Si pensabas que ya lo sabías todo sobre el mundo de la cerveza, prepárate para descubrir Pisner, elaborada con pipí. Sí, has leído bien pipí, orina.

Como ya sabes, una de las principales ventajas de ser astronauta es la oportunidad de beber tu propio pipí. Pero no temas, esta fábrica de cerveza danesa se ha asegurando de que no tengamos que ir al espacio para probar ese dulce sabor humano. ¡Podemos ir a un bar!

 

Pisner – Loopulo

 

Pisner, la cerveza hecha con pipí

Nørrebro Bryghus, una microcervecería en Copenhague, ha lanzado una línea de cerveza llamada Pisner porque, por supuesto, utiliza pis humano reciclado para hacer una cerveza que sea tan sabrosa como ecológica. Dicen que se inspiran en las tradiciones cerveceras estadounidenses, belgas, alemanas y checas.

 

Roskilde y Pisner

La idea de esta Pisner, surge a partir de la observación de los asistentes al festival Roskilde. Se trata de uno de los festivales de música más importantes de Europa, con artistas de la talla de Bruno Mars, David Byrne, Fleet Foxes, Mogwai o Slaves.

La cerveza se fertiliza típicamente con abono animal o material vegetal sintético. No te preocupes, no hay orina humana real en esta cerveza danesa. Pero sí la usaron para fertilizar los campos de cebada que cultivaron. Lo cual parece apropiado. En realidad, Pisner, no contiene ningún desperdicio humano. Los asistentes al festival beben unas latas de cerveza y luego, cuando terminan, la cerveza se transforma para hacer aún más cerveza. Se han utilizado hasta 50.000 litros para elaborar esta Pisner. Es el círculo de la vida, y nos emociona a todos.

El Consejo Danés de Agricultura y Alimentos lo llama beercycling. En palabras del representante de DAFC, Leif Nielsen:

La gran cantidad de orina producida en los festivales estaba teniendo un impacto negativo en el medioambiente y el sistema de alcantarillado

Pero el reciclaje de cerveza convertirá la orina en un recurso

El director ejecutivo de la compañía cervecera, Henrik Vang, dijo:

Cuando salió la noticia de que habíamos empezado a elaborar el pisner, mucha gente pensó que estábamos filtrando la orina para ponerla directamente en la cerveza y nos reímos mucho al respecto.

La orina recolectada en el Roskilde generó suficiente cebada para producir 60,000 botellas de cerveza, por lo que en realidad es un uso muy efectivo del reciclaje de agua.


#PeeforScience 

Pero el hecho de usar orina en la elaboración de cerveza no es algo tan novedoso. Unos científicos de la Universidad de Bélgica, en la ciudad de Ghent, ya crearon en 2016 una máquina que, mediante energía solar, transforma la orina en agua potable. Este invento se presentó como #PeeforScience en un festival de música, en esta misma ciudad de Ghent, que tuvo una duración de 10 días. De allí se obtuvieron mil litros agua ya convertidos a partir de esta orina con la que elaborarán más cervezas bajo «From sewer to brewer«.




Es cierto que todos somos partidarios de reciclar y cuidar el medioambiente. A pesar de ello, quizás no queramos saber  que la cerveza que tomamos está elaborada a partir de orina. Realmente, parece un poco innecesario saberlo… o tal vez, estamos exagerando. Como Patches O’Houlihan de Dodgeball diría: «¿Es necesario? ¿Es necesario que tome mi propia orina? No, pero lo hago de todos modos porque es estéril y me gusta el sabor «.

El plan fue servir la Pisner en Roskilde 2017 y en varias tiendas en Dinamarca. Sin embargo, no hay planes para replicar el experimento en el próximo Roskilde, ni en ningún otro festival. Al menos de momento.

 

Ya sabes, si quieres leer más curiosidades como ésta, puedes ir a nuestra sección Conocer.