Legado de Yuste fue la primera cerveza de abadía española. Una cerveza ligada a otro tiempos, a una época en la que reinaba Carlos I de España y V de Alemania.

 

Legado de Yuste, la cerveza de abadía extremeña de Carlos V – Loopulo

 

El Legado de Yuste y Carlos V

El rey Carlos I llegó de Flandes acompañado de la corte dispuesta en Gante durante su reinado como Carlos V de Alemania. Sus maestros cerveceros también le acompañaron al monasterio de Yuste, donde montó una cervecería en la que se elaboraba cerveza belga. Desde aquel momento, las cervezas belgas de Yuste harían frente a la gran competencia que suponían los vinos de la zona.

Se dice que fue Carlos V quien trajo consigo el hábito del consumo de cerveza, algo que no era habitual en la España de por aquel entonces. Estos maestros cerveceros fueron quienes introdujeron métodos de elaboración más profesionales. El médico personal del rey, Luis Lóbera, decía que:

 

«la cerveza, para ser buena, ha de estar compuesta de trigo, cebada, avena, lúpulos y agua buena. Ha de ser mucho cocida y bien purificada, clara y no turbia y ha de ser de días hecha”. 

 

El rey y su séquito se instalan en el Monasterio

Carlos I abdicó en el año 1555, siendo el Monasterio Jerónimo de Yuste, en Extremadura, el lugar elegido para su retiro. Un año más tarde ya tenía montada una cervecería, en la cual cocinarían los maestros cerveceros que le acompañaron desde Flandes. Entre los maestros cerveceros que vinieron con el rey se encontraba Enrique Van der Thehen quien se ocuparía de dirigir la fábrica de cerveza.

El rey sufría de gota, enfermedad que no le permitía moverse. Sus últimos días de vida los pasó en España, en el Monasterio de Yuste.

 

Legado de Yuste, la cerveza de abadía extremeña de Carlos V – Loopulo

 

¿Qué fue de la cerveza de abadía de Extremadura?

Legado de Yuste, como muchos recordaréis, era una gran cerveza, sin duda. Digo era porque, a pesar de haber sido resucitada por HEINEKEN España en 2002, la cerveza de Carlos V ya no está en el mercado. No suelo exponer mis opiniones en mis artículos, pero que una cerveza acabe desapareciendo, me parece una pena, sea cual sea y de quien sea.

Julio Martínez-Mejías se inspiró en la documentación que se conservaba en el monasterio sobre la cerveza que hacía el maestro cervecero alemán que tenía allí Carlos V, para hacer la receta. Esta receta centenaria fue adaptada a nuestros tiempos, ya que no agradaría a los paladares de los consumidores actuales.

Cervezas como ésta son las que hoy tienen un mayor sentido. Los consumidores de cervezas de la España de hoy son conocedores de una mayor gama de cervezas, de un gran número de marcas y estilos de cerveza. Hoy, muchos de los bares frecuentamos ofrecen diferentes tipos de cerveza, te pueden ofrecer una IPA o una Stout, una ale artesana o una lager industrial, una cerveza española, una jienense o una de California, y todo ello sin salir de ese bar.

Pero bueno, volviendo al tema, Legado de Yuste era una cerveza de abadía con 6,5% ABV. Se caracterizaba por un marcado aroma acaramelado y tostado, del que resulta una cerveza con cuerpo, de espuma cremosa, muy aromática y con la justa suavidad y amargor. Para elaborar esta cerveza se utilizaron maltas extremeñas.

La receta fue adaptada gracias a la documentación que los monjes han conservado, desde que Carlos V la trajese de Flandes, y Heineken España. Gracias a la alianza entre Fundación Cruzcampo y Fundación Academia Europea de Yuste se lanzó esta cerveza de abadía extremeña. La cerveza se presentó, en 2002, en el Monasterio de Yuste en honor a los creadores de aquella cerveza de abadía española.

Título
Legado de Yuste, la cerveza de abadía extremeña de Carlos V – Loopulo
Nombre del artículo
Legado de Yuste, la cerveza de abadía extremeña de Carlos V – Loopulo
Descripción
Legado de Yuste es una cerveza de abadía extremeña, resucitada por Heineken España, gracias a los documentos conservados por los monjes del monasterio.
Autor
Publica
Loopulo
Logo