Mi activismo feminista se unió al cervecero gracias a Pink Boots Society

por | Opinión

Disfruto encontrándome personas que me comentan que NO beben cerveza porque no les gusta. En situaciones así, y especialmente si se trata de una MUJER, siento una necesidad irrefrenable de acompañarles poniendo en práctica lo que yo llamo “el cuestionario básico para encontrar tu estilo cervecero”, incentivándoles a experimentar. Pidiendo permiso antes ¡por supuesto! 

Siempre he sido persona de preguntarme cosas, de buscar respuestas y cuestionarlas si lo creo necesario. Todas estas sensaciones se manifestaron a la vez el día que me topé por primera vez con una cerveza “especial” allá por el 2009. Mi cerebro conectó. Aquella MUJER “disfrutona” de la buena comida y bebida, había descubierto un nuevo camino por explorar. De repente destiné el 100% de mi tiempo ocioso a la cerveza. Concretamente sentí un entusiasmo especial por descubrir estilos y probar maridajes. Me gusta decir que las cervezas tienen apellidos (familias de fermentación) y nombres propios (estilos) que se te suenan diferente según la parte del mundo en que te presenten la cerveza en cuestión; y éstos además, que tienen amigos (maridajes) con los que se llevan mejor que otros. 

 

Mi activismo feminista se unió al cervecero gracias a Pink Boots Society - Loopulo

 

Me encantan los matices sensoriales, el ceremonial que envuelve al servicio, las costumbres enlazadas a cada región cervecera… Nunca me canso de aprender sobre esto. 

El año 2013, empecé en el camino de “compartir”. De contar lo aprendido y dedicar todo mi tiempo a profundizar en la materia. Por suerte mi compañero de vida se apuntó a la movida. Unimos nuestros conocimientos en administración de empresa a nuestra pasión cervecera para dar vida al mítico Flor de Llúpol: un negocio que sería nuestro sustento familiar, especializado en ofrecer cervezas ordenadas por estilos y en el que sucedían experiencias semanales: conciertos, exposiciones, recitales, catas, fiestas, maridajes,… ¡Siempre cerveza viva en mano! Siempre también con máximo respeto y atención a los detalles. Todo eso sucedió en un rincón de Sant Andreu Palomar (Barcelona). Aquel espacio de promoción de cultura cervecera dio vida a una generación de humanos mayores de edad que aprendían sobre cerveza, que se llevaban “puesto” al salir de aquel lugar el saber imprescindible que les permitía pasear por ferias y otros locales de cerveza, con otra perspectiva y con capacidad de elegir. Vibro cuando escucho que alguien pide una cerveza usando palabras concretas para describir que le apetece en ese momento y lugar. Especialmente me enternece si esa persona ha crecido (cerveceramente hablando) en mi comunidad. Para mí eso es triunfar. 

En ese contexto de mis inicios como profesional cervecera, durante el Barcelona Beer Festival del 2014, cuando por primera vez me hablaron acerca de Pink Boots Society. Una compañera, Anna Hereu (que ahora es miembro de honor de PBS España) acababa de volver de USA y me contó que había conocido una comunidad de mujeres profesionales cerveceras que se inspiraban entre ellas para avanzar en el camino de la paridad. Por supuesto le pedí que contara conmigo para ponerlo en marcha. Unos años más tarde me citaron en La Fira de Poble Nou para explicar mi trayectoria, acompañada de otras mujeres que también se apuntaban a dar forma al que sería en Spanish Chapter de PBS. Un grupo que ha sido el causante de que esta organización norteamericana esté oficializando la internacionalización de su mensaje y su objetivo como asociación. Ahora, 4 años después de aquella primera reunión de mujeres en Barcelona, somos unas 50 socias en España.

Mi activismo feminista se unió al cervecero gracias a Pink Boots Society - Loopulo

El equipo de trabajo de los inicios se organizó para tomar dar forma jurídica oficialmente a la asociación en nuestro país (sin que hubiera precedentes al respecto fuera de USA) y que, por ejemplo, ha traducido y adaptado la normativa que la regula y también, se ocupó de traducir la guía de participación del Collaboration Brew Day al español. Un manual que ahora se usa en toda la comunidad hispanoparlante. Y es que el CBD es el evento más sonado de la organización y existe un mapa (que os enlazo aquí mismo) que visibiliza perfectamente esta expansión sorora de este colectivo sin ánimo de lucro que cada año, entorno al 8M, se organiza para ir a fábricas de sponsors a hacer una cerveza colaborativa. El objetivo: trasladar el mensaje de la inclusión hasta las personas consumidoras, mediante tiendas, bares o tap-rooms que apoyan la idea de conseguir un panorama cervecero con más MUJERES, en lo profesional y en lo ocioso también.

Volviendo a mi camino cervecero, os cuento que después de 5 años co-dirgiendo Flor de Llúpol, el equipo de Beer Events llamó a mi puerta ofreciéndome ser la directora de la IV edición del Barcelona Beer Challenge. Una oportunidad que acepté como reto, y que supuso una vivencia titánica. Tanto que al finalizar necesité parar unos meses. Desde ahí retomé a mi proyecto personal. FdL Beer Project sigue con la promoción de cultura cervecera, pero ahora de forma itinerante, llevando la cerveza donde sea necesaria. Quiero complementar con mis criterios y experiencia, momentos en que empresas y/o particulares que lo puedan necesitar. Evidentemente, y de forma principal, suelo elegir mi cerveza para trabajar: Pirouette es una receta propia (diseñada por mi compañero Juanjo Figueroa) que está inspirada en una Belgian Triple. La cultura de la cerveza de Bélgica tiene mucho que aportarnos y esta receta, suele satisfacer incluso a las personas que no suelen beber cerveza.

 

Mi activismo feminista se unió al cervecero gracias a Pink Boots Society - Loopulo

 

Pero lo más importante, en mi opinión, es destacar que en las propuestas de FdL tienen cabida otras marcas de cerveza que aporten valor a la sociedad de consumo, y muy especialmente las cervezas feministas. No considero que la formula sea tener un catálogo propio de cervezas con mucha variedad y novedades que se adapten a la moda. Creo firmemente en la cooperación. Si observamos el panorama actual, vemos que ya existen cervezas muy interesantes. Mi trabajo se orienta a elegir con quién viajo. Me encantan las marcas que construyen un mundo más sostenible, justo e igualitario. También tiendo a acoger con mucho aprecio las necesidades de ciertos colectivos de consumo. Pienso, por ejemplo en cervezas sin gluten o sin alcohol. Y es en esta trayectoria en la que me encuentro y la que he necesitado crear las “catas con perspectiva feminista”. Con esta línea de trabajo busco poner ante los sentidos de las consumidoras propuestas ya existentes, que enlazan con esos valores que comentaba antes con cervezas de calidad y con la historia del producto. Esta línea de trabajo me está dando muchas satisfacciones porque siento que siembro semillas que bien regadas brotaran en forma de paridad. Además, estoy “fermentando” lentamente y con mucho cariño, un proyecto que enlaza con esta idea, que ya tiene nombre y que espero anunciaros en las próximas semanas. 

Mi propósito es sumarme a esa cadena de momentos cerveceros que se están viviendo en nuestro país para que en unas cuantas décadas exista un legado sobre el que inspirarse, y que idealmente habremos construido entre todes. 

Por ahora, mi intención es seguir dando herramientas para que quienes elijan beber cerveza puedan ser críticas, que elijan en base a lo que sus sentidos les demanden. Al final, tenemos la suerte de trabajar con un producto que une a la sociedad aportándonos felicidad. Hagamos que eso construya nuestra sociedad. Yo estoy en ello. Quiero ser imán de nuevos paladares. Deseo seducir a muchas personas que se animen a conocer la cerveza sin fijarse en estereotipos caducos. La cerveza fue, es y será de las mujeres. ¡Ahora vamos juntes a disfrutar de ella en su máximo esplendor! 

ÚLTIMOS POST

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Subscríbete a Loopulo!

Bébete toda la actualidad del sector cervecero, con mucho Loopulo.

Gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!