La Kölsch es una cerveza limpia, fresca, delicadamente balanceada. Por lo general, con un carácter muy sutil a frutas y lúpulos. De maltosidad suave, que se conduce a lo largo hasta un final agradablemente bien atenuado y refrescante. La frescura hace una gran diferencia con esta cerveza, su carácter delicado puede desaparecer rápidamente con el tiempo. Una claridad brillante es característica.

Pertenece a la familia de Cerveza Amarga Pálida Europea. Esta categoría describe cervezas de origen alemán que son pálidas y aún tienen un balance amargo. De leve a moderadamente carácter fuerte lupulado que exhibe lúpulos alemanes clásicos. Por lo general, son de fermentación baja o son acondicionadas en frío (lagered) para proporcionar un perfil suave, bien atenuado, como la mayoría de las cervezas alemanas.





De bajo a muy bajo aroma a malta, con un carácter a grano-dulce. Su agradable y sutil aroma a frutas por la fermentación (manzana, cereza o pera) es aceptable, pero no siempre está presente. El aroma a lúpulo floral, especiado o herbal es opcional, pero no queda fuera de este estilo. Algunas cepas de levadura pueden dar un ligero carácter vinoso o azufrado (esta característica también es opcional, pero no es una falta). En general, la intensidad aromática es bastante sutil pero generalmente balanceada, limpia y fresca.

Su apariencia es de color dorado muy pálido a dorado claro. Muy clara (las versiones comerciales auténticas tienen una claridad filtrada a brillante). Tiene una delicada espuma blanca que puede no persistir.

Su sabor es de paladar suave y redondeado formado por un delicado equilibrio de sabor suave a malta, aunque atenuada, con un dulzor frutal casi imperceptible de la fermentación y un amargor medio-bajo a medio con una sequedad delicada y una ligera rugosidad en el final (pero sin retrogusto áspero). La malta tiende a ser granosa-dulce, posiblemente con una muy ligera cualidad a pan o miel. El sabor a lúpulo es variable, en un rango de bajo a moderadamente-alto; la mayoría es de intensidad medio-baja a media con un carácter floral, especiado o herbal. Puede tener una impresión maltosa-dulce al principio, pero esto no es necesario. Sin dulzor residual evidente. Puede tener un acento algo vinoso, mineral o azufrado que acentúa el balance de sequedad y sabor. Un ligero sabor a trigo es raro pero no una falta. De otra forma, muy limpia.

Estilo de cerveza Kölsch

La sensación en boca es de cuerpo medio-ligero a medio (la mayoría son medio-ligero). Carbonatación media a media-alta. Suave y generalmente fresca y bien atenuada.

Caracterizada en Alemania como una cerveza de fermentación alta acondicionada en frío. Cada cervecería en Köln produce una cerveza de carácter diferente y cada uno interpreta la Kölsch Konvention ligeramente diferente. Permita un rango de variación en el estilo a la hora de juzgar. Tenga en cuenta que las versiones más secas pueden parecer más lupuladas o más amargas que lo que las especificaciones IBU podrían sugerir. Debido a su perfil de sabor delicado, Kölsch tiende a tener una vida útil relativamente corta; los ejemplos de más edad y las importaciones pueden mostrar fácilmente algunos defectos de oxidación. En Köln se sirve en un vaso alto y estrecho de 200 ml llamado Stange.

Si la comparamos con otros estilos, para el catador inexperto, fácilmente confundible con una Ale Cremosa o una Pils algo sutil.

Como ejemplos comerciales de Kölsch podemos encontrar: Mühlen Kölsch, Früh Kölsch, Gaffel Kölsch, Reissdorf Kölsch, Sion Kölsch, Sünner Kölsch.



Historia de la cerveza Kölsch

Colonia (o Köln), Alemania, tiene una tradición cervecera de fermentación alta desde la Edad Media. Aunque la cerveza que ahora conocemos como Kölsch se desarrolló a finales de 1800. Se creó especialmente para combatir la invasión de cervezas lagers pálidas de fermentación baja. Kölsch es una denominación protegida por el Kölsch Konvention (1986) y se limita a alrededor de 20 en torno a Köln. La Konvention simplemente define la cerveza como una Vollbier de fermentación alta, clara, ligera, altamente atenuada, con acento en el lúpulo.

Estilo de cerveza Kölsch

Ingredientes característicos

Los lúpulos alemanes tradicionales utilizados son Hallertau, Tettnang, Spalt o Hersbrucker. Malta pale o Pils alemana. Levadura de carácter limpio y atenuante. Se puede usar hasta 20% de malta de trigo, pero esto es bastante raro en las versiones auténticas. La práctica comercial actual es fermentar en caliente, acondicionar en frío, por un corto período de tiempo, y servir joven.




Estadísticas vitales

  • OG: 1.044 – 1.050
  • IBUs: 18 – 30 FG: 1.007 – 1.011
  • SRM: 3.5 – 5 ABV: 4.4 – 5.2%

 

Aquí puedes aprender más sobre estos estilos de cerveza de la BJCP.


Fuente: Guía de Estilos de Cerveza BJCP 2015