

Lagunitas Brewing Company, una cervecera craft de Heineken – Loopulo

 

Las craft californianas de Lagunitas

En 2019 también ha llegado a España la cerveza californiana Lagunitas, la IPA número uno de Estados Unidos y una de las más esperadas por los amantes de la variedad India Pale Ale. Una marca que se ha transformado en un icono del mundo craft gracias a su personalidad aspiracional y fácilmente reconocible, a su packaging diferencial y a su nombre español, que representa una clara tendencia de consumo cervecero. Little Sumpin’ Sumpin’ Ale y 12th of Never Ale son las otras dos variedades que acompañan a Lagunitas IPA en su nueva aventura en nuestro país.

 

Guinness Nitro IPA de Luis Ortega – Loopulo

 

Guinness Nitro IPA, la India Pale Ale nitrogenada

Por su parte, Guinness, la cerveza negra más icónica del mundo, ha sorprendido este año con el lanzamiento en España de Guinness Nitro IPA, una India Pale Ale a la que se añade nitrógeno para obtener un acabado suave y equilibrado, así como Hop House 13, una cerveza rubia con carácter nombrada así en honor al edificio en el que se almacena el lúpulo desde 1900 hasta día de hoy en St. James’s Gate Brewery (Dublín)

 

Mort Subite – Loopulo

Otras marcas de cerveza

 

El compromiso social y medioambiental de Heineken

Heineken España mantiene un fuerte compromiso con su entorno social y medioambiental, que articula a través de las acciones de sus marcas, de la Escuela de la Hostelería y de la Fundación Cruzcampo. Un compromiso que extiende a sus más de 2.200 empleados, que hacen posible el éxito de una cervecera líder en España.

La compañía Heineken España pertenece a HEINEKEN NV, el grupo cervecero internacional. Una compañía familiar con 150 años de historia que actualmente cuenta con 85.000 empleados en más de 70 países y un portafolio de 300 marcas en todo el mundo.

 

AFFLIGEM y MORT SUBITE galardonadas en CICA 2018

AFFLIGEM y MORT SUBITE galardonadas en CICA 2018

Las cervezas Affligem y Mort Subite, han sido premiadas en el Concurso Internacional de Cervezas Artesanas 2018, que este septiembre celebró su tercera edición en Madrid.

 

Affligem y Mort Subite en CICA 2018

En la categoría de “Cervezas Belgas Strong Ale”, dos variedades de Affligem han resultado premiadas. Por una parte, la Affligem Triple, una cerveza de estilo Abadía de contenido alcohólico del 9,5% que destaca por ser una cerveza de doble fermentación -la última en botella-, y por su sabor balanceado con notas dulces de malta y matices de madera, que ha recibido la medalla de Oro. Por otro lado, la variedad Affligem Blonde, de aroma fresco de tomate seco y plátano acompañado de un sabor picante del carbónico, bien balanceado con el dulce de malta y su amargor intenso, con una graduación alcohólica de 6,8%, ha sido galardonada con la medalla de Plata de esta categoría.

En la categoría de “Cervezas Ácidas”, las cervezas belgas de tipo Lambic Mort Subite han copado los premios de la categoría con dos galardones. En concreto, Mort Subite Oude Gueuze, una cerveza agridulce de estilo Gueuze, con contenido alcohólico del 7% cuyo sabor recuerda a las barricas de roble en las que ha forjado su carácter y aroma, ha recibido una medalla de Oro; y Mort Subite Gueuze, una cerveza con un sabor más agrio que dulce para algunos, y más dulce que amargo para otros, y un contenido de 4,5% de alcohol en volumen, ha logrado la medalla de Plata.

Affligem Triple, Affligem Blonde, Mort Subite Gueze y Mort Subite Witte Lambic, se presentaron en VINORO el 5 de noviembre en Madrid.

AFFLIGEM y MORT SUBITE galardonadas en CICA 2018 – Loopulo

CICA, el Concurso Internacional de Cervezas Artesanas

El pasado 26 de septiembre tuvieron lugar en el Food Market Barceló de Madrid las sesiones de cata finales correspondientes a CICA 2018. Este certamen, convocado y organizado por Alamesa Wine & Beer Action Marketing, apuesta cada año por poner en valor y reconocer la calidad y diversidad de las diferentes cervezas artesanales disponibles en el mercado, generando interés y conciencia en el consumidor final.

El jurado de CICA estuvo compuesto por sumilleres especializados en cerveza, jueces titulados, maestros cerveceros, formadores, periodistas especializados y responsables de venta y distribución, que a través de un sistema de cata a ciegas valoraron en esta edición un total de 157 cervezas diferentes que compiten en 17 categorías, representando a un nutrido grupo de cerveceras nacionales e internacionales, con muestras procedentes de países como Irlanda, Bélgica, Letonia o Venezuela.  En esta ocasión, el certamen contó con cervezas registradas en todas y cada una de las 17 categorías aceptadas en el concurso, algo que destaca la pluralidad y evolución del sector cervecero, que continúa explorando nuevas demandas de consumo.

Los jueces concedieron un total de 43 medallas, de las cuales 4 son Gran Oro, 21 son medallas de Oro y las 18 restantes son medallas de Plata.

Las cervecerías más antiguas del mundo

Las cervecerías más antiguas del mundo

En este artículo que hoy te presentamos vamos a echar un vistazo a las cervecerías más antiguas del mundo. Éste forma parte de una serie artículos, que iniciamos en su día, en la que damos a conocer las cervecerías más antiguas de la historia de la humanidad. Entre estos posts se encuentran las cervecerías St. Francis Abbey, St. James Gate’s y Weihenstephaner.

La cerveza es una bebida que ha acompañado al ser humano durante buena parte de su historia. Los primeros restos de fermentación alcohólica de cereales se remontan a la Prehistoria. No obstante, se considera que fueron los sumerios, pueblo que habitaba la antigua Mesopotamia, quienes la inventaron con una composición similar a la que conocemos ahora entre los años 6.000 y 4.000 a.C. Este destilado, denominado ‘siraku’, se elaboraba de manera casera cociendo pan en agua, y era considerada una bebida que ponía “alegre a la gente”.

 

Las cervecerías más antiguas del mundo

De manera paralela también se han encontrado productos similares en muchas tierras como las palestinas, iraníes, egipcias o griegas, donde llamaron al néctar “cervicia” o “cerevicia”, en honor a Ceres, diosa de la agricultura, dando lugar a su nombre actual.

Posteriormente, fueron los galos y romanos los que perfeccionaron la técnica de elaboración y tomaron consciencia del filón de su comercialización, comenzando a desarrollar un rentable negocio con esta bebida.

A pesar de estos antepasados tan cercanos, la cerveza tal y como la conocemos en la actualidad se atribuye a los alemanes, que fueron los responsables de levantar las primeras fábricas modernas entre los siglos XIV y XVI.

 

Weihenstephaner

Por todo ello no es de extrañar que la considerada como ‘primera cervecería del mundo’, se encuentre en Alemania, concretamente en la ciudad bávara de Frisinga, al norte de Munich. La primera de las cervecerías más antiguas del mundo es Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan o Weihenstephaner, una cervecería fundada por los frailes benedictinos de este monasterio en el año 1.040. Lo cierto es que, aunque esta es la fecha oficial en la que obtuvieron la licencia de fabricación, probablemente la elaboración real comenzara antes, ya que las primeras referencias históricas sobre la aparición de lúpulo en el monasterio datan del año 768. Según los documentos que se conservan, en las cercanías del monasterio había un huerto donde se cultivaba esta planta y su propietario debía pagar un diezmo (es decir, el 10% de la cosecha) a los monjes, lo que hace suponer que éstos lo empleaban para elaborar su cerveza.

Actualmente la cervecería aún existe, aunque no produce, ya que es la sede de la Facultad Cervecera, de Alimentos y Lácteos de la Universidad de Munich. Los frailes tuvieron el monopolio de la fábrica hasta 1.363, cuando Seidel-Vaterstetter abrió la legendaria cervecería Franziskaner-Bräu, pionera en Munich.

La trascendencia de esta fábrica va más allá de ser la primera, porque fue allí donde el duque Guillermo IV de Baviera dictó la famosa Ley de Pureza  de la cerveza alemana, en 1516.

 

Weltenburg

También alemana y ligada a una congregación religiosa, la segunda de las cervecerías más antiguas es la de la Abadía de Weltenburg, ubicada en Kelheim. Se trata de una abadía benedictina pero fundada por monjes escoceses incluso antes que la de Weihenstephan, hacia el año 620. Esta cervecera comenzó a fabricar solo diez años después de su antecesora, en 1.050. No obstante, esta fecha de nuevo parecer ser solo oficial, ya que en la necrología de Weltenburg se indica que en 1.035 murió el maestro cervecero, un cargo bastante delator de la actividad de la abadía.

A diferencia de Weihenstephaner, la Abadía de Weltenburg recayó en manos de un comprador privado al que solo le interesaba la fábrica de cerveza, por lo que dejó el resto en manos de la parroquia. El rey Luis II la rehabilitó y desde 1.858 y desde está gestionada por Bischofshof Ratisbona Brewery (Cervecería del Obispado de Ratisbona).

 

Las cervecerías más antiguas del mundo – Loopulo

Affligem

En el tercer lugar, entre las cervecerías más antiguas de la historia, tenemos a Affligem. Aunque las etiquetas de sus cervezas fechan como año de su creación 1.074, lo cierto es que la actividad cervecera de la Abadía de Affligem comenzó de manera seria alrededor de una década después. La leyenda cuenta que este centro religioso belga fue fundado por 6 caballeros, dedicados al pillaje, que decidieron dejar las armas para dedicarse a la vida religiosa tras un intento de atraco a un monje que, además de frustrado, resultó muy revelador y acabó con la fundación de la abadía.

Posteriormente los nuevos monjes comenzaron a elaborar cerveza como una forma de evitar que se consumiera agua contaminada y para mantener un suministro de líquidos seguro.

La abadía, que está situada muy cerca de Bruselas, es actualmente propiedad de Heineken.

 

Las cervecerías más antiguas del mundo – Loopulo

Bolten

El cuarto puesto del ranking de las cervecerías más antiguas de la humanidad vuelve a ocuparlo una cervecera alemana, concretamente Bolten, situada en Korschenbroich. Esta fábrica original de Heinrich der Brauer, que obtuvo su primera licencia en 1.266, es la cervecera de estilos Altbier más antigua del mundo.

Durante generaciones, no solo la cervecería se transfirió a los descendientes, sino que se transmitió el arte artesanal de la elaboración de la cerveza. Esta pasión se ha conservado hasta nuestros días con su propietario actual, Michael Hollmann.

 

Las cervecerías más antiguas del mundo – Loopulo

Kuchlbauer

De nuevo en la zona de Baviera, en la ciudad de Abensberg. Aquí se encuentra Kuchlbauer, una cervecera fundada en el año 1.300. El actual encargado que dirige la fábrica, Salleck Leonard, es miembro de la familia que ha estado al frente de la cervecera durante ocho generaciones de cerveceros artesanales. Esta cervecera tiene la particularidad de estar especializada en la producción de cervezas de trigo.

También resulta muy curiosa la torre Hundertwasser. Dicha torre toma su nombre del arquitecto austríaco que la concibió. Se trata de una particular construcción muy fantasiosa, inspirada en los cuentos de Las mil y una noches, y en la que se aprecia la influencia del modernismo de Gaudí. La torre está situada junto a la fábrica y fue construida en 1990, convirtiéndose desde entonces en una atracción turística para todos los visitantes de la ciudad.

THE SUB, el tirador de cervezas doméstico, y sus cervezas TORP

THE SUB, el tirador de cervezas doméstico, y sus cervezas TORP

Estamos ante un tirador de cervezas doméstico llamado THE SUB. Este tirador de cervezas es obra de Heineken y Krups. El diseño de THE SUB está realizado por el diseñador Marc Newson para ambas marcas.

THE SUB, el tirador de cervezas doméstico

El mecanismo de este tirador cervecero es bastante sencillo, tan solo tienes que cargar una de las cápsulas, llamadas TORP, en el tirador y disfrutar de la cerveza que hayas elegido. El resultado de las cervezas tiradas con THE SUB es impresionante, ya que simula bastante bien la cerveza de barril recién servida. La temperatura que alcanza a enfriar THE SUB es de 2º centígrados, sin poder regularse esta temperatura.

Este tirador de cervezas doméstico, THE SUB, tiene una certificación energética A+, por lo que su consumo no es demasiado alto además de ser uno de los tiradores domésticos más eficientes. El consumo de THE SUB es de unos 10W en reposo, es decir, siempre que la temperatura ambiente sea de entre 20º y 22º. Para que te hagas una idea, su consumo es como el de un frigorífico con la puerta cerrada. Y si queremos ser más exactos, podríamos decir que, todo un año encendido de forma permanente, THE SUB vendría a consumir unos 87,6kWh, lo que se traduce en unos 17€. Eso sí, recuerda que si tienes un TORP cargado, el tirador de cervezas debe estar encendido.

The Torp, los barriles de cerveza

Los Torp son esos pequeños barriles de cerveza para los tiradores THE SUB. Estos barriles de cerveza tienen una capacidad de dos litros de cerveza. Esto equivale a unos 8 vasos de caña. Estos Torp sólo se venden a través de su página web, por lo que no los encontrarás en supermercados o tiendas. Entre la gama de cervezas disponibles, puedes encontrar más de una decena de marcas de cerveza. Estas son las cervezas Torp disponibles, aunque con el tiempo se van incorporando más marcas de cervezas:

  • Cruzcampo Gran Reserva
  • Heineken
  • Tiger
  • Affligem
  • Desperados
  • Birra Moretti
  • Pelforth Blonde
  • Wieckse Witte
  • Brand Up
  • Hofbräu Kaltenhausen Gandolf IPA
  • H41 Wild Lager

THE SUB, el tirador de cervezas doméstico, y sus cervezas TORP – Loopulo

Las cervezas Torp tienen una garantía de dos meses desde su compra. Una vez abierto uno de estos Torp, las cervezas de estos barriles conservarán sus propiedades durante dos semanas, siempre que esté introducido en el tirador de cerveza.

Tanto el tirador de cervezas THE SUB como las cápsulas o barriles de cerveza Torp son un gran invento, eso es seguro, aunque no es de lo más económico. Uno de estos barriles Torp cuesta alrededor de unos 7€, y los tiradores THE SUB rondan desde los 60€ hasta casi 400€, dependiendo de la gama. En cualquier caso, la comodidad que ofrecen es innegable. Aunque, en Loopulo, nos encantaría poder beber una buena cerveza artesana con una de estas máquinas.