Los beneficios de la levadura de cerveza. Además de malta, lúpulo y agua, la cerveza contiene una levadura propia. Este hongo unicelular proporciona una importante cantidad de proteínas y vitaminas del grupo B, por lo que resulta beneficiosa para la salud física y emocional.

 

La levadura de cerveza, un aliado de nuestra salud

La levadura de cerveza se emplea en la fabricación de productos como el pan o el vino. Además, se presenta también en formato de suplementos dietéticos, aunque en este caso se seca a altas temperaturas para que no haya posibilidad de fermentación. De este modo, se consigue un compuesto rico en proteínas, vitaminas y minerales.

Además de su consumo general, la levadura de cerveza es muy adecuada para esas personas convalecientes, para niños que tengan algún déficit vitamínico, para deportistas, cuando se cae el cabello, si las uñas son más frágiles y quebradizas, cuando existe falta energía generalizada, en enfermedades de la piel y en situaciones de anemia o estrés.

Debido a su aporte energético, se recomienda tomar levadura de cerveza por las mañanas, durante el desayuno, especialmente en jornadas de gran actividad.

Entre los beneficios nutritivos de la levadura de cerveza destaca, como hemos dicho, su contenido en vitaminas del grupo B. Además aporta una gran cantidad de proteína de origen vegetal. Asimismo, contiene minerales fundamentales para el organismo como el magnesio, el selenio y el zinc.

Además no contiene alcohol, lactosa, gluten ni conservantes, por lo que está indicado para la mayoría de las personas.

Los BENEFICIOS DE LA LEVADURA de cerveza – Loopulo

Beneficios del consumo de levadura de cerveza

El principal aliciente de la levadura de cerveza es su potencial para prevenir déficits nutricionales gracias a su aporte en nutrientes esenciales. No en vano, un estudio publicado en Trends in Food Science & Technology apunta que este complemento resulta de gran ayuda para lograr una alimentación de mayor calidad en cualquier tipo de dieta.

Algunos de los beneficios para nuestra salud que aporta la levadura de cerveza son:

  • Combate la anemia ferropénica
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Acelera la cicatrización
  • Favorece el funcionamiento del sistema nervioso
  • Fortalece el cabello y las uñas
  • Ayuda a reducir las molestias del síndrome premenstrual
  • Mejora el estado de la piel
  • Cuida de la flora intestinal
  • Contribuye a la regulación de los niveles de azúcar en sangre
  • Mejora las digestiones y reduce el estreñimiento
  • Ayuda a combatir el insomnio
  • Favorece el aumento de masa muscular
  • Reduce el cansancio y la fatiga
  • Regula los niveles de colesterol, reduciendo el LDL o colesterol “malo”

 

Contraindicaciones de la levadura de cerveza

En términos generales, la levadura de cerveza no produce efectos secundarios destacables en personas sanas. No obstante, como cualquier alimento, su consumo puede generar algunas reacciones negativas en determinada población.

Tras un uso prolongado, algunas personas han presentado inflamaciones, urticaria o reacciones en la piel. También se han dado casos de alteraciones en la flora intestinal como diarrea o flatulencias.

Además este producto no está recomendado para personas con diabetes debido a su contenido en cromo,  puede alterar las funciones de medicamentos como la insulina.

Tampoco se aconseja su consumo en personas que padecen de gota o artritis. La levadura de cerveza contiene altos niveles de purina, que al ser procesada para la generación de energía se transforma en ácido úrico.

Otros pacientes para los que no está recomendado su consumo son los que sufren enfermedad de Crohn, colon irritable, colitis ulcerosa u otros trastornos intestinales.

 

El eterno dilema: ¿La levadura de cerveza engorda?

Tal y como hemos apuntado anteriormente, la levadura de cerveza tiene una gran cantidad de proteínas. Ello contribuye a aumentar la masa muscular cuando se realizan entrenamientos. Pero no hay que confundir engordar, es decir, ganar peso, con aumentar la masa muscular.

No obstante, como cualquier alimento, si se consume en exceso y sin llevar a cabo hábitos de vida saludables y actividad física, este exceso de proteínas puede provocar un aumento de peso.

¿Cómo tomar la levadura de cerveza?

Habitualmente la levadura de cerveza puede encontrarse en herbolarios, tiendas especializadas o en supermercados comunes en tres formatos: copos o escamas, polvo o cápsulas y comprimidos.

Aunque la mayoría de los portales y sitios web recomiendan su consumo espolvoreados en ensaladas, tortillas o tazones de cereales, lo cierto es que su sabor es bastante particular y no agradable para todo el mundo.

Es por ello que se aconseja ingerir junto con alimentos ricos en azúcar, que puedan ocultar su sabor amargo.

Nuestra recomendación es probarla antes de lanzarse a mezclarlo en las comidas, y en caso de que no sea del agrado del paladar, optar por las cápsulas con agua junto al desayuno.

En lo referente a la cantidad diaria recomendada, lo ideal es consultar con nuestro médico antes de lanzarnos a su consumo para estar seguros de que se trata de un suplemento indicado en nuestro caso.

En términos generales, se aconseja tomar 2 o 3 cucharadas diarias, es decir, en torno a 10 o 15 gramos al día, que en el caso de los comprimidos suele corresponder a dos cápsulas al día aproximadamente.

Título
Los BENEFICIOS DE LA LEVADURA de cerveza – Loopulo
Nombre del artículo
Los BENEFICIOS DE LA LEVADURA de cerveza – Loopulo
Descripción
Además de malta, lúpulo y agua, la cerveza contiene una levadura propia. Este hongo unicelular proporciona una importante cantidad de proteínas y vitaminas del grupo B, por lo que resulta beneficiosa para la salud física y emocional.
Autor
Publica
Loopulo
Logo