Lager Americana Ligera – según la BJCP

Lager Americana Ligera – según la BJCP

1A. Lager Americana Ligera

Impresión General

Altamente carbonatada y de cuerpo muy ligero, son lagers casi sin sabor diseñadas para ser consumidas extremadamente frías. Muy refrescantes y saciadoras de la sed.

 

Aroma

Bajo a ningún aroma a malta, aunque si está presente puede ser percibido como a grano, dulce o como a maíz. Aroma a lúpulo de ligero a ausente, si está presente, con un carácter especiado o floral. Aunque un carácter de fermentación limpio es deseable, un poco de carácter a levadura (particularmente una ligera frutosidad a manzana) no es una falta. Un ligero DMS no es una falta.

 

Apariencia

Color pajizo a amarillo pálido. Espuma blanca que no es muy persistente. Muy clara.

 

Sabor

Relativamente neutral en el paladar con un final seco y fresco, con un bajo a muy bajo sabor a grano, o como a maíz, que quizás se percibe como dulzor debido al bajo amargor. Sabor de lúpulo de bajo a nulo, que puede tener una cualidad floral, especiada y herbal (aunque raramente suficientemente fuerte para ser detectado). Bajo a muy bajo amargor de lúpulo. El balance puede variar desde ligeramente maltoso a ligeramente amargo, pero es relativamente equilibrado. El alto nivel de carbonatación puede acentuar la frescura de un final seco. Carácter limpio de fermentación lager.

 

Sensación en Boca

Cuerpo muy ligero (a veces aguado). Muy altamente carbonatada con un ligero picor carbónico en la lengua.

 

Comentarios

Diseñada para cautivar al más amplio rango de público posible. Los sabores fuertes son una falta.

 

Historia

Coors fabricó una Lager Ligera por pocos años en los 40’. Las versiones modernas fueron originalmente producidas por Rheingold en 1967 para llegar a consumidores que realizaban dieta, pero sólo se convirtió en una cerveza popular en 1973 después de que la cervecería Miller adquiriera la receta y la promoviera fuertemente entre los fanáticos del deporte con el slogan: “sabe muy bien, con menos calorías”. Las cervezas de este género se convirtieron en las más vendidas en USA en los años 90’.

 

Ingredientes Característicos

Cebada de dos o seis hileras, con un alto porcentaje (sobre el 40%) de arroz o maíz como adjuntos. Las enzimas adicionales permiten un cuerpo más ligero y menos carbohidratos.

 

Comparación de Estilos

Una versión de cuerpo más ligero, menos alcohol y calorías de una Lager Americana. Menos carácter a lúpulo y amargor que una Leichtbier.

 

Estadísticas Vitales

OG: 1.028 – 1.040

IBUs: 8 – 12 FG: 0.998 – 1.008

SRM: 2 – 3 ABV: 2.8 – 4.2%

 

Ejemplos Comerciales

Bud Light, Coors Light, Keystone Light, Michelob Light, Miller Lite, Old Milwaukee Light.

 

Etiquetas: intensidad-baja, color-pálido, fermentación-baja, lagered, américa-del-norte, estilo-tradicional, familia-lager-pálida, balanceada.


Este estilo pertenece a una edición de Gordon Strong, con Kristen England, cuya edición en español pertenece a Carlos Manosalva Uhart. El análisis de guías pasadas pertenece a: Don Blake, Agatha Feltus, Tom Fitzpatrick, Mark Linsner, Jamil Zainasheff. La contribución a los nuevos estilos incorporados en esta edición son de: Drew Beechum, Craig Belanger, Dibbs Harting, Antony Hayes, Ben Jankowski, Andew Korty, Larry Nadeau, William Shawn Scott, Ron Smith, Lachlan Strong, Peter Symons, Michael Tonsmeire, Mike Winnie, Tony Wheeler. La revisión final de este documento la ha realizado: Brian Eichhorn, Agatha Feltus, Dennis Mitchell, Michael Wilcox. La traducción al castellano está realizada por Carlos Manosalva, Natalia Urzúa, Claudio Miranda, Daniel Moscoso, Silvia De Tomás Ayllón, Marjorie Osorio, Valeria Mena, Adriana Sequeda, María José Duarte, Gonzalo González, Ignacio Gamonal, José Antonio Alcalde, Andrés González. Puede acceder al documento original aquí.
 

Aquí puedes aprender más sobre estos estilos de cerveza de la BJCP.


Fuente: Guía de Estilos de Cerveza BJCP 2015

 

¿Qué es la Guía de Estilos de Cervezas de la BJCP?

¿Qué es la Guía de Estilos de Cervezas de la BJCP?

El objetivo de la Guía de Estilos BJCP es proporcionar estructura y proceso para competiciones justas. Las pautas de estilo permiten que todos los cerveceros compitan en igualdad de condiciones. Para todos los que no conozcan qué es BJCP, podéis echar un vistazo a nuestro artículo Beer Judge Certification Program.

Siempre debes preparar lo que quieras. Así como leer un libro de recetas no lo obliga a elaborar sólo esas recetas, leer las guías de estilo no significa que tengas que cambiar tus hábitos de elaboración. Las pautas de estilo BJCP sirve para aprender sobre los muchos tipos de cerveza que hay en el mundo y qué los hace únicos. Es cierto que si no tienes ningún interés en aprender sobre el mundo de la cerveza o si nunca participas en competiciones, estas pautas de estilo seguramente no te sirvan de mucho. Pero, si las usas para obtener ideas cerveceras, te vendrá genial.




Sobre cada estilo se contemplan los siguientes aspectos: aroma, aspecto, sabor, sensación en boca, impresión general, comentarios, ingredientes, datos técnicos (densidades, IBU’s, color, graduación) y ejemplos comerciales.

Esta guía de estilos de la BJCP es utilizada por los jueces en los concursos cerveceros. Y, a nivel de homebrewer, es una herramienta imprescindible. Es lógico, ya que son datos a los que hay que ceñirse a la hora de elaborar una cerveza. Y si no eres un cervecero casero, sino que simplemente te gusta beber cerveza y probar estilos diferentes, también es muy útil para saber lo que estas bebiendo.

La revisión de 2015 de la BJCP

Se trata de la guía de estilos de la BJCP más importante desde la edición de 2008 hasta 2015. Los objetivos de esta  edición son dar una mejor directriz a los estilos de cerveza. Una guía de estilos para las cervezas que hoy se encuentran en los mercados locales de todo el mundo. Así se pretende mantener el ritmo de las nuevas tendencias del mercado de la cerveza artesanal. También, describir las cervezas históricas que han reaparecido. Describir de mejor forma las características sensoriales de los ingredientes de elaboración modernos. Aprovechar las nuevas investigaciones y referencias. Y, finalmente, ayudar a los organizadores de competencias a gestionar de mejor forma la complejidad de sus eventos.

Se han añadido muchos nuevos estilos de cerveza en esta revisión de la BJCP. Algunos estilos existentes se han dividido en varias categorías o simplemente han cambiado de nombre. La agrupación de estilos cerveceros en categorías tiene una nueva filosofía que agrupa estilos con características de juicio similares en lugar de una herencia común o nombre de familia.

No asumas que las mismas características primarias como color, intensidad, balance, sabor dominante, país de origen, se utilizaron para determinar cada agrupación de categorías. El razonamiento de la BJCP fue más variado y matizado. Se han hecho algunos cambios que permitirán ser más ágiles en la realización de futuras revisiones. Por último, Beer Judge Certification Program, han proporcionado algunas orientaciones adicionales. Sobre todo en el uso de las directrices para reducir el potencial de mal uso que hemos observado en ediciones pasadas.




Los estilos son malvados, según un cervecero bien conocido

Este tipo de comentarios a menudo proviene de personas que malinterpretan el propósito de las pautas de estilo de la cerveza. Las pautas son descriptivas, no proscriptivas. Es decir, describen cervezas similares producidas por cerveceros de clase mundial. Las directrices no están destinadas a decirles a los cerveceros cómo elaborar cerveza. A medida que los estilos evolucionan, también lo hacen las pautas (no al revés).

Un argumento común es que los estilos inhiben la creatividad del cervecero. Nada más lejos de la verdad. Muchos de los estilos en las guías de estilo BJCP son muy abiertos. Permiten una creatividad significativa. Puedes echar un vistazo a las categorías inglesas Mild y Old Ale para ver algunos ejemplos. Si un cervecero desea crear e ingresar una entrada totalmente única y creativa, existe la categoría de Cerveza Especializada para ese propósito.

Sin estilos de cerveza, las competiciones serían casi imposibles de realizar. Juzgar simplemente se convertiría en un evento hedonista, donde los jueces simplemente elegirían cervezas de acuerdo con sus preferencias. El resultado sería totalmente arbitrario. Dependería de los antecedentes y las preferencias de quienes juzgan sus cervezas. Y lógicamente, ésta no es una situación deseable.



El uso de la Guía de Estilos BJCP

Cuando crearon las versiones anteriores de la Guía de Estilos BJCP, no tenían ni idea de cuánto se generalizarían. Creían que estaban creando un conjunto estandarizado de descripciones de estilo. Algo que sólo se usaría en competiciones de cerveceros caseros. Pero, más tarde, se percataron de que estaban siendo ampliamente adoptados en todo el mundo para describir la cerveza en general. Muchos países con mercados emergentes de cerveza artesanales la utilizaban como manual para elaborar cerveza.

Los consumidores y los grupos comerciales comenzaron a utilizar los estilos para describir sus productos. Pero, desafortunadamente, muchos cambiaron su modo de pensar radicalmente. No entendían cuál era su intención original.  Utilizaron, finalmente, esta guía como una especie de Piedra Rosetta universal de la cerveza.

La guía de estilos de la BJCP puede haber sido mal utilizada en contextos más allá de la intención original. También hemos observado cómo ha sido mal utilizada en competiciones. Incluso, para otros fines relacionados al BJCP, tal como la preparación de exámenes y calificaciones. Algunas personas desarrollan sus propias interpretaciones erróneas de la Guía BJCP y luego, a menudo sin saberlo, instruyen a otros con un uso indebido.

Si quieres hacerte con esta guía, puedes descargarla aquí.

Beer Judge Certification Program, la asociación de la cerveza

Beer Judge Certification Program, la asociación de la cerveza

Beer Judge Certification Program es una asociación americana sin ánimo de lucro. Su propósito es alentar el conocimiento, la comprensión y la apreciación de los diversos estilos de cerveza, hidromiel y sidra del mundo. Para ello, intenta promover y reconocer las habilidades de degustación, evaluación y comunicación, así como desarrollar herramientas, métodos y procesos estandarizados para la evaluación estructurada, la clasificación y la retroalimentación de dichas bebidas.

También, Beer Judge Certification Program, certifica y clasifica a los jueces de cerveza. Se realiza a través de un proceso de examen y supervisión, concursos de sanción y proporcionando recursos educativos para los jueces actuales y futuros.



El nacimiento de Beer Judge Certification Program

El Beer Judge Certification Program se fundó en 1985. Desde entonces, ha realizado el examen Beer Judge a 11.193 personas en todo el mundo. A día de hoy, 7.117 son jueces activos en el BJCP, con 865 con el rango de Nacional o superior. Sus miembros ya han evaluado más de 1.392.434 cervezas y han participado como jurados en más de 8.353 competiciones.

 

La guía de estilos BJCP

Entre la multitud de actividades y cursos que organizan, está la Guía de Estilos Beer Judge Certification Program. Su objetivo es proporcionar estructura y proceso para que las competiciones sean lo más justas posibles. De este modo, permiten que todos los cerveceros compitan en igualdad de condiciones. Sobre cada estilo contempla los siguientes aspectos: aroma, aspecto, sabor, sensación en boca, impresión general, comentarios, ingredientes, datos técnicos (densidades, IBU’s, color, graduación) y ejemplos comerciales.

Sin estas pautas, las competiciones serían casi imposibles de realizar. Juzgar sería, simplemente, que los jueces elegirían cervezas de acuerdo con sus preferencias y gustos personales.



Inscripciones e información sobre Beer Judge Certification Program

Si te interesa pertenecer a esta asociación, debes aprobar el examen Beer Judge Certification Program. Puedes encontrar más detalles sobre todas estas cuestiones en el Centro de exámenes Beer Judge Certification Program.

Y si quieres ampliar la información, prácticamente cualquier pregunta tiene una respuesta en su sitio web, desde donde puedes ponerte en contacto con ellos a través de correo electrónico. También puede publicar preguntas o comentarios en los foros de Beer Judge Certification Program.

 


Si quieres ampliar tu conocimiento cervecero no dudes en visitar nuestra sección Conocer

Elaboración de cerveza paso a paso (todo grano)

Elaboración de cerveza paso a paso (todo grano)

A continuación vamos a explicar los procesos de elaboración de cerveza paso a paso. Aquí se aportarán todas instrucciones necesarias para hacer tu cerveza artesanal todo grano. Si bien ya publicamos la receta para hacer una IPA, una receta para elaborar una Red Ale, o la receta de Pumpkin Ale, ahora nos centraremos en los procesos de fabricación de la cerveza artesanal todo grano. Hay que especificar, antes de nada, que aquí se indicarán los procesos básicos para la elaboración de cerveza paso a paso todo grano, pero no se incluye la receta en sí. Para ver tipos de recetas para fabricar tu propia cerveza artesanal, puedes acceder a nuestra sección de recetas de cervezas caseras.

Muchos nos preguntamos cómo hacer una cerveza casera todo grano, pero quizás muchos de vosotros no sepáis aún qué significa todo grano. Pues bien, existen dos maneras de elaborar una cerveza artesanal, una de ellas es con botes de malta preparada, y la otra, hacerlo paso a paso. A esta última forma de elaboración de cerveza paso a paso se le denomina “todo grano“.

Hay que concretar que, aquí, el proceso de fabricación para hacer nuestra cerveza artesanal va a ser todo grano. Por ello, debes tener todos los ingredientes necesarios y cerciorarte de no tener un kit basado en botes de malta.

 


Instrucciones para hacer cerveza artesanal todo grano

Ingredientes necesarios para preparar una cerveza

Los ingredientes necesarios para preparar una cerveza de este tipo son: agua, malta, lúpulo, levadura y azúcar. La malta debería estar molida ya, antes de empezar el proceso de cocinado, claro. Si tenemos la posibilidad de molerla nosotros, mucho mejor. Pero hemos de tener en cuenta que no hay que hacerla polvo, sino molerla un poco para que se rompa. Su cáscara filtrará.

 

Utensilios para elaborar nuestra cerveza casera todo grano

También debemos asegurarnos de tener todos los utensilios que vamos a necesitar para nuestro cocinado. Necesitaremos una olla, un colador, un termómetro, botellas o barriles para añadir nuestra cerveza casera. Las botellas o barriles deben estar bien esterilizadas en el momento en que se va a pasar nuestro caldo a ellas. Las botellas si son oscuras y opacas, mejor, y deben estar preparadas para almacenar líquidos gasificados, ya que deberán soportar la presión.

Una vez tengamos todos los ingredientes necesarios para preparar una cerveza, pasemos al proceso de hacer una cerveza artesanal.

 


Elaboración de cerveza paso a paso (todo grano)

Macerado

Nuestro primer paso a la hora de elaborar nuestra cerveza artesana todo grano consiste en transformar el almidón de estos granos de malta en azúcares fermentables. Para ello, hemos de llenar nuestra olla con agua y, sin dejarla hervir, calentarla a unos 62º. Como máximo, a 72º centígrados. El agua que tenemos que usar puede ser embotellada, es decir, agua mineral. En caso de que queramos optar por agua del grifo, hemos de tener en cuenta que debe estar libre de cloro. Para conseguir esto la podremos hervir durante media hora. Una vez transcurrido este tiempo, debemos dejar la olla destapada para que el coloro se evapore.

Dependiendo de la receta, la maceración puede durar entre una hora y hora y media. Hay que remover constantemente la mezcla, cada diez minutos. Si eres nuevo en este mundo de la elaboración de la cerveza artesanal deberías optar por una receta basada en maceración simple. En caso de optar por la maceración escalonada, tendremos que conocer bien cómo elaborar cervezas, ya que se han de combinar distintas temperaturas para obtener diversos resultados.

Es muy importante mantener la temperatura mencionada, hay que procurar no bajar de los 62º. Si disminuye,  las enzimas que consumen el almidón serán menos activas. Y si sobrepasamos los 72º, estas enzimas acabarán muriendo. Si nos mantenemos entre 62º y 67º, conseguiremos unas cervezas ligeras. Esto se debe a que las beta-amilasas generan azúcares más fermentables. Pero, si pasamos de los 67º hasta los 74º, nuestras cervezas caseras poseerán más cuerpo y serán más dulzonas.

 


Filtrado

Con el filtrado desecharemos cualquier resto sólido del grano y reduciremos una parte de los azúcares de la malta. Debemos filtrar el empaste, es decir, la mezcla que hemos obtenido durante la maceración con las maltas, en una cuba de filtración. Hay que repetir el proceso al menos unas tres veces, hasta que el mosto vaya siendo más cristalino.

 

Aclarado

Es el momento de agregar el agua a 78º para obtener más litros y así aprovechamos también el azúcar que queda en los granos de la malta.

 

Cocción

Aquí es donde se añade el lúpulo, que será en encargado de aportar sabor, amargor y aroma. En este paso también se eliminarán sabores, sustancias y aromas no deseados. En la olla comenzamos a hervir, con cuidado de no dejar que se derrame. Una vez el mosto está a punto de ebullición, podríamos quitar parte de la capa de espuma, ya que estas proteínas podrían entorpecer la labor de la levadura.

Una vez vayamos a añadir los lúpulos, tendremos que seguir al pie de la letra la receta de la cerveza artesana por la que hayamos optado. Si pretendemos dar más amargor a nuestra cerveza casera, a una hora de terminar el hervido. Si lo que queremos es dar más sabor, podremos añadirlo a unos 15 ó 20 minutos de terminar. Para amplificar el aroma, podemos añadir el lúpulo de aroma justo al final del hervido, cuando ya esté el fuego apagado.

 

Whirpool

Este paso es opcional. Cuando hayamos terminado el proceso de cocción podemos remover el mosto. De este modo crearemos una especie de remolino haciendo que las partículas y las partes más sólidas del mosto queden en el centro de la olla. Así, conseguiremos extraer un mosto más limpio. En caso de querer enfriar el mosto a partir del serpentín, éste debería estar previamente esterilizado.

 

Enfriado

Existen diversos modos de enfriar nuestra cerveza casera. Con el serpentín, cuando aún está hirviendo el mosto, a 10 minutos de que finalice el proceso, consiguiendo así que se esterilice aún mejor. Ahora debemos tapar la olla para evitar que se contamine al enfriarse. Luego, hacemos circular agua fría por el serpentín hasta llegar a los 25º.

Con el método australiano, sin embargo, debemos pasar el mosto hirviendo al cubo fermentador. Hay que dejarlo al menos un día entero (o más) cerrado herméticamente hasta que se enfríe. Y otra opción sería sumergir el contenedor del mosto en agua fría para que se refrigere mediante el contacto.

 


Fermentación

En este paso entra en acción la levadura. Ésta será quien se ocupe de transformar el mosto en cerveza. Hemos de añadirla por encima del mosto. Tapamos el fermentador y ponemos el airlock.

A partir de las 12 primeras horas debería comenzar la fermentación, aunque puede darse el caso de que ocurra antes debido a que algunas cepas son más rápidas que otras. La fermentación durará entre una y dos semanas. Si estamos elaborando una cerveza ale, la temperatura de conservación debería ser de entre 18º y 22º. Si queremos elaborar una cerveza tipo lager, entre 7º y 13º. No obstante, asegúrate de que el fermentador se encuentra en un sitio que no tenga luz y sea fresco, donde se mantenga la misma temperatura.

Para saber con seguridad que nuestra cerveza casera ha fermentado correctamente podemos comprobarlo con el airlock, viendo si las burbujas han ido cesando. Pero la manera más infalible es comprobando la densidad, si ésta no varía en dos días, significará que hemos terminado de fermentar.

 

Envase y embotellado

Es hora de llenar nuestras botellas o barriles desde el cubo fermentador. Pero antes, hemos de realizar el priming. Esto consiste en dar alimento a la levadura para que genere CO2, añadiendo dextrosa o azúcar (unos 6 gramos por litro). Hay que disolverla en agua hirviendo que posteriormente se ha de añadir al cubo fermentador y removerlo. Unos 30 minutos más tarde, se podrá proceder al embarrilado o embotellado.

La maduración tras este embotellado durará alrededor de un mes, volviendo a conservarla en un lugar oscuro, a unos 15º ó 18º. Pero este tiempo de maduración puede variar dependiendo de la receta de cerveza artesana que estemos elaborando.

 

Esperamos que haya sido muy ilustrativo este artículo sobre Elaboración de cerveza paso a paso (todo grano), y recordaros que para hacer vuestra propia cerveza sólo tenéis que echar un vistazo en nuestra sección de recetas de cervezas caseras.

 

Os dejamos con un vídeo con otra elaboración de cerveza paso a paso (todo grano), para que podáis ver los procesos.

 

Fuente: Cerveza Artesana