En este artículo vamos a explicar cómo hacer pan de chocolate y cerveza negra. Se trata de una receta de lo más curiosa, pan de chocolate y cerveza negra obra de Bake Street. No dudes en echar un vistazo a sus talleres online.

 

Pan de chocolate y cerveza negra

Si realizas esta receta de pan de chocolate y cerveza negra, comprobarás que su aroma es increíble y su sabor suave. Con toques de canela, cerveza, chocolate y avellanas. De miga tierna y suave. Una mezcla muy potente que hará explotar tus sentidos con este pan de chocolate y cerveza negra. Pero, vayamos al grano y veamos cómo hacer un pan tan peculiar como éste.

 

Ingredientes para hacer nuestro pan de chocolate y cerveza negra

Para la masa madre:

  • 135g de masa madre con harina de fuerza. 

 

Para el resto de la masa:

  • 433g de harina de fuerza.
  • 75g de centeno T-80 (semi-integral).
  • 25g de harina de trigo ecológica integral. 
  • 128g de cerveza negra. Si es artesana, mejor. 
  • 40g de cacao en polvo sin azúcar. 
  • 349g de agua. 
  • 11,5g de sal. 
  • 115g de chocolate negro 70%. 
  • 58g de avellanas tostadas.
  • 5g de canela

 

Cómo hacer pan de chocolate y cerveza negra 

Empezamos ha elaborar nuestro pan de chocolate y cerveza negra con la masa madre, que ha de estar muy bien hidratada de harina de fuerza.

Cogemos un bol donde mezclar la harina de fuerza con el centeno y la harina de trigo integral. Para mezclar estos ingredientes, lo mejor será utilizar una espátula de silicona.

Añadimos el agua y la cerveza negra y volvemos a mezclar. Cuando obtengamos una mezcla realmente homogénea le colocamos un paño de algodón y la dejamos reposar durante media hora.

Una vez transcurridos esos 30 minutos, agregamos la masa madre mezclándola bien. Es momento de añadir y mezclar el cacao en polvo y la canela.

 

Amasando nuestro pan de chocolate y cerveza negra

Hora de amasar. Utiliza una superficie limpia, sin harina. Conforme vamos amasando, añadimos, poco a poco, lo que nos queda de agua. Deberemos conseguir una masa muy hidratada.

Tras amasar durante unos 5 minutos, volvemos a tapar, y lo dejamos reposar otros 5 minutos, más o menos.

Ponemos la sal por la superficie de nuestra masa y volvemos a amasar. La masa para nuestro pan de chocolate y cerveza negra irá cogiendo cuerpo. Al tratarse de una masa tan hidratada puede ser costoso trabajar con ella, pero con la combinación de amasados y reposos cada vez será más sencillo.

Nos daremos cuenta que nuestra masa está lista cuando coja cuerpo, quede lisa y tenga un aspecto suave. Una vez comprobemos que realmente está en su punto, partimos el chocolate. Sacaremos tres trozos de una onza. Molemos un poco las avellanas. Los incorporamos al resto de la masa, en unas cuatro veces, realizando plegados por cada una.

Cuando hayamos añadido todos los ingredientes, prepararemos un gran bol engrasándolo con aceite donde colocaremos la masa y la volvemos a tapar, esta vez con film transparente.

 

Fermentación del pan

Llegó el momento de la fermentación. Debemos hacerla durante tres horas, haciendo dos plegados, uno cada 50 minutos. Transcurrido este tiempo, se debe volver a reposar durante al menos una hora. Ahora debería haber crecido un tercio su volumen.

Ahora, vamos a espolvorear con harina de centeno el banneton con cuidado de que nuestra masa tan hidratada no se le adhiera.

Haremos una bola con cuidado de no desgasificar demasiado. Dejamos reposar la masa tapada, unos 15 minutos.  Formamos un batard que meteremos en el banneton tapándolo con nuestro paño de algodón, y dejamos levar alrededor de un par de horas.

 

Horneando nuestro pan de chocolate y cerveza negra

Vamos a precalentar el horno a 250º, por arriba y por abajo, unos 45 minutos. Antes de meter el pan, cinco minutos antes, ponemos agua caliente.

Pasamos la masa que tenemos dentro del banneton a una tabla con papel de horno. Cortamos la masa sin que estos cortes sean profundos. Ahora sí, introducimos la bandeja lo más bajo posible dentro del horno. Añadimos el agua caliente sobre la bandeja.

Tras cinco minutos a 250º, pulverizamos el interior del horno con agua y lo dejamos diez minutos más. Abrimos de nuevo la puerta del horno para evacuar algo de vapor y volvemos a cerrar. Bajamos a 230º, diez minutos más tarde, pasamos a 190º. Terminamos de hornear tras unos 20 ó 25 minutos más. Este cocinado debe llevarnos alrededor de una hora. Apagamos el horno y dejamos nuestro pan de chocolate y cerveza negra unos minutos más, con la puerta ligeramente abierta. Finalmente, ya sólo nos queda dejarlo fuera a que se enfríe, en una rejilla, antes de partirlo.

 

Puedes ver un vídeo de introducción al pan casero, justo aquí abajo. Y en nuestra sección de Recetas con cerveza.


Fuente: Bake Street