Weissbier o cervezas de trigo, mucho más que un aperitivo

por | Estilos de Cerveza, Extra

Esta variedad destaca por su sabor afrutado y aromático, con notas a banana y clavo, e incluso matices florales o de pomelo, como es el caso de la Arriaca TRIGO, que la hacen perfecta para cualquier momento del día

 

Weissbier, las populares cervezas de trigo

Puede que sea su sabor, tendente al pan recién horneado o a la banana, su bajo amargor o ese punto fresco y agradable. Sea como fuere, el caso es que las cervezas Weissbier, conocidas popularmente como ‘de trigo’, suelen convertirse en las preferidas de quienes se adentran en el mundo cervecero, y en un placer recurrente para los ya iniciados.

El origen de esta variedad es complicado de establecer, ya que el uso del trigo como ingrediente de fermentación comenzó en los propios inicios de la agricultura.

En Baviera, una zona clave en el desarrollo de este estilo, las evidencias señalan su uso ya en el año 800 a.c, aunque el auge de su popularidad comenzó de manera más notable a partir del siglo XVI en esta misma región.

 

El estilo prohibido

Durante muchos años la ciudad de Múnich se convirtió en el epicentro de la producción. Sin embargo en 1516, con la emisión de la Reinheitsgebot o Ley de Pureza por parte de Guillermo IV, en la región de Baviera quedó prohibido el uso de trigo en la elaboración de cerveza, de cara a proteger el precio del pan y a garantizar la seguridad alimentaria.

 

Las Weissbier o cervezas de trigo, mucho más que un aperitivo - Loopulo

 

En cualquier caso, el primer permiso para la elaboración de Weissbier tras la Reinheitsgebot fue otorgado a la familia noble Degenberg en 1548. Posteriormente, la elaboración de este tipo de cerveza y sus concesiones fueron un importante negocio para los Wittelsbach (casa a la que pertenecía Guillermo IV y que controló Baviera hasta 1777), que llegarían a recaudar hasta un 30% de los ingresos estatales a través del consumo de cerveza de trigo, según diversas fuentes consultadas.

Los nuevos métodos de fabricación de cerveza que se desarrollaron en la segunda mitad del siglo XIX provocaron que la cerveza de trigo entrara en decadencia y apenas quedaron fábricas que la elaboraran. En este escenario fue fundamental la labor de Georg Schneider y su hijo, maestros cerveceros que apostaron por mantener la producción de Weissbier y contribuyeron a su resurgir, que tomó fuerza a partir de los años 60.

 

Características

De manera general, las dos variedades más importantes de cerveza de trigo son la Weissbier -también llamada Weizenbier- oriunda de Alemania y la Witbier belga. Estas últimas suelen ser más ácidas y refrescantes, se usa una parte de trigo sin maltear y se añaden ingredientes como cáscara de naranja o cilantro.

Por su parte las Weissbier son cervezas de estilo ale o de alta fermentación que se elaboran con una alta cantidad de maltas de trigo.

Realmente su composición no tiene por qué ser 100% malta de trigo, pero sí tienen una cantidad de este cereal de entre un 50% y un 70%, siendo lo habitual para el resto la malta de cebada.

La Guía BJCP define este estilo como una “cerveza blanca” (la traducción literal de su nombre) de trigo, alemana, pálida y refrescante, con una alta carbonatación y un final seco. Según la guía, la sensación en boca es cremosa, con notas a banana y característico olor a clavo por la levadura utilizada.

Asimismo, dentro de las alemanas existen diferentes variedades: la Berliner Weisse, baja en alcohol y con un toque agrio que invita a incorporarle frutas; la Hefeweizen, con la levadura sin filtrar; la Dunkelweizen, mucho más oscura y tostada; y la Kristallweizen, cuyo filtrado le confiere un tono claro.

 

Las Weissbier o cervezas de trigo, mucho más que un aperitivo - Loopulo

 

Arriaca TRIGO

En el mercado existen numerosas propuestas de Weissbier y, lejos de lo que se pudiera pensar, una de las más interesantes está hecha dentro de nuestras fronteras, la Arriaca TRIGO, ganadora de la medalla de oro en el Barcelona Beer Challenge 2016.

Esta cerveza de fermentación alta, destaca por ser ligera, afrutada y muy refrescante. Además del plátano y el clavo propios de su estilo, la propuesta de la cervecera arriacense incorpora aromáticamente notas florales y cítricas, en especial a pomelo.

Una vez en boca su carbonatación media ofrece una sensación ligeramente picante que balancea a la perfección con su cuerpo medio, delicado y poco amargo, lo que ayuda a incorporar los matices afrutados.

Gracias a su final, ligeramente seco, es perfecta para degustarla y saciar la sed, ideal como aperitivo o vermut. Asimismo, como explican desde Arriaca, en mesa marida a la perfección con mariscos y quesos de carácter medio o suave, así como y semicurados.

Subscríbete a Loopulo!

Bébete toda la actualidad del sector cervecero, con mucho Loopulo.

Gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!