¿Cuántas CALORÍAS tiene una cerveza?

por | Conocer

¿Cuántas calorías tienen las cervezas? ¿Realmente engorda la cerveza? ¿Cuántas calorías tiene una cerveza light? ¿Cuántas calorías tiene una Corona? Muchas de estas cuestiones nos han rondado alguna vez por la cabeza, sin duda. Y, si has llegado hasta aquí, interesándote por cuántas calorías contiene la cerveza, seguro que estás preocupado por esos kilos de más. El contenido de calorías y carbohidratos varía según las marcas y según los tipos de cerveza. El número de calorías que tiene el alcohol puede ser un poco sorprendente.

 

¿Cuántas CALORÍAS tiene una cerveza? – Loopulo

 

Cuántas calorías tiene una cerveza

Debemos comenzar con una verdad incómoda: el alcohol no puede existir sin calorías. Aunque tendemos a asociar calorías con los macro-nutrientes básicos en alimentos como carbohidratos y grasas, debemos recordar cómo se definen las calorías. La definición científica general de una caloría es:

«la cantidad de calor requerida … para elevar la temperatura de un gramo de agua un grado centígrado».

Entonces, para descomponerlo, una caloría es una unidad de calor, y el alcohol es extremadamente inflamable.

 

Según tipos o marcas de cerveza

Unas marcas o tipos de cerveza pueden llegar a contener el doble de calorías que otras. Hay que tener en cuenta que, además de las calorías del propio alcohol, la mayoría de las cervezas contienen una gran cantidad de calorías derivadas también de los carbohidratos. Una marca, de tantas otras, de cerveza baja en calorías tan de moda en Estados Unidos, es la cerveza Michelob Ultra.

En primer lugar, ¿por qué esos carbohidratos están ahí? Para responder a esta pregunta, tendremos que observar cómo se obtiene el alcohol. Sin llegar a ser demasiado profundo, el alcohol se obtiene mediante la fermentación, que es un proceso en el cual la levadura consume azúcares y los convierte en alcohol. Los azúcares que son un tipo de carbohidratos. Estos azúcares se pueden obtener de muchas maneras diferentes, y el tipo de azúcar utilizado realmente define el tipo de alcohol. Para el vino, los azúcares vienen, por supuesto, de las uvas.

Por lo general, la cerveza y el whisky se preparan con cebada, mientras que el vodka a menudo se elabora con patatas. Si la levadura no es 100% efectiva al convertir estos azúcares al alcohol, habrá azúcares sobrantes en la bebida, lo que resultará en una bebida con más cuerpo. La cerveza y el vino pueden tener bastante de este azúcar residual. El proceso de destilación de alcohol duro después de esta primera fermentación puede dejar atrás la gran mayoría de los hidratos de carbono, que es la razón por la que el alcohol puro y duro a menudo es la mejor opción para quienes están a dieta y quieren beber.

 

¿Cuántas CALORÍAS tiene una cerveza? – Loopulo

 

Estrategias para una dieta con alcohol

Ahora echemos un vistazo a las mejores estrategias para consumir alcohol durante una dieta. El verdadero problema con el aumento de peso y el alcohol es que mientras haya alcohol en tu sistema, tu cuerpo dará prioridad al alcohol sobre todo lo demás. Lo que esto significa es que si te bebes un paquete de 6 cervezas (~ 600 calorías) y luego decides comerte un Big Mac (~ 500 calorías), tu cuerpo se dedicará por completo a deshacerse de esas calorías de alcohol primero. Para cuando hayas borrado las 600 calorías de la cerveza, probablemente estarás dormido y esas 500 calorías de Big Mac se habrán convertido en grasa en tu cuerpo.

Después de una comida normal, tu cuerpo comenzará a quemar calorías tan pronto como estén disponibles. Si estás borracho y comes una comida, tu cuerpo estará demasiado ocupado quemando calorías alcohólicas y almacenará las calorías de los alimentos en tu cuerpo como grasa.

 

Alcohol y alimentos

A menudo se ha dicho que no es el alcohol lo que hace que ganes peso, es la comida que comes cuando estás borracho y hambriento lo que te hace ganar peso. Si tu objetivo es emborracharte tanto como sea posible sin engordar, la mejor manera de hacerlo sería comer una comida ligera y saludable antes de tu sesión de bebida, y no ser víctima de la pizza o el Kebabs a última hora de la noche. Es mejor esperar a que te despiertes. La mañana siguiente, si es necesario, prepárate unos bocadillos saludables con verduras crudas o fruta. El punto principal aquí es tener tan poca comida en el estómago como sea posible mientras bebes, y si debes tener alimentos en tu estómago, asegúrate de que sean saludable y no contengan muchas calorías propias.

Un beneficio adicional de beber con el estómago casi vacío es, por supuesto, que no tendrás que consumir tantas calorías del alcohol, ya que te emborracharás mucho más rápido que si acabas de comerte una comida sustanciosa.

Si por otro lado, no estás dispuesto a realizar cambios importantes en tu dieta alimentaria mientras bebes, entonces simplemente puedes cambiar el tipo de alcohol que tomas. En lugar de unas pocas pintas grandes de cerveza, toma un par de ron con coca light o una copa de vino de alta graduación. Aléjate de las bebidas mezcladas con refrescos azucarados y licores con alto contenido calórico.

 

Conclusión

La conclusión es esta: si estás tratando de perder peso, no necesitas dejar de beber, solo necesitas beber de forma estratégica y prestar atención a lo que le estás comes.

 

 


Fuente: Get Drunk Not Fat!

POST RELACIONADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Subscríbete a Loopulo!

Bébete toda la actualidad del sector cervecero, con mucho Loopulo.

Gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!