A continuación vamos a explicar los procesos de elaboración de cerveza paso a paso. Aquí se aportarán todas instrucciones necesarias para hacer tu cerveza artesanal todo grano. Si bien ya publicamos la receta para hacer una IPA, una receta para elaborar una Red Ale, o la receta de Pumpkin Ale, ahora nos centraremos en los procesos de fabricación de la cerveza artesanal todo grano. Hay que especificar, antes de nada, que aquí se indicarán los procesos básicos para la elaboración de cerveza paso a paso todo grano, pero no se incluye la receta en sí. Para ver tipos de recetas para fabricar tu propia cerveza artesanal, puedes acceder a nuestra sección de recetas de cervezas caseras.

Muchos nos preguntamos cómo hacer una cerveza casera todo grano, pero quizás muchos de vosotros no sepáis aún qué significa todo grano. Pues bien, existen dos maneras de elaborar una cerveza artesanal, una de ellas es con botes de malta preparada, y la otra, hacerlo paso a paso. A esta última forma de elaboración de cerveza paso a paso se le denomina “todo grano“.

Hay que concretar que, aquí, el proceso de fabricación para hacer nuestra cerveza artesanal va a ser todo grano. Por ello, debes tener todos los ingredientes necesarios y cerciorarte de no tener un kit basado en botes de malta.

 


Instrucciones para hacer cerveza artesanal todo grano

Ingredientes necesarios para preparar una cerveza

Los ingredientes necesarios para preparar una cerveza de este tipo son: agua, malta, lúpulo, levadura y azúcar. La malta debería estar molida ya, antes de empezar el proceso de cocinado, claro. Si tenemos la posibilidad de molerla nosotros, mucho mejor. Pero hemos de tener en cuenta que no hay que hacerla polvo, sino molerla un poco para que se rompa. Su cáscara filtrará.

 

Utensilios para elaborar nuestra cerveza casera todo grano

También debemos asegurarnos de tener todos los utensilios que vamos a necesitar para nuestro cocinado. Necesitaremos una olla, un colador, un termómetro, botellas o barriles para añadir nuestra cerveza casera. Las botellas o barriles deben estar bien esterilizadas en el momento en que se va a pasar nuestro caldo a ellas. Las botellas si son oscuras y opacas, mejor, y deben estar preparadas para almacenar líquidos gasificados, ya que deberán soportar la presión.

Una vez tengamos todos los ingredientes necesarios para preparar una cerveza, pasemos al proceso de hacer una cerveza artesanal.

 


Elaboración de cerveza paso a paso (todo grano)

Macerado

Nuestro primer paso a la hora de elaborar nuestra cerveza artesana todo grano consiste en transformar el almidón de estos granos de malta en azúcares fermentables. Para ello, hemos de llenar nuestra olla con agua y, sin dejarla hervir, calentarla a unos 62º. Como máximo, a 72º centígrados. El agua que tenemos que usar puede ser embotellada, es decir, agua mineral. En caso de que queramos optar por agua del grifo, hemos de tener en cuenta que debe estar libre de cloro. Para conseguir esto la podremos hervir durante media hora. Una vez transcurrido este tiempo, debemos dejar la olla destapada para que el coloro se evapore.

Dependiendo de la receta, la maceración puede durar entre una hora y hora y media. Hay que remover constantemente la mezcla, cada diez minutos. Si eres nuevo en este mundo de la elaboración de la cerveza artesanal deberías optar por una receta basada en maceración simple. En caso de optar por la maceración escalonada, tendremos que conocer bien cómo elaborar cervezas, ya que se han de combinar distintas temperaturas para obtener diversos resultados.

Es muy importante mantener la temperatura mencionada, hay que procurar no bajar de los 62º. Si disminuye,  las enzimas que consumen el almidón serán menos activas. Y si sobrepasamos los 72º, estas enzimas acabarán muriendo. Si nos mantenemos entre 62º y 67º, conseguiremos unas cervezas ligeras. Esto se debe a que las beta-amilasas generan azúcares más fermentables. Pero, si pasamos de los 67º hasta los 74º, nuestras cervezas caseras poseerán más cuerpo y serán más dulzonas.

 


Filtrado

Con el filtrado desecharemos cualquier resto sólido del grano y reduciremos una parte de los azúcares de la malta. Debemos filtrar el empaste, es decir, la mezcla que hemos obtenido durante la maceración con las maltas, en una cuba de filtración. Hay que repetir el proceso al menos unas tres veces, hasta que el mosto vaya siendo más cristalino.

 

Aclarado

Es el momento de agregar el agua a 78º para obtener más litros y así aprovechamos también el azúcar que queda en los granos de la malta.

 

Cocción

Aquí es donde se añade el lúpulo, que será en encargado de aportar sabor, amargor y aroma. En este paso también se eliminarán sabores, sustancias y aromas no deseados. En la olla comenzamos a hervir, con cuidado de no dejar que se derrame. Una vez el mosto está a punto de ebullición, podríamos quitar parte de la capa de espuma, ya que estas proteínas podrían entorpecer la labor de la levadura.

Una vez vayamos a añadir los lúpulos, tendremos que seguir al pie de la letra la receta de la cerveza artesana por la que hayamos optado. Si pretendemos dar más amargor a nuestra cerveza casera, a una hora de terminar el hervido. Si lo que queremos es dar más sabor, podremos añadirlo a unos 15 ó 20 minutos de terminar. Para amplificar el aroma, podemos añadir el lúpulo de aroma justo al final del hervido, cuando ya esté el fuego apagado.

 

Whirpool

Este paso es opcional. Cuando hayamos terminado el proceso de cocción podemos remover el mosto. De este modo crearemos una especie de remolino haciendo que las partículas y las partes más sólidas del mosto queden en el centro de la olla. Así, conseguiremos extraer un mosto más limpio. En caso de querer enfriar el mosto a partir del serpentín, éste debería estar previamente esterilizado.

 

Enfriado

Existen diversos modos de enfriar nuestra cerveza casera. Con el serpentín, cuando aún está hirviendo el mosto, a 10 minutos de que finalice el proceso, consiguiendo así que se esterilice aún mejor. Ahora debemos tapar la olla para evitar que se contamine al enfriarse. Luego, hacemos circular agua fría por el serpentín hasta llegar a los 25º.

Con el método australiano, sin embargo, debemos pasar el mosto hirviendo al cubo fermentador. Hay que dejarlo al menos un día entero (o más) cerrado herméticamente hasta que se enfríe. Y otra opción sería sumergir el contenedor del mosto en agua fría para que se refrigere mediante el contacto.

 


Fermentación

En este paso entra en acción la levadura. Ésta será quien se ocupe de transformar el mosto en cerveza. Hemos de añadirla por encima del mosto. Tapamos el fermentador y ponemos el airlock.

A partir de las 12 primeras horas debería comenzar la fermentación, aunque puede darse el caso de que ocurra antes debido a que algunas cepas son más rápidas que otras. La fermentación durará entre una y dos semanas. Si estamos elaborando una cerveza ale, la temperatura de conservación debería ser de entre 18º y 22º. Si queremos elaborar una cerveza tipo lager, entre 7º y 13º. No obstante, asegúrate de que el fermentador se encuentra en un sitio que no tenga luz y sea fresco, donde se mantenga la misma temperatura.

Para saber con seguridad que nuestra cerveza casera ha fermentado correctamente podemos comprobarlo con el airlock, viendo si las burbujas han ido cesando. Pero la manera más infalible es comprobando la densidad, si ésta no varía en dos días, significará que hemos terminado de fermentar.

 

Envase y embotellado

Es hora de llenar nuestras botellas o barriles desde el cubo fermentador. Pero antes, hemos de realizar el priming. Esto consiste en dar alimento a la levadura para que genere CO2, añadiendo dextrosa o azúcar (unos 6 gramos por litro). Hay que disolverla en agua hirviendo que posteriormente se ha de añadir al cubo fermentador y removerlo. Unos 30 minutos más tarde, se podrá proceder al embarrilado o embotellado.

La maduración tras este embotellado durará alrededor de un mes, volviendo a conservarla en un lugar oscuro, a unos 15º ó 18º. Pero este tiempo de maduración puede variar dependiendo de la receta de cerveza artesana que estemos elaborando.

 

Esperamos que haya sido muy ilustrativo este artículo sobre Elaboración de cerveza paso a paso (todo grano), y recordaros que para hacer vuestra propia cerveza sólo tenéis que echar un vistazo en nuestra sección de recetas de cervezas caseras.

 

Os dejamos con un vídeo con otra elaboración de cerveza paso a paso (todo grano), para que podáis ver los procesos.

 

Fuente: Cerveza Artesana