En las Botas Rosas de Lorena Bazán Gonzalez

por | Extra, Pink Boots Society

La primera vez que me imaginé con las Botas Rosas puestas fue el día que Anna Hereu me contó de la existencia de PBS. De algún modo, me puse en sus botas y también en las de todas las demás. ¿Qué camino llevaban esas mujeres americanas de las que me hablaba? ¿Por qué se habían colocado ellas ese calzado? De repente, quise saber más.

 

La curiosidad es mi perdición. Y la valentía, una rendición. Así que, en cuanto descubrí que la cosa iba de construir una red de mujeres, me decidí a prestar horas de voluntariado. No me importó nada dormir menos para poder hacer una de las cosas que mejor se me da: buscar relaciones entre personas que pueden sumar. Sucedió allá por 2016. Ahí nació el grupo impulsor de PBS Spain.

“Ponerte en los zapatos” de alguien supone descalzarte para meter tus pies en unos zapatos que, a priori, no son de tu talla. Que tienen otra forma y están acostumbrados a otro caminar. 

Esto tiene que ver con la empatía: una habilidad que me parece infalible  a nivel social y que resulta imprescindible cuando se trata de respetar. Cuando te identificas con otro ser, puedes ver la vida a través de sus ojos. ¡Y viceversa, claro está!

Mis experiencias personales me han llevado a posicionarme políticamente. A querer intervenir de manera activa para construir una sociedad feminista. Por eso tengo mi proyecto cervecero. FdL Beer Project es un vehículo de transmisión de ideas cerveceras y activismo social. Pero ten clara una cosa: esto es lo que sucede “en mis botas” y no tiene por qué suceder lo mismo en las botas de mis compañeras.

Cada una tiene su vida, sus objetivos, sus preferencias. También tenemos diferentes conocimientos, habilidades y experiencia en áreas muy diversas de un mismo mundo laboral. 

 

En las Botas Rosas de Lorena Bazán Gonzalez – Loopulo

 

 

Cada una de nosotras decide en qué dirección caminar. ¡Por eso esta columna te interesa!  

Si me estás leyendo aquí, entiendo que la cerveza te mueve. Pues créeme si te digo que es muy enriquecedor registrar en tu mente mujeres referentes en el mundo de la cerveza profesional. Para conocer nombres del pasado tendrás que tirar de bibliografía. Pero si quieres saber acerca del presente y orientarte de cara al futuro, este sin duda es tu lugar.

Por aquí irán apareciendo señoras con mucho camino andado, otras que empiezan a caminar. Que lo mismo pueden calzarse las botas rosas para trabajar, que usar: chanclas, zapatillas, sandalias de tacón o ir descalzas si se tercia. Lo que nunca cambia en nuestro colectivo es el amor por la cerveza y la lucha por la igualdad.

El foco siempre está puesto en visibilizar el ámbito profesional que nos une. Lo nutrimos a base de tiempo, opiniones, experiencias y sabidurías. Todo muy heterogéneo. 

La parte más empoderadora es la de que tiene que ver con la educación. Es una herramienta fundamental para alcanzar la igualdad de género y romper, de una vez por todas, con los techos de cristal. Estudiar sobre un tema que te apasiona, poner en práctica lo que has aprendido, desarrollar habilidades que te conviertan en una profesional. Así llegas a un lugar desde el que tienes libertad y claridad para tomar decisiones orientadas a tu propio beneficio. Con ello, llegar a la independencia económica y sentirte libre a nivel vital.

Ser parte de PBS supone tener a mi alcance una poderosa red de mujeres que me inspiran, me enseñan. Que me hacen reflexionar. Que siempre responden a una llamada para regalarme algo de espacio, físico o mental, dentro de su apretada vida. 

¿Sabes una cosa curiosa? No importa si a quien llamo “le caigo” bien o mal. Porque la sororidad se activa de inmediato y lo que cuenta entonces es apoyar.

Imagina que alguien te aborda sin esperarlo. Que te pide que le muestres un camino. Que te responden con complicidad, de forma didáctica y cooperativa. ¡Eso engancha! Después de seis años de recorrido te lo puedo asegurar. 

 

En las Botas Rosas de Lorena Bazán Gonzalez – Loopulo

 

Desde mis botas:

  • Vivo con ilusión por las opciones de alianzas que tengo repartidas por todo el planeta. 
  • Tomo conciencia de la diversidad.
  • Siento que construyo un mundo más justo para las generaciones que vendrán.
  • Presumo de la enorme “monstrua” profesional que conjugamos entre todas.
  • Trabajo duro para merecer una de esas extraordinarias becas a las que puedo optar.
  • Abrazo la idea de inspirar a otras mujeres a venir a este mundo laboral.

 

Hubo un día en que me apunté a ciegas a un colectivo que perseguía la idea de la igualdad. 

Yo no sabía que al comprar mis botas rosas estaba poniéndome los zapatos más cómodos que podía gastar. Ni que estos zapatos de goma llevan incorporados una especie de GPS. Lo activo cada vez que me pierdo, que no encuentro el mapa, que se me presentan bifurcaciones en el camino o que veo que se avecina un cambio de dirección drástico que me obligará a virar.

Bueno, también lo uso para encontrarme con mis hermanas en momentos ociosos. Vernos, sonreírnos, abrazarnos, llenar los vasos de pinta, charlar y gozar.

Sin mis comadres, mi vida sería de peor calidad.

Subscríbete a Loopulo!

Bébete toda la actualidad del sector cervecero, con mucho Loopulo.

Gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!