Cómo hacer HAMBURGUESAS A LA CERVEZA

Cómo hacer HAMBURGUESAS A LA CERVEZA

En este post veremos cómo hacer hamburguesas a la cerveza. No es muy típico encontrarse con hamburguesas a la cerveza, pero es una forma diferente e increíble de aderezarlas. Con esta receta podrás comprobar que el sabor que aporta la cerveza a la carne es espectacular. Además, puedes jugar con la gran variedad de cervezas artesanales existentes en el mercado para explorar muchos detalles que sorprenderán al paladar más exigente. Anímate a probarlo con esta receta y ¡sorprende a familiares y amigos!

Una receta ideal para estos días de Navidad en que se cocina tanto y tan variado. Sólo tardarás, aproximadamente, 15 minutos en preparar para 10 comensales. Un plato de coste barato y gran sabor, sobre todo si lo cocinas en la parrilla.



 

Receta de hamburguesas a la cerveza

Veamos qué vamos a necesitar para elaborar nuestras hamburguesas a la cerveza.

Ingredientes

  • 1 kilogramo de carne picada (puede ser cerdo, ternera, pollo, pavo…)
  • 3 huevos
  • 50 gramos de pan rallado o miga de pan
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla, perejil
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite
  • ½ litro de tu cerveza artesana favorita

 



 

Elaboración de las hamburguesas

  1. Preparar todos los ingredientes: picar la cebolla, el perejil, el pimiento y el ajo.
  2. Amasar la carne con todos los ingredientes anteriores para que se repartan de forma uniforme por toda la carne.
  3. Añade también el pan rallado o la miga de pan y los huevos para darle cuerpo a la masa y poder moldear bien las hamburguesas más tarde.
  4. Sazona la carne a tu gusto con la pimienta y la sal. También puedes usar para potenciar el sabor una pastilla de caldo concentrado desmenuzada.
  5. Añadir lentamente la cerveza mientras sigues amasando. La carne debe quedar húmeda pero no demasiado mojada. Es importante tener cuidado con la cantidad de cerveza que vas incorporando.
  6. Déjala reposar unos minutos.
  7. Ahora, dale forma a las hamburguesas a la cerveza con las manos. Forma unas bolas al estilo de albóndigas y luego presiónalas con las palmas de las manos. Deben salirte unas diez, aunque dependerá del tamaño que las hagas.
  8. Cocina las hamburguesas friéndolas en aceite o la plancha. Aunque para conseguir que sean mucho más sabrosas, hazlas a la parrilla en una barbacoa. En cualquiera de los casos deben quedar doradas por ambos lados.

 



 

Ya solo queda una cosa: disfrutar de las hamburguesas a la cerveza sirviéndolas como más te guste, con o sin pan, con o sin queso, acompañadas de ketchup y mostaza o cualquier otra salsa.

¡Ah! Y acompáñalas con una buena cervecita. Y de postre, te recomendados que mires nuestro artículo sobre cómo hacer una tarta de cerveza negra y chocolate.

 

Para conocer más recetas como estas hamburguesas a la cerveza, no dudes en visitar nuestra sección de Recetas con cerveza.

Cómo hacer TARTA DE CERVEZA NEGRA Y CHOCOLATE

Cómo hacer TARTA DE CERVEZA NEGRA Y CHOCOLATE

La receta de tarta de cerveza negra y chocolate es ideal para fechas como la Navidad. Aunque cualquier evento será bueno, y es un postre que todo cervecero adorará. 

Esta receta les va a encantar a los amantes de la cerveza y del dulce: tarta de cerveza negra y chocolate. Una receta que siempre es un éxito y, aunque tiene un sabor espectacular a chocolate, curiosamente no sabe a cerveza porque ésta lo único que hace es potenciar el sabor del cacao. Pues, sin más dilación, veamos cómo elaborar una tarta de cerveza negra y chocolate.

 



 

Receta de tarta de cerveza negra y chocolate

Ingredientes

Los ingredientes que necesitarás para la tarta de cerveza negra y chocolate son:

Tarta de cerveza negra y chocolate – Loopulo

  • 250 gramos de harina
  • Un tercio de cerveza negra
  • 75 gramos de cacao en polvo
  • 300 gramos de azúcar
  • 120 mililitros de nata líquida para montar a temperatura ambiente
  • 2 ó 3 huevos (depende del tamaño)
  • 250 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico

 

Para la cobertura de crema de queso necesitarás:

  • 250 gramos de crema de queso para untar
  • 150 gramos de azúcar glas
  • 200 mililitros de nata líquida para montar, bien fría

 



 

Preparación de la tarta de cerveza negra y chocolate

  1. Calienta la cerveza a fuego muy bajo junto con la mantequilla hasta que se derrita y lo reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. En un bol, mezclamos la harina, el cacao en polvo y el bicarbonato.
  4. Tamizamos la mezcla sobre el azúcar para que no queden grumos.
  5. Mezcla con cuidado con los 300 gramos de azúcar y reservamos.
  6. En otro bol mezcla la nata con los huevos y la esencia de vainilla.
  7. Bátela con energía hasta obtener una mezcla homogénea.
  8. Añadimos la mezcla de cerveza negra y mantequilla fundida y seguimos batimos bien.
  9. Mezclamos el bol con los ingredientes secos y los integramos con delicadeza utilizando un batidor de varillas manual.
  10. Debemos intentar que no queden grumos, pero tampoco debemos batir enérgicamente, pues si lo hacemos se empezará a desarrollar el gluten y el bizcocho quedará más apelmazado.
  11. Prepara un molde redondo (de unos 24 centímetros de diámetro). Vierte la mezcla en el molde.
  12. Introdúcelo en el horno precalentado y hornea durante 50 minutos a 180ºC.
  13. Pasado ese tiempo, si al pinchar con un palillo sale limpio es que ya está, si no es así, déjalo 5 minutos más y vuelve a comprobar.
  14. Una vez listo, déjalo enfriar antes de cubrirlo con la crema de queso.

 

La cobertura

  1. Monta la nata sin añadirle azúcar.
  2. Mezcla la crema de queso con el azúcar glas.
  3. Después, incorpora la nata montada y mezcla con movimientos envolventes hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos.

 



 

Presentación de nuestra tarta de cerveza negra y chocolate

Finalmente, extiende la crema de nata y queso sobre el bizcocho frío como si fuera la espuma densa de una cerveza y… ¡a disfrutar!

 

Para conocer más recetas como esta tarta de cerveza negra y chocolate, no dudes en visitar nuestra sección de Recetas con cerveza.

 


Esta receta de tarta de cerveza y chocolate es una adaptación del bizcocho de una receta de Nigella Lawson.

Cómo elaborar pan de BAGAZO o cebadilla de cerveza

Cómo elaborar pan de BAGAZO o cebadilla de cerveza

En este artículo vamos a ver cómo elaborar pan de bagazo o cebadilla de cerveza. Se denomina bagazo al residuo de materia después de extraído su jugo. El bagazo de la malta de cebada, también conocido como bagazo de cerveza, es el subproducto resultante del proceso de prensado y filtración del mosto obtenido tras la sacarificación del grano de cereal (cebada, básicamente) malteado. En el mercado recibe otros nombres como el de cebadilla de cerveza, y es el término equivalente en inglés es wet brewers’s grains.

 

Pan de bagazo

El bagazo de la malta de cebada se puede utilizar como comida para los animales, o como abono orgánico. Pero también se puede utilizar para elaborar pan. Es rico en proteína, siendo su contenido medio de un 24-26% sobre materia seca. También es muy rico en fibra. El bagazo como fuente de fibras papeleras tiene unas limitaciones similares a las de la paja de cereales, aunque ofrece mayor versatilidad.

Pues sin más preámbulos, aquí está la receta para elaborar pan de bagazo de cerveza.


 

Receta para elaborar pan de bagazo

INGREDIENTES

  • 500 gramos de harina (recuerda que el bagazo es de cebada, así que contiene gluten)

  •   200 gramos de bagazo húmedo de cerveza

  •   25 gramos de levadura de pan

  •   75 mililitros de aceite de oliva

  •   1 cucharadita de sal

  •   1 cucharada de extracto de malta o 10cl de alguna cerveza, que tenga buen sabor y que te guste

 

La masa de pan que usamos normalmente la podemos enriquecer y dar un sabor especial y diferente con simples variantes. Sorprenderás a tus familiares y amigos saborizando la masa. El pan saborizado da mucho juego por la gran variedad de sabores que podemos preparar y que es prácticamente infinita: aceitunas, mantequilla, queso, orégano, pipas, pimentón picante o dulde, manteca, ajo molido, cebolla…


 

PREPARACIÓN

  1. Mezclar bien la harina, el aceite, la cerveza, el bagazo, y la sal.
  2. Disolver la levadura en agua tibia y añadir a la mezcla.
  3. Amasar bien e ir añadiendo el agua que necesite poco a poco, hasta obtener una masa que no se pegue en las manos.
  4. Si se quiere saborizar, añadir el condimento deseado.
  5. Amasar bien durante 20-30 minutos.
  6. Cubrir la masa con un trapo y dejar reposar 2 horas en un lugar sin corrientes.
  7. Pasadas las dos horas, volver a amasar, dar forma al pan.
  8. Hornear a 180º durante 30-50 minutos, en función del tamaño del horno y del pan, hasta que la parte externa esta dorada.


El resultado final será sorprendente. Como puedes ver, el mundo de la cerveza artesanal nunca deja de sorprender. Y si eres de los que elaboran su propia cerveza, podemos darle utilidad a esa cebadilla que nos sobra tras la elaboración de nuestra cerveza artesanal. Si quieres ver qué otras recetas puedes hacer usando tus mejores cervezas artesanas, echa un vistazo a nuestras recetas con cerveza.

 

Carlsberg 1883, la receta de su cerveza original

Carlsberg 1883, la receta de su cerveza original

Carlsberg 1883 es el nombre de la cerveza que la marca danesa, Carlsberg, ha sacado al mercado. Este grupo cervecero de Dinamarca se fundó en 1847, y en 2017 ha reeditado lo que fue aquella cerveza de finales del siglo XIX. Esta Carlsberg 1883, es una cerveza elaborada según la receta de 1883. El proyecto ha sido liderado por el maestro cervecero Erik Lund, la propia empresa Carlsberg. La Carlsberg 1883, es una cerveza de tipo lager, que se ha elaborado con la base de levadura pura original de 1883.


 

El hallazgo de la Carlsberg 1883

La semilla de esta idea se comienza a germinar en 2014, por pura casualidad. En las antiguas bodegas de Carlsberg, en Copenhague, se encontraron las Carlsberg originales de 1883. 

Sorprendentemente, el recipiente contenía células vivas de levadura

En la botella pudieron comprobar que existían restos de sedimento, que les daba indicios de encontrar levadura viva. Esto lo veían bastante complicado, dado que resulta casi imposible encontrar células vivas después de tanto tiempo en el interior de una botella. Lo habitual es que, en el proceso de filtrado y pasteurizado, se acabe con cualquier bacteria de la levadura. Otro de los motivos que hace que esta cerveza de 1883 sea tan milagrosa es que las levaduras que se usan en la actualidad se conservan a -80ºC.



Antiguamente, la cerveza se elaboraba de forma poco precisa, por lo que no siempre salía bien. Ocurría lo que conocía por entonces como enfermedad de la cerveza. Este problema estaba causado por el lúpulo o las levaduras enfermas, que por aquella época era difícil de detectar. La cerveza terminaba por pudrirse.

 

La levadura pura de Carlsberg

Este problema se corrigió cuando Carlsberg dio por primera vez con la levadura pura, a principios de los 80 de aquel siglo XIX. La patente de esta idea se compartió con otras tantas cerveceras de por entonces, de manera altruista. Y esa es la levadura que se ha usado para su Carlsberg 1883. Nadie ha usado jamás una levadura tan antigua como ésta, ya que no existe.

La gente de Carlsberg, le ha dado el nombre de Rebrew al proyecto de la Carlsberg 1883. Este equipo, ha utilizado, además de la levadura pura, métodos, materiales incluso las condiciones de aquellos tiempos.


En el grupo tenemos unos archivos detallados de aquellos años que hemos seguido al pie de la letra para ver que todo se hacía conforme a los pasos originales.

La edición de la Carlsberg 1883

La Carlsberg 1883 ha salido al mercado con sólo 200.000 unidades. Una edición limitada con un precio de 5,5€ por caja. En ella se incluye una botella de esta lager, de 5,8%, y una copa. La Carlsberg 1883, es tostada, aunque más suave que otras de este tipo. Una cerveza elaborada con una triple cocción, más prolongada y con una fermentación a baja temperatura.

“Es de un color más oscuro al habitual por una malta algo más tostada y morena, que se refleja también en el olor y en el sabor”


Ya sabes, si quieres leer más curiosidades como ésta, puedes ir a nuestra sección Conocer.


Fuente: Cinco Días

Cómo hacer PAN DE CHOCOLATE Y CERVEZA NEGRA

Cómo hacer PAN DE CHOCOLATE Y CERVEZA NEGRA

En este artículo vamos a explicar cómo hacer pan de chocolate y cerveza negra. Se trata de una receta de lo más curiosa, pan de chocolate y cerveza negra obra de Bake Street. No dudes en echar un vistazo a sus talleres online.

 

Pan de chocolate y cerveza negra

Si realizas esta receta de pan de chocolate y cerveza negra, comprobarás que su aroma es increíble y su sabor suave. Con toques de canela, cerveza, chocolate y avellanas. De miga tierna y suave. Una mezcla muy potente que hará explotar tus sentidos con este pan de chocolate y cerveza negra. Pero, vayamos al grano y veamos cómo hacer un pan tan peculiar como éste.

 

Ingredientes para hacer nuestro pan de chocolate y cerveza negra

Para la masa madre:

  • 135g de masa madre con harina de fuerza. 

 

Para el resto de la masa:

  • 433g de harina de fuerza.
  • 75g de centeno T-80 (semi-integral).
  • 25g de harina de trigo ecológica integral. 
  • 128g de cerveza negra. Si es artesana, mejor. 
  • 40g de cacao en polvo sin azúcar. 
  • 349g de agua. 
  • 11,5g de sal. 
  • 115g de chocolate negro 70%. 
  • 58g de avellanas tostadas.
  • 5g de canela

 

Cómo hacer pan de chocolate y cerveza negra 

Empezamos ha elaborar nuestro pan de chocolate y cerveza negra con la masa madre, que ha de estar muy bien hidratada de harina de fuerza.

Cogemos un bol donde mezclar la harina de fuerza con el centeno y la harina de trigo integral. Para mezclar estos ingredientes, lo mejor será utilizar una espátula de silicona.

Añadimos el agua y la cerveza negra y volvemos a mezclar. Cuando obtengamos una mezcla realmente homogénea le colocamos un paño de algodón y la dejamos reposar durante media hora.

Una vez transcurridos esos 30 minutos, agregamos la masa madre mezclándola bien. Es momento de añadir y mezclar el cacao en polvo y la canela.

 

Amasando nuestro pan de chocolate y cerveza negra

Hora de amasar. Utiliza una superficie limpia, sin harina. Conforme vamos amasando, añadimos, poco a poco, lo que nos queda de agua. Deberemos conseguir una masa muy hidratada.

Tras amasar durante unos 5 minutos, volvemos a tapar, y lo dejamos reposar otros 5 minutos, más o menos.

Ponemos la sal por la superficie de nuestra masa y volvemos a amasar. La masa para nuestro pan de chocolate y cerveza negra irá cogiendo cuerpo. Al tratarse de una masa tan hidratada puede ser costoso trabajar con ella, pero con la combinación de amasados y reposos cada vez será más sencillo.

Nos daremos cuenta que nuestra masa está lista cuando coja cuerpo, quede lisa y tenga un aspecto suave. Una vez comprobemos que realmente está en su punto, partimos el chocolate. Sacaremos tres trozos de una onza. Molemos un poco las avellanas. Los incorporamos al resto de la masa, en unas cuatro veces, realizando plegados por cada una.

Cuando hayamos añadido todos los ingredientes, prepararemos un gran bol engrasándolo con aceite donde colocaremos la masa y la volvemos a tapar, esta vez con film transparente.

 

Fermentación del pan

Llegó el momento de la fermentación. Debemos hacerla durante tres horas, haciendo dos plegados, uno cada 50 minutos. Transcurrido este tiempo, se debe volver a reposar durante al menos una hora. Ahora debería haber crecido un tercio su volumen.

Ahora, vamos a espolvorear con harina de centeno el banneton con cuidado de que nuestra masa tan hidratada no se le adhiera.

Haremos una bola con cuidado de no desgasificar demasiado. Dejamos reposar la masa tapada, unos 15 minutos.  Formamos un batard que meteremos en el banneton tapándolo con nuestro paño de algodón, y dejamos levar alrededor de un par de horas.

 

Horneando nuestro pan de chocolate y cerveza negra

Vamos a precalentar el horno a 250º, por arriba y por abajo, unos 45 minutos. Antes de meter el pan, cinco minutos antes, ponemos agua caliente.

Pasamos la masa que tenemos dentro del banneton a una tabla con papel de horno. Cortamos la masa sin que estos cortes sean profundos. Ahora sí, introducimos la bandeja lo más bajo posible dentro del horno. Añadimos el agua caliente sobre la bandeja.

Tras cinco minutos a 250º, pulverizamos el interior del horno con agua y lo dejamos diez minutos más. Abrimos de nuevo la puerta del horno para evacuar algo de vapor y volvemos a cerrar. Bajamos a 230º, diez minutos más tarde, pasamos a 190º. Terminamos de hornear tras unos 20 ó 25 minutos más. Este cocinado debe llevarnos alrededor de una hora. Apagamos el horno y dejamos nuestro pan de chocolate y cerveza negra unos minutos más, con la puerta ligeramente abierta. Finalmente, ya sólo nos queda dejarlo fuera a que se enfríe, en una rejilla, antes de partirlo.

 

Puedes ver un vídeo de introducción al pan casero, justo aquí abajo. Y en nuestra sección de Recetas con cerveza.


Fuente: Bake Street