Los datos del mercado de cerveza y los informes de 2017 ofrecen una serie de conclusiones muy interesantes sobre el estado de la industria cervecera, que mucho tienen que ver con los millennials.

 

Los millennials y la caída del reinado de Budweiser

Una conclusión que llama mucha atención esta semana es la de que Budweiser, por primera vez, se ha descolgado de las tres cervezas más vendidas de Estado Unidos. Budweiser ahora se ubica en cuarta posición, precedido por Bud Light como la más vendida, Coors Light que se apropia de la plata y Miller Lite con bronce en el tercer puesto.

Con estos datos en la mano, la pregunta salta irremediablemente: ¿por qué ha sido destronado el rey de las cervezas? Desde la década de 1970 hasta 2001, Bud ocupó el primer puesto. Luego fue número 2, cediendo el trono a su propio príncipe, Bud Light. En 2011, cayó al número 3. Pero ahora, va ya por el cuarto puesto… y ni siquiera hay una medalla para eso.

 

Los millennials mataron al rey de las cervezas – Loopulo

 

¿Se acabó la era Bud?

Algunos culpan a los millennials, diciendo que este grupo de edad simplemente no está interesado en Bud classic. Otros culpan al vino y al auge de las bebidas espirituosas, que últimamente están ganando mucho impulso. Otros señalan la falta de relevancia de Budweiser en un mercado de cerveza polarizado por lager light y cerveza artesanal. Cualquiera que sea el caso, nos aventuramos a suponer que Bud seguirá cayendo, siendo la cabeza visible de una tendencia mundial.

Las ventas de cerveza en Alemania cerró 2017 como el peor año de su historia, mientras que obtuvo record de fábricas en el mismo periodo. Los malos resultados registrados se debieron tanto a la reducción de la facturación en el mercado doméstico como a la caída de ventas en el extranjero.

En Alemania existen 1.388 cervecerías actualmente, 107 más que hace diez años, y hay más de 5.500 marcas de cerveza en el mercado, de acuerdo con datos de la Federación Alemana de Cerveceros (DBB).

 

¿Los cierres de cerveceras artesanas se están convirtiendo en la norma?

La cerveza artesanal puede haber ganado puntos porcentuales en lo que respecta a las ventas y al volumen el año pasado, pero los segmentos de la industria continúan sufriendo a medida que la cerveza local pequeña se extiende como la pólvora. No obstante, las malas noticias surgen en ambas direcciones.

Pabst Brewing Company despidió a alrededor del 18% de su plantilla. Green Flash eliminó alrededor del 15% de sus trabajadores, retirándose a la vez de 32 estados. Mendocino Brewing Co. de California y Olde Saratoga Brewing Co. de Nueva York cerraron. Chelsea Brewing Co. cerró su ubicación en el Bronx después de una historia de décadas en Nueva York. Incluso Boston Beer, la cervecera artesanal más vendida del país tuvo muy malos resultados en sus ventas de 2017.

Aunque esto es algo alarmante, en realidad no es nada nuevo. Si sigues la industria de la cerveza, o participas en ella como bebedor de cerveza, sabes que los fabricantes locales pequeños están de moda. El nuevo objetivo para los cerveceros no es aumentar la producción y expandir la distribución hasta que sus cervezas estén recolectando polvo en los estantes en todos los hipermercados. El enfoque se ha desplazado a servir a sus comunidades locales, lo que coloca a los cerveceros artesanales más grandes de la primera ola en una posición precaria. Paradójicamente, continúan creciendo a la vez que pierden relevancia en una industria en auge con una gran competencia y minúsculos períodos de atención del consumidor.

¿Está estallando la burbuja? Para algunas cervecerías, está llegando ese punto de tensión. Sin embargo, el arte de la espuma todavía tendrá mucha espuma.

 

Los millennials mataron al rey de las cervezas – Loopulo

 

A pesar de los millennials, se está haciendo la mejor cerveza de la historia

“La cerveza es una de las historias inequívocamente felices en la economía de EE. UU.” Así lo afirmó David Thompson, quien señaló los muchos aspectos positivos de la economía actual de la cerveza artesanal en los Estados Unidos.

La cerveza artesanal se enfrenta a mil desafíos, sí, pero en general, como dice su titular de forma optimista:

“La cerveza artesanal es la historia económica más extraña y más feliz de Estados Unidos”.

He aquí el porqué: frente al duopolio de la cerveza que es Anheuser-Busch y MillerCoors, las cervecerías pequeñas e independientes están floreciendo. Él señala que entre 2008 y 2016, el número de fábricas de cerveza se ha multiplicado por seis, y su fuerza de trabajo ha crecido un 120%.

Entre 2007 y 2016, los envíos de los grandes como Anheuser-Busch, MillerCoors, Heineken, Pabst y Diageo, que posee Guinness, cayeron un 14%.

Actualmente estamos pagando más por la cerveza, pero bebiendo menos. Los precios promedio de la cerveza han crecido casi un 50%, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. Menos cerveza, mejor calidad. Una cerveza artesana se realiza en pequeñas tiradas, normalmente de entre 500 a 1.000 litros. Suelen estar muy mimadas y trabajadas de manera más creativa, con productos de elevada calidad.

 

Un sector en auge

En España, el 98% del consumo de toda la cerveza es Lager industrial y pertenece a las seis marcas que existen en el país. Las otras 700 marcas españolas ofrecen el resto de estilos que podemos encontrar. Por este motivo, el sector reclama una regulación concreta de la cerveza artesanal al tener características muy distintas respecto a las marcas industriales, algo que ya se ha conseguido gracias al nuevo Real Decreto.

El boom a nivel mundial empezó hace ya varios años, en Inglaterra existen más de 3.000 marcas artesanas y en Estados Unidos representa el 10% del consumo total. El negocio de la cerveza artesana en España, en el que participan actualmente 511 empresas, facturó 47 millones de euros en 2017. El auge viene desde la crisis en 2008, que fue un detonante como salida de autoempleo y emprendimiento. Desde entonces se han creado cerca de 40 microcervecerías anualmente. Aunque parece que se ha registrado cierto estancamiento a nivel nacional.

 

Los millennials mataron al rey de las cervezas – Loopulo

 

El futuro es de los millennials

En resumidas cuentas, los tiempos están cambiando, a los millennials ya no les interesa lo tradicional. Quieren bebidas más ligeras, cervezas lights, cervezas artesanas, y no cualquier craft, quieren cervezas locales, de baja producción, cervezas con purpurina… Se buscan nuevos estilos de cervezas y es que, aunque no sean realmente nuevos, hasta ahora no conocíamos más que las cervezas lager industriales. Los millennials quieren algo nuevo y todo apunta a que las cervezas con cannabis, tipo Two Roots, van a estar entre sus prioridades.


Fuente: Vinepair

Summary
¿Los millennials mataron al rey de las cervezas? – Loopulo
Article Name
¿Los millennials mataron al rey de las cervezas? – Loopulo
Description
¿Han derrocado los millennials al "rey de la cerveza"? El eterno reinado de Budweiser ya es historia. Los tiempos cambian, incluso para las craft beers.
Author
Publisher Name
Loopulo
Publisher Logo