El glifosato es el pesticida de amplio espectro más utilizado actualmente en la agricultura y la jardinería

Existen estudios que vinculan el glifosato a ciertos tipos de cánceres y otros que argumentan que, en las dosis que están reguladas, no suponen una amenaza para la salud

 

 

Glifosato, un herbicida desarrollado y patentado por Monsanto

Una noticia publicada recientemente sobre el hallazgo de glifosato en diferentes cervezas y vinos ha vuelto a poner de actualidad el debate en torno a este producto.

El glifosato es el herbicida de amplio espectro no selectivo más utilizado en la actualidad, tanto en agricultura como en jardinería. Fue desarrollado y patentado por la gigante Monsanto -actualmente propiedad de la alemana Bayer AG- bajo el nombre comercial de Round Up, aunque desde el año 2.000 existen varias versiones y la transnacional no tiene exclusividad respecto a su patente.

Su función básicamente es eliminar las malas hierbas en grandes cantidades sin discriminar las plantas por tipo, con todo lo que eso supone.

 

Sustancias probablemente cancerígenas

En 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó este herbicida en el grupo 2A, correspondiente a las sustancias «probablemente cancerígenas». Pese a esto, otros organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), o la Agencia Europea de Productos Químicos, han considerado improbable que, debido a las cantidades que llega, el herbicida cause cáncer a través de la comida.

Por ello no es de extrañar que el uso del glifosato en agricultura y jardinería siga siendo completamente legal en la gran mayoría de países. En concreto, la Unión Europea aprobó en diciembre de 2017 la renovación de la autorización para utilizar productos con glifosato como principio activo hasta diciembre de 2022, a pesar de sus propias indicaciones.

 

Glifosato en la cerveza, nueva alerta alimentaria – Loopulo

 

Un arma de destrucción masiva

Pese a esto, muchas organizaciones como Greenpeace España califican el producto como «un arma de destrucción masiva, que no solo afecta a la biodiversidad del agua y del suelo, sino también a la salud de las personas». También se están sucediendo movimientos ciudadanos que reclaman su prohibición, amparados en numerosos estudios e incluso en campañas en las que, a través de muestras de orina de voluntarios, han demostrado tener restos de esta sustancia en el organismo. El último estudio de este tipo tuvo lugar este mismo año con 45 personas de la zona de Toulouse en el sur de Francia. Todos tenían residuos de glifosato.

 

Directamente relacionado con el cáncer

Según los enemigos del glifosato, buena parte de las investigaciones que argumentan la falta de solidez de las acusaciones sobre su incidencia en la aparición de cáncer se han llevado a cabo con datos facilitados por la propia empresa Monsanto. Esto hace una alusión directa al lobby de los químicos y a su capacidad de manipulación, incluso a través de organismos oficiales.

En esta misma línea, un estudio reciente ha determinado que la probabilidad de enfermar con el linfoma no Hodgkin es un 41% mayor para las personas con mucha exposición a estos extendidos pesticidas.

Según el análisis, las pruebas sugieren una «relación concluyente» entre la exposición a herbicidas con glifosato y el mayor riesgo de contraer linfoma no Hodgkin (LNH). No obstante, los científicos estadounidenses autores del estudio piden prudencia en la interpretación de las cifras de riesgo estimado.

Cabe destacar que, en Estados Unidos, Monsanto-Bayer AG se enfrentan a más de 9.000 demandas presentadas por personas con LNH que culpan de su enfermedad a los herbicidas con glifosato de la empresa. Pese a esta ingente cantidad de denuncias, aún no se conoce ninguna sentencia en firme a favor o en contra de la compañía.

 

Glifosato en la cerveza, nueva alerta alimentaria – Loopulo

 

Glifosato en vinos y cervezas comerciales

Un estudio publicado recientemente por el Grupo de Investigación para el Interés Público de los Estados Unidos (US PIRG, por sus siglas en inglés), encontró restos de glifosato en 19 de 20 cervezas y vinos de marcas mundiales, algunas de ellas incluso etiquetadas como ‘orgánicas’. La única marca que dio negativo en el análisis fue la cerveza Peak Beer, que no presentó niveles del químico.

Sutter Home Merlot, un afamado vino procedente del Valle de Napa, en California, obtuvo la concentración más alta del producto, con 51.4 partes por billón (ppb) de glifosato. En lo referente a las cervezas, la marca china Tsingtao registró la cantidad más alta de glifosato con 49.7ppb, mientras que la estadounidense Coors Light registró 31.1ppb. Por su parte, la cerveza orgánica Samuel Smith Organic Lager fue la que obtuvo un índice más bajo con 5.7 ppb.

 

El estudio alemán

Este estudio se suma a otros llevados a cabo en los últimos años en diferentes lugares del mundo, como es el caso del desarrollado por el Instituto Medioambiental de Munich (Umweltinstitut München), que analizó las 14 marcas de mayor consumo de Alemania.

Según los resultados de los investigadores, todas las cervezas examinadas contenían residuos de glifosato. No en vano, el instituto anunció en un comunicado que «los valores obtenidos variaron entre 0,46 y 29,74 microgramos por litro, casi 300 veces por encima del límite legal para el agua potable de 0,1 microgramo por litro».

De este listado la firma Hasseroeder fue la que obtuvo mayores trazas de glifosato, con 29,74 microgramos por litro. Por su parte la Augustiner fue la que recabó menos residuos, con 0,46 microgramos litro. Como paradoja mencionar que este estudio se llevó a cabo en 2016, año en el que se celebraba el 500 aniversario de la Ley de Pureza alemana.

 

Glifosato en la cerveza, nueva alerta alimentaria – Loopulo

 

Sin evidencias en España

En España no existen estudios que mencionen la existencia de glifosato en los alimentos o bebidas. Esto se debe, según los detractores del herbicida, a que sencillamente no se busca. De hecho, este producto no se encuentra entre los cientos de sustancias que analiza la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), dentro del Programa de Control de Residuos de Plaguicidas.

Asimismo, como denuncia el blog Libres de Contaminantes Hormonales, la Administración española tampoco realiza un seguimiento de la contaminación por glifosato en la población española ni en los ecosistemas, a pesar de que es el herbicida más utilizado en España y principio activo del 90% de las 125 marcas de herbicidas comercializadas, con el Roundup de Monsanto como líder de mercado.

Título
Glifosato en la cerveza, nueva alerta alimentaria – Loopulo
Nombre del artículo
Glifosato en la cerveza, nueva alerta alimentaria – Loopulo
Descripción
El glifosato es el pesticida de amplio espectro más utilizado en agricultura y jardinería. Algunos estudios lo vinculan a ciertos tipos de cánceres.
Autor
Publica
Loopulo
Logo