Del barril a la botella verde, cinco siglos de envases de cerveza

por | Envases, Historia, Sostenibilidad

Los recipientes que han contenido la cerveza desde su creación han sido tan variados como ingeniosos, desde las primeras botellas que explotaban a las latas que sabían mal y necesitaban un abridor

 

Sabemos que la cerveza, sea cual sea su estilo, tiene tres grandes archienemigos: luz, calor y oxígeno, que afectan a su supervivencia, calidad y sabor.

De este modo, mantener correctamente envasada nuestra querida bebida espumosa para su consumo ha sido uno de los grandes retos de los fabricantes a lo largo de los siglos. Es por ello que los envases de cerveza que la han contenido han sido y son un elemento fundamental en su historia.

 

Arriaca aborda un restyling en sus envases en lata y en botella – Loopulo

 

Del barril a la botella (y otros envases de cerveza)

Las cervezas se conservaban tradicionalmente en barriles de madera hasta que, a mediados del siglo XVI, los fabricantes comenzaron a emplear el vidrio para almacenar la producción que elaboraban.

La leyenda cuenta que la idoneidad de este material se descubrió gracias al clérigo inglés Alexander Newel, aficionado a la pesca, que solía llevarse en sus salidas cerveza casera guardada en una botella de las que se usaba habitualmente para contener las medicina y cerrada con un tapón de corcho. La inesperada hazaña del cura ocurrió cuando, en una de sus jornadas pesqueras, olvidó el recipiente entre unos arbustos junto al río, descubriendo al regresar varios días después que se encontraba en perfecto estado.

Pese a lo simpático de la anécdota, lo más probable es que las botellas ya se estuvieran usando con anterioridad, y poco a poco se hicieran más populares.

 

Cervezas en vidrio soplado

No obstante, el vidrio soplado presentaba un importante problema ya que con frecuencia no soportaba la presión que generaba el CO2, y las botellas acababan reventando en los almacenes.

Para evitar esto, se comenzaron a fabricar envases redondos, con una boca estrecha y un tapón de corcho fuertemente apretado con un hilo. A pesar de ello, el coste del envasado era muy alto, y las botellas tenían que rellenarse a mano de una en una.

Esto provocaba que la cerveza embotellada fuera considerada un verdadero artículo de lujo, solo al alcance de unos pocos, hasta tal punto que se llegaba a sobornar a empresarios y funcionarios con ellas. Lo habitual, por tanto, seguía siendo tomar la cerveza en pubs directamente del barril a la jarra.

Durante estos años se probó con recipientes de materiales tan variados como el gres, la arcilla, la madera, o el latón, sin obtener buenos resultados.

 

Del barril a la botella verde, cinco siglos de envases de cerveza – Loopulo

 

El auge de las botellas

En 1845 la situación cambió notablemente con la eliminación del “impuesto sobre el cristal”, lo que hizo posible el crecimiento industrial y la proliferación de botellas en el mercado.

Unos años más tarde, en 1904, Michael Owens inventó la máquina automática para producir botellas y la primera que realizó fue la de cerveza. Esto hizo que compañías cerveceras como Miller’s o Coors iniciaran el camino de la automatización.

De este modo, las botellas de cerveza pronto se posicionarían como los recipientes idóneos, tintados de color marrón o verde oscuro para que la luz solar no interaccionara con el lúpulo.

Sin embargo, pocos años después la aparición de las latas y los barriles metálicos hicieron que el mercado de botellas de cerveza volviera a caer, hasta tal punto que sólo las mejores productoras consiguieron continuar.

Ya en los años 90 se volvió a recuperar la botella como uno de los envases estrella, algo en lo que han jugado un papel muy importante las cerveceras artesanales.

Como curiosidad, hasta la mitad del siglo XX las botellas tenían una forma estandarizada llamada Steinieform. Este formato de 33cl tenía unas medidas de 174 mm de alto por 70,5 mm de ancho. A pesar de lo popular del estándar, especialmente en el centro de Europa, como hemos dicho la aparición de la lata fue ganándole terreno hasta casi desaparecer, aunque recientemente muchas cerveceras la han recuperado.

 

Botellas de cuello Codd – Loopulo

 

Tres tapones que cambiaron la historia

Tal y como hemos apuntado, en un principio las botellas de vidrio de cerveza se cerraban con un tapón de corcho, al estilo del vino. Sin embargo, este sistema no terminaba de convencer a los fabricantes, y en 1870 Hiram Codd registró en la oficina de patentes británica su propio prototipo, una botella con tapón de mármol que poco a poco iría perfeccionando. Estas botellas tipo “Codd” se convirtieron en un patrón en la mayor parte de Europa.

Al final de la década Henry Barrett registró la patente de la tapa de rosca, que tuvo un gran éxito y consiguió expandirse por todo el mundo.

Pero la perfección del sistema llegó en 1891, cuando William Painter patentó los tapones de corona especiales, que la empresa norteamericana Crown Holdings se encargaría de popularizar.

 

Las históricas latas de cerveza de más de 2.500 euros – Loopulo

 

La primera lata de la historia y otros inventos revolucionarios

En el año 1909 ya existían latas para bebidas, pero estas no eran aptas para las cervezas ya que la presión del gas carbonatado las hacía explotar. Fue en 1934 cuando la Compañía Americana de Latas innovó y desarrolló una técnica que consistía en recubrir el interior del recipiente, para que no explotase y no afectara al sabor, al igual que se hacía con los barriles.

Así, el 24 de enero de 1935 la cervecera de Richmond comercializó oficialmente la primera cerveza enlatada. El lanzamiento fue un éxito y al cabo de 6 meses la cervecera Krueger le compraba a la Compañía Americana de Latas un promedio de 180.000 latas diarias, lo que llevó a otras cerveceras a querer adoptar el exitoso formato.

 

Del barril a la botella verde, cinco siglos de envases de cerveza – Loopulo

 

Latas de cerveza con abridor incorporado

El problema a resolver era la inclusión del abridor con el recipiente, minimizando el consumo de material. Para ello se ensayaron muchas formas hasta que, en 1963, el empresario Ermal C. Fraze patentó por primera vez una lata de cerveza de 330 ml con abridor incorporado. Esta lata se convertiría en el recipiente de la cerveza más popular a finales del siglo XX, destronando con su llegada a las botellas de vidrio.

Como explican los compañeros de Verema, el consumo de cerveza en lata modificó por completo la industria cervecera, que dejó atrás los envases retornables y se sumergió en la desechabilidad, permitiendo ahorrar en costes y pudiendo transportar el producto de una forma más sencilla y con mayor capacidad de almacenaje.

 

Las latas de hojalata

La lata continuó evolucionando y pasó a tener un “cuello” cerrado con una tapa tipo corona que emulaba a una botella, pero seguían estando fabricadas de hojalata, con una capacidad de 0,33 L y un peso de unos 100gr.

 

Latas Coors – Loopulo

 

La era de Bill Coors

De este modo, además de ser dañinas para el planeta, dejaban un sabor metálico en la boca. Es por eso que Bill Coors se propuso mejorar el sistema, y el 22 de enero de 1959 nació la lata de aluminio.

En realidad, la lata ya debutó un año antes en la ya desaparecida Hawaii Brewing Co. pero debido a ciertos problemas estructurales y un revestimiento inadecuado, tuvieron que retirar esas latas de aluminio del mercado.

El éxito del invento de Coors fue inmediato. Los cerveceros la preferían por la calidad de su sabor y por mantenerse más fría que las de acero convencionales de aquella época. Por ello, la empresa de Bill Coors tuvo que construir una planta entera que trabajaría haciendo latas exclusivamente. La compañía cervecera se convirtió en la primera empresa de bebidas en producir sus propias latas. Y en la actualidad, MillerCoors continúa con la fabricación de estas latas de aluminio en Golden.

En nuestro país, el siguiente hito con este envase lo marcó en 2016 Arriaca, convirtiéndose en la primera cerveza artesanal de España en apostar por el envase en lata, una tendencia que ha ido extendiendo a decenas de cerveceras artesanales.

 

 

La evolución de los envases de cerveza

Además de la botella y la lata, en los últimos años están surgiendo importantes innovaciones en el envasado de la cerveza como los envases de cerveza inteligentes que han permitido que hayan surgido cervezas con realidad aumentada en el packaging, otras en las que mediante una app el cliente interactúa con el envase en su móvil, con juegos, promociones, códigos, etc.

 

Anillas biodegradables

Además, otra de las tendencias más importantes es la apuesta por la sostenibilidad. Con el objetivo de eliminar el plástico de las anillas que mantienen unidas las latas y que en muchas ocasiones acaban en los océanos provocando la muerte de miles de especies, los cerveceros Saltwater Brewery junto con la startup E6PR, han creado anillos biodegradables realizados con trigo y cebada de manera que, si terminan en el mar, puedan servir de alimento para los animales. Estas anillas han sido adoptadas también por Corona, que se ha puesto manos a la obra para acabar con todo ese plástico asociándose con Parley for the Oceans.

 

Una cervecera crea anillos para sus Six Packs comestible para las tortugas – Loopulo

 

Al igual que los cerveceros artesanos de Florida, los anillos de sus Six Packs de los mexicanos son biodegradables y están creados con fibras provenientes de plantas y un agregado de subproductos con materiales compostables.

 

Los innovadores envases de cerveza de Carlsberg

Pero estas cerveceras no son las únicas que están buscando soluciones con respecto a sus Six Packs. En Europa, el grupo danés Carlsberg ha incorporado un sistema llamado Snap Pack que adhiere las cervezas entre sí a través de una especie de pegamento.

Esta marca es la responsable también de lanzar la Green Fiber Bottle, la primera «botella de papel» de cerveza del mundo. Un envase fabricado con fibras de madera de origen sostenible, 100% biológico y totalmente reciclable.

 

Green Fiber Bottle, la "botella de papel" de Carlsberg – Loopulo

 

 

Título
Del barril a la botella verde, cinco siglos de envases de cerveza – Loopulo
Nombre del artículo
Del barril a la botella verde, cinco siglos de envases de cerveza – Loopulo
Descripción
Los envases de cerveza desde su creación han sido variados e ingeniosos. Desde las botellas que explotaban a las latas que sabían mal y necesitaban abridor.
Autor
Publica
Loopulo
Logo