«En Mahou San Miguel sabemos que la Felicidad es algo muy serio, que se entrena y que afecta favorablemente a nuestra salud y la calidad de vida»

«En Mahou San Miguel sabemos que la Felicidad es algo muy serio, que se entrena y que afecta favorablemente a nuestra salud y la calidad de vida»

«Trabajamos con un Modelo de Felicidad basado en la biología, superando la idea que tradicionalmente se maneja en el mundo del trabajo, de la Felicidad como algo divertido, pero superficial, frívolo o incluso utópico»

«Para mí el verdadero éxito son las peticiones de los compañeros para trasladar el Programa a sus familias. Cuando queremos compartir algo con las personas que más nos importan es porque nos gusta y lo valoramos realmente»

 

 

Entrevista a la Dra. Paloma Fuentes, Gerente de Felicidad en Mahou San Miguel – Loopulo

Entrevista a la Dra. Paloma Fuentes, gerente de Felicidad en Mahou San Miguel

Hace unos años la cervecera Mahou San Miguel puso en marcha su Área de Felicidad, una división estratégica que promueve iniciativas que incentiven el bienestar emocional de sus profesionales.

Al frente de ella está la Dra. Paloma Fuentes, experta en la materia y directora de Suma Felicidad, la primera Consulta Médica en Europa dedicada a alcanzar, potenciar y reforzar la Salud y el Bienestar de las personas a través de la felicidad.

 

Founders Brewing Company ya pertenece a Mahou San Miguel – Loopulo

¿En qué consiste su trabajo como gerente de Felicidad en Mahou San Miguel?

Dra. Paloma Fuentes: En cuidar la salud de las personas que trabajamos en Mahou San Miguel (MSM). Un cuidado que se realiza de una manera singular, potenciando e incrementando nuestra Calidad Mental. La Calidad Mental es un concepto nuevo en el mundo de la Salud, en el que hasta ahora no habíamos profundizado habitualmente y que, sin embargo, multitud de estudios científicos demuestran cada día que es una fuente imprescindible para mantener y promocionar todos los mecanismos biológicos que promueven positivamente nuestra salud somática y nuestra salud psicoemocional.

He definido nuestro marco conceptual de Felicidad Organizacional, el Modelo de trabajo para su desarrollo y las herramientas para medirlo y para implantarlo de forma que llegue a todas las personas de Mahou San Miguel.

En resumen, un reto maravilloso en cada una de esas etapas.

 

¿Cómo surge este proyecto?

Dra. Paloma Fuentes: Surge de la experiencia y de la reflexión. De la experiencia porque hace muchos años que en MSM empezamos a trabajar de forma intensiva e innovadora en la Salud y en el Bienestar de las personas, mediante acciones en diferentes ámbitos (ejercicio físico, nutrición, chequeos médicos avanzados, …), muchas de ellas pioneras en España. De hecho, fuimos una de las cinco primeras empresas españolas en ser acreditadas por AENOR con el distintivo de empresa saludable. Y aquí es donde surgió la reflexión. Una reflexión necesaria para reforzar los resultados de nuestro trabajo. La reflexión sobre cuál es el elemento imprescindible que actúa como enzima transformadora para que todas esas acciones lleguen a ser realmente eficientes en cuanto a lograr cambios duraderos y consolidados que refuercen resultados mejores en la salud, el bienestar y la calidad de vida de todos. Ese elemento imprescindible sobre el que asienta el éxito de cualquier medida de promoción de la Salud es la conducta, y como la conducta de las personas es consecuencia directa de nuestros pensamientos y nuestras emociones, los dos elementos esenciales de nuestra mente, nos propusimos trabajar para conseguir que la mente fuera un factor de éxito.   

Entendimos que era necesario trabajar en una nueva dirección, la de sensibilizar, mostrar y acompañar a las personas en el camino de conocerse mejor a sí mismos, a través de conocer los mecanismos mentales que  favorecen las conductas que generan salud.

Y con la salud la creatividad, las buenas decisiones, la eficacia, la eficiencia, y , en general, nuestros mejores recursos para afrontar el día a día, dentro y fuera del trabajo.

 

Entrevista a la Dra. Paloma Fuentes, Gerente de Felicidad en Mahou San Miguel – Loopulo

 

¿Cómo influye la felicidad de los trabajadores en el desarrollo de una organización?

Dra. Paloma Fuentes: La Felicidad es un estado mental que se genera a través de la producción de sustancias químicas denominadas neurotransmisores. Cada uno de esos neurotransmisores genera un efecto maravilloso y con personalidad propia: la serotonina, tranquilidad; la dopamina, entusiasmo y placer; la oxitocina, empatía y vinculo. Y así hasta más de 60 que se llevan contabilizados. 

Estos neurotransmisores podemos producirlos voluntariamente entrenando nuestra mente desde el conocimiento y la consciencia de los efectos que deseamos conseguir. Esa es, precisamente, la clave de todo este Proyecto, la posibilidad de entrenar la producción de neurotransmisores de Felicidad Biológica, gracias a la neuroplasticidad cerebral. El resultado de este entrenamiento es el de una Organización que cuenta con personas que se conocen mejor a sí mismas, que dedican tiempo cada día a su desarrollo personal, que establecen mejores relaciones humanas, que se integran mejor en los equipos, más colaborativas. En general, el resultado es el de una Organización con personas más motivadas, más proactivas en todas sus facetas, personales y profesionales.

 

¿Cuáles son los principales logros que ha alcanzado el proyecto hasta el momento?

Dra. Paloma Fuentes: Creo que son dos. El primero,  el de haber puesto foco sobre una nueva forma de entender la Salud,  más amplia incluso que la que estableció la Organización Mundial de la Salud, cuando en 1946 la definió como un estado de completo Bienestar Físico , Mental y Social, y cómo ese estado de Salud constituye nuestro mayor talento para recorrer nuestro camino por la vida.

El segundo logro es que nosotros trabajamos con un Modelo de Felicidad basado en la biología, la Felicidad basada en evidencias científicas, y eso nos está permitiendo “normalizar” el concepto de Felicidad, superando la idea que tradicionalmente se maneja en el mundo del trabajo, de la Felicidad como algo divertido, pero superficial, frívolo o incluso utópico.

Ahora las personas que trabajamos en MSM sabemos que la Felicidad es algo muy serio, que se entrena a voluntad, y que afecta favorablemente a nuestra salud y la calidad de nuestra vida. Con las acciones que estamos llevando a cabo, cada vez más personas saben que son los únicos responsables de su salud y de su felicidad, y que el trabajo supone una fantástica oportunidad para realizar ese entrenamiento que nos va a facilitar desarrollarnos como seres humanos.

 

 

¿Qué acogida están teniendo estas iniciativas por parte de la plantilla?

Dra. Paloma Fuentes: Magnífica. Cada vez contamos con un nivel de participación más alta en las actividades que vamos programando, cada vez la gente participa además de forma más activa aportando algunas iniciativas en la línea de nuestro trabajo, y cada vez recibo comentarios más positivos sobre el interés que despiertan nuestras actividades. Pero tengo que confesar que lo que más me emociona son las peticiones que estoy recibiendo de muchos compañeros para trasladar nuestro Programa también a sus familias. Ese es el verdadero éxito. Creo que todos estamos de acuerdo en que cuando queremos compartir algo con las personas que más nos importan es porque nos gusta y lo valoramos realmente.

 

¿Cómo medís los resultados del Programa de Felicidad?

Dra. Paloma Fuentes: El Modelo de Felicidad que hemos creado se denomina HAPPYNET, Redes de Felicidad, porque a nivel individual nuestro cerebro funciona en redes neuronales,  y como seres humanos estamos todos vinculados en redes sociales diversas. Como te he dicho, entendemos la Felicidad como un estado mental concreto que favorece el buen funcionamiento de la homeostasis (el equilibrio y la armonía) de nuestro organismo. Ese estado mental tiene cuatro características fundamentales: la Consciencia, la Coherencia, la Flexibilidad y la Salud, entendida en este caso como el buen funcionamiento orgánico de nuestro cerebro.

Entrenar la Felicidad implica potenciar competencias mentales que favorecen esas cuatro características del cerebro y la mente. En concreto, en nuestro Modelo hemos establecido y definido 20 competencias mentales, cada una de las cuales impulsa el incremento de nuestro nivel de Consciencia, Coherencia, Flexibilidad o Salud. Eso es lo que medimos. Medimos la Felicidad a través de medir esas 20 competencias, y lo hacemos mediante la aplicación de un Cuestionario, denominado CHEF, Cuestionario de Habilidades Específicas de Felicidad, que hemos desarrollado a través de un algoritmo creado por la Consultora Jakobson&Azulay. Se trata de un algoritmo validado por la Universidad Autónoma de Madrid y por la Universidad Politécnica de Valencia. El cuestionario nos permite obtener una foto individual de esas 20 competencias mentales, conocer en qué somos buenos, buenísimos o regulares, y a partir de esa información, iniciar un Plan de Acción Personal para ejercitar las competencias menos desarrolladas. Ese Plan de Acción viene recogido en un precioso Manual  de Entrenamiento de cada una de las 20 competencias, sencillo, divertido y práctico, que se entrega junto a los resultados del CHEF.

El análisis de resultados individuales del CHEF nos da acceso a conocer la situación de la Organización en esas 20 competencias mentales básicas. Realizar de forma periódica el CHEF nos permitirá conocer la eficacia de las acciones implementadas, y la evolución general de la Felicidad en la Organización.

 

Entrevista a la Dra. Paloma Fuentes, Gerente de Felicidad en Mahou San Miguel – Loopulo

 

¿Qué retos se plantean para el futuro?

Dra. Paloma Fuentes: Lo prioritario es continuar trabajando en la sensibilización y divulgación de que la Felicidad depende solo de nosotros, de que es el fruto de un estado mental que se entrena a voluntad y se construye cada día adquiriendo conciencia de lo que pensamos, lo que decimos, de cómo lo decimos, del tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos y a los demás,… y de que nuestra vida laboral tiene mucha relación con ese entrenamiento, lo facilita y lo promueve. Por tanto, el reto es acompañar a las personas en una transformación de nuestra percepción del trabajo, desde la actual en que lo que predomina es la idea del trabajo como una obligación, casi como una carga, a una nueva visión en la que el trabajo supone también una oportunidad valiosísima para nuestro desarrollo personal integral,  para crecer en salud a través de la Felicidad. Aprovechar también nuestro tiempo de trabajo para invertirlo en este crecimiento personal, siempre desde el conocimiento y la consciencia, es la decisión más innovadora, avanzada y retadora que podemos tomar.

 

Una cerveza al día mejora el corazón y aumenta la felicidad

Una cerveza al día mejora el corazón y aumenta la felicidad

El secreto está en su composición y en la moderación de su consumo. Está incluida en la dieta mediterránea.


 

Una cerveza al día mejora el corazón y aumenta la felicidad – Loopulo

 

Una cerveza al día mejora el corazón por dentro y por fuera

La cerveza es una bebida milenaria que siempre ha estado vinculada a fines terapéuticos. Desde la civilización sumeria, hace 6.000 años, que consumía cerveza para evitar enfermedades infecciosas hasta los egipcios que la convirtieron en bebida nacional o Hipócrates, padre de la medicina, que señaló: “la cerveza es un calmante suave que apaga la sed, facilita la dicción, fortalece el corazón y las encías”.

Sus beneficios han estado respaldados por científicos, investigadores, médicos y numerosos estudios que, con el requisito de la moderación, siempre han defendido que la cerveza es buena para la salud.

Una cerveza al día, según el informe anual de Beer And Health del 2015, publicado por el Instituto Holandés de la Cerveza y patrocinado por la unión The Brewers of Europe, es la cantidad que se recomienda para sacar lo mejor de esta fórmula especial que aporta nutrientes, vitaminas y felicidad.

 

Cervezas de baja fermentación, ¿cómo surgieron las Lagers? – Loopulo

 

¿Qué es la cerveza?

Agua

La cerveza en un 95% agua y sales minerales que pueden resultar muy beneficiosas para la salud. Una de ellas es el sulfato, que además de dar amargor a la bebida, aporta propiedades hidratantes. También los cloruros.

Otra de las sales es el sodio, similar al que contiene el agua potable, que regula la presión arterial y el volumen sanguíneo, y puede tener efectos diuréticos.

La cerveza también tiene calcio, que es la sal que aporta el color y la turbiedad, y ayuda a mejorar los huesos.

Cebada

La cerveza es tan buena como la calidad de la cebada que se escoja para su elaboración y no todas sirven. La cebada debe ser apta para ser malteada y para eso tiene que cumplir con una serie de requisitos como que el grano sea grueso, uniforme, de forma redondeada, de color amarillo claro y no estar afectado por infecciones de microorganismos. Además, la cascarilla o glumilla tiene que ser fina y rizada, según el informe publicado por el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS).

Eso desde el punto de vista físico, pero también importa el bioquímico. En este sentido, el grano deber absorber bien el agua para producir la mayor cantidad de malta, añaden las fuentes.

La malta es el punto de partida para elaborar una buena cerveza y sus aportaciones a la salud son muy numerosas. Por ejemplo, favorece la producción de glóbulos rojos y contiene sustancias antioxidantes, que también se pueden encontrar en la fruta y la verdura, que reducen el envejecimiento del organismo y protegen de enfermedades cardiovasculares.

Además, ayuda al fortalecimiento óseo y aporta fibra.

 

LA SALVE elaborará sus cervezas con lúpulos Hopsteiner – Loopulo

 

El lúpulo, sabor amargo que relaja

Un buen aroma y sabor son importantes para que una cerveza guste y, además, en el caso del lúpulo ayuda a tranquilizar los nervios.

Esta planta es la culpable del amargor que tanto engancha a los consumidores de cerveza y contiene compuestos que ejercen una función sedante y ayudan a relajarse.

Según un estudio realizado por la Universidad de Illinois, el extracto de lúpulo podría ayudar a prevenir el cáncer de mama.

 

 

Dieta mediterránea

La cerveza aparece en uno de los escalones de la Pirámide de la Dieta Mediterránea, reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en noviembre de 2010, que incluye en el texto las bebidas fermentadas.

Su aporte calórico es de 45 kcal/100ml de media y si se consume con moderación, lejos de engordar, aporta nutrientes y vitaminas.

Según el informe del Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), la cerveza contiene más de 2.000 componentes, entre ellos vitaminas del Grupo B (especialmente ácido fólico), fibra y minerales (silicio, potasio, magnesio y poco sodio).

 

Una cerveza al día mejora el corazón y aumenta la felicidad – Loopulo

 

Consumo moderado

El secreto está en la cantidad. Tras diversos estudios, los investigadores diferencian por género el consumo de esta bebida. A las mujeres se les recomienda una cerveza al día y a los hombres, dos.

Con estos parámetros, los fieles al lúpulo disminuyen el riesgo cardiovascular (por sus sustancias antioxidantes), mejoran el sistema inmune e incluso podrían prevenir el desarrollo de la enfermedad de alzhéimer.

Un estudio, dirigido por la catedrática de Toxicología de la Universidad de Alcalá de Henares, María José González, ha señalado que el consumo moderado de cerveza, gracias al silicio, ayuda a evitar los efectos neurodegenerativos que el aluminio causa en el cerebro y termina desarrollando esta patología.

 

Una cerveza al día mejora el corazón y aumenta la felicidad – Loopulo

 

Más felices

El sabor de la cerveza impulsa la liberación de dopamina en el cerebro, uno de los cuatro químicos naturales (endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina) que se encarga de la motivación y el placer.

Según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, en Bloomington (Estados Unidos), la cerveza aumenta los niveles de dopamina más que cualquier bebida isotónica y las personas que toman esta bebida, de forma moderada, pueden llegar a ser más felices.

Además, la cerveza siempre ha estado vinculada a los tiempos de ocio y mejora la sociabilidad. Quienes quedan a tomarse una cerveza suelen hacerlo para charlar, divertirse y relajarse, después de la jornada laboral.

Una cerveza al día es la receta perfecta para llevar una dieta equilibrada, reducir los riesgos de determinadas enfermedades y sentirse mejor, por dentro y por fuera.