Diversos estudios apuntan que la composición rica en fibra soluble, polifenólicos, minerales y la baja graduación alcohólica de la cerveza, podrían tener un efecto positivo en los procesos que desencadenan la diabetes

A pesar de los beneficios, es necesario tener un control médico para evitar posibles alteraciones con la ingesta de medicamentos específicos, y siempre consumirla con moderación sin superar la cantidad diaria recomendada

 

A la hora de plantear la cuestión de cómo afecta la cerveza a las personas con diabetes es importante partir de una premisa básica: el alcohol no es saludable. Esto no quiere decir que sea nocivo, ni mucho menos. Todo depende de la cantidad de consumo. Pero no es algo que, por sí mismo, sea beneficioso para nuestra salud.

DIABETES, el consumo moderado de cerveza podría prevenirla – Loopulo

Cerveza y diabetes

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones, como con el colesterol o incluso en lo referente a dar positivo en un control de alcoholemia. La cerveza con alcohol, consumida con moderación y acompañada de otras cuestiones como la dieta y el ejercicio, puede formar parte de los hábitos de vida saludable de una persona. Sin embargo, siempre sin enmascarar la realidad y olvidar que el alcohol no es un producto que podamos considerar positivo para nuestra salud.

No obstante, en lo referente a la diabetes, existen estudios que demuestran que el consumo moderado de cerveza puede ayudar a prevenir esta patología y mejorar la salud de quienes la padecen.

La diabetes es una enfermedad crónica por la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre. Su origen se encuentra en la baja producción de insulina, la hormona producida por el páncreas para controlar el azúcar en la sangre, la resistencia a la insulina o incluso por ambas cuestiones.

 

Tipos de diabetes

Existen dos tipos principales de diabetes, la tipo 1 y la tipo 2.

La diabetes tipo 1 es menos común. Se puede presentar en cualquier momento, pero se diagnostica frecuentemente en edades más tempranas y tiene como consecuencia que el cuerpo no produce o produce poca insulina, por lo que son necesarias inyecciones diarias de insulina.

Por su parte la diabetes tipo 2, más común, se da casi siempre en edad adulta y produce en el paciente una resistencia a la insulina que provoca que no se emplee con la eficacia que debería, lo que tiene que ser compensado con dieta o pastillas.

 

Los estudios que avalan el consumo de la cerveza frente a la diabetes

Frente a esto, hay estudios que demuestran que la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica de la cerveza, podrían tener un efecto positivo en los procesos que desencadenan la diabetes.

Esta es una de las conclusiones obtenidas de la revisión bibliográfica ‘Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus’ llevada a cabo por Franz Martín Bermudo, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y representante de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Según la investigación, la prevención es la opción más eficaz para tratar esta enfermedad. Y en esta prevención tiene un papel fundamental la alimentación. Se ha comprobado que los nutrientes pueden producir modificaciones de la microbiota, que alteran la inmunidad intestinal y contribuyen al desarrollo de la Diabetes Mellitus tipo 1 en personas con una susceptibilidad genética para esta enfermedad. Como apunta el estudio, entre estos nutrientes, se encuentran los polifenoles.

De este modo, al ser la cerveza rica en este tipo de nutrientes, la publicación afirma que «podrían introducir una modificación de la flora intestinal y que este cambio generara una microbiota con un balance que contribuyera a la mejora de la inmunidad intestinal». Así, un consumo moderado de cerveza podría proteger frente al desarrollo de Diabetes Mellitus 1 en personas con predisposición a tener esta enfermedad.

De igual modo, en lo referente a la Diabetes Mellitus 2, una dieta rica en fibra y el consumo de polifenoles reducen el riesgo de su padecimiento. Estos elementos, sumados al magnesio presente en la cerveza, pueden ser beneficiosos con un consumo moderado.

 

Una dieta antioxidante

Además hay otros estudios que señalan que, consumir alimentos con propiedades antioxidantes como la cerveza, fortalece el estrés oxidativo y ello repercute de manera positiva en la aparición tardía, desarrollo y progreso de los efectos de la diabetes. Eso sí, siempre con moderación y sin superar la cantidad diaria recomendada. Es decir, entre dos y tres cañas al día en hombre, y una o dos cañas al día en mujeres.

A pesar de esto, es importante controlar, con la ayuda del médico o especialista, que el alcohol no interfiere con los medicamentos o complica alguna de sus condiciones médicas.

También es necesario tener en cuenta que el alcohol tarda aproximadamente una hora o una hora y media su proceso de absorción en el hígado. Por ello, durante ese tiempo, puede existir riesgo de que baje el azúcar en sangre. Para evitar eso es fundamental no beber nunca alcohol con el estómago vacío.

Además los pacientes deben llevar un buen control de la dieta. También deben ejercitarse físicamente para mantenerse en condiciones óptimas de salud.

Summary
DIABETES, el consumo moderado de cerveza podría prevenirla – Loopulo
Article Name
DIABETES, el consumo moderado de cerveza podría prevenirla – Loopulo
Description
¿Cómo afecta la cerveza a las personas con diabetes? ¿El consumo moderado de cerveza podría prevenir la diabetes y mejorar la salud de quienes la pedecen?
Author
Publisher Name
Loopulo
Publisher Logo