Cinco miradas acerca de la mujer y la cerveza

por | Conocer, Entrevistas, Maestros cerveceros

Preguntamos la experiencia a cinco mujeres relacionadas con el ámbito cervecero, su realidad, sus retos y cómo afrontan el día a día.

Contenidos

La mujer ha escrito la historia, pero no ha constado en sus libros

Esta injusta realidad que se repite en todos los ámbitos del saber, la cultura y la ciencia, incide, como no podía ser de otro modo, en el mundo cervecero.

Y es que aunque hayan querido asentar en el imaginario colectivo ideas como que la cerveza es cosa de hombres -tanto en fabricación como en consumo-, o que los gustos femeninos pasan por bebidas suaves, afrutadas o poco alcohólicas – para su delicado paladar-, lo cierto es que las mujeres han contribuido al desarrollo y la fabricación cervecera desde sus inicios, y son grandes consumidoras de todos los estilos.

 

Babilonias, sumerias, egipcias, vikingas y medievales

No en vano, las mujeres cerveceras de Babilonia y Sumeria, cuatro mil años antes de Cristo, disfrutaban de un gran prestigio elaborando numerosos tipos de cerveza. Conocidas como Sabtiem, estas cerveceras sumerias tenían la distinción de ser la únicas comerciantes que poseían deidades particulares.

En el antiguo Egipto, la mayoría de la cerveza era elaborada y vendida por mujeres, que desarrollaron decenas de estilos.

Igualmente, en las sociedades vikingas ellas eran las cerveceras y la ley dictaba que todos los equipos en la sala de cocción eran de su propiedad exclusiva.

Y en la Edad Media, las mujeres regentaban las tabernas públicas y vendían las cervezas que ellas mismas elaboraban.

Sin embargo a partir del siglo XVIII, con el declive de la elaboración casera y el inicio de los métodos de fabricación industrial, el papel de la mujer fue siendo arrinconado y la figura masculina, no solo acaparó el protagonismo cervecero, sino que en muchos casos borró su rastro en la historia…

Hasta nuestros días.

 

El presente, el movimiento craft y las mujeres cerveceras

Especialmente ligado al movimiento craft, las mujeres cerveceras han reaparecido en la escena para reivindicar, sin más estridencias que su trabajo diario y codo a codo con sus compañeros, el lugar que merecen en el sector.

Desde Loopulo hemos querido poner en valor este trabajo a través del testimonio de cinco mujeres ligadas a la cerveza, de diferentes áreas y nacionalidades. Y aunque todas coinciden en la normalización de su labor, hacen extraordinario lo cotidiano.

 

Judit Cartex, maestra cervecera de Garage Beer Co y Vicepresidenta de GECAN – Loopulo

 

Judit Cartex, maestra cervecera de Garage Beer Co y Vicepresidenta de GECAN

“A veces las mujeres tenemos un problema de actitud. Trabaja duro, levántate, implícate y levanta la voz cuando te sientas ninguneada y ponte chula”

 

¿Es difícil ser mujer en el sector cervecero?

En el mundo laboral es difícil ser mujer siempre. En cualquier ámbito laboral es mucho más duro ser mujer que hombre. 

Yo personalmente he trabajado en la construcción, en discográficas, he sido futbolista, motera, he vivido el mundo del rock desde dentro… el mundo cervecero me parece el menos machista de todos en los que he trabajado. Y estamos en una sociedad patriarcal absoluta. En el sector cervecero es donde menos hay y donde más he podido levantar la voz si algo me ha molestado.

Es cierto que a nivel de compañeros yo no he notado nunca nada, sin embargo a nivel de público, cuando andas tú sola con tu tenderete en una feria y te viene un señor clásico, te pide algo y le intentas explicar, muchas veces te mira con cara de tía, qué me estás contando, que tú no tienes ni puta idea, mientras tú le explicas que lo que se va a tomar lo has hecho tú, pero bueno.

Hay chicas que son muy guerreras que se deprimen porque no se las acaban de creer, pero personalmente yo creo que también tenemos nosotras un problema y hay que meter más actitud. Trabaja duro, levántate, implícate y levanta la voz cuando te sientas ninguneada y ponte chula. Y punto. A mí no me miran mal, pero es verdad que yo tengo un carácter fuerte, soy grande de volumen. Pero yo no espero que me den paso, echo para adelante y hago ruido para que me vean. El victimismo no va conmigo.

 

¿Hay un tipo de cerveza para mujeres?

No hay cervezas ni de mujeres ni de hombres, hay cerveza. Durante un buen tiempo, las mujeres más reivindicativas han bebido cervezas muy fuertes porque, o le gustaban más o porque como tenemos que hacer el doble para conseguir la mitad, las mujeres en general en la vida, pues parece que si te tomas unas así eres más tía.

Yo busco cervezas con pocos grados porque como consumo tanta, si bebo cervezas de 11% es que no puedo hacer nada… Las Session IPA y las Berliner me van estupendas, porque así me puedo beber siete pintas y no pasa nada. Pero me pones un buen birrote y me lo bebo también.

 

Mayte Pardo, CEO de Althaia Artesana – Loopulo

 

Mayte Pardo, CEO de Althaia Artesana y delegada de la Zona Este de Pink Boots

“Los clichés están más en la vieja hostelería, pero poco a poco se van quitando” 

 

¿Es difícil ser mujer en el mundo de la cerveza?

En el craft beer, como es un mercado bastante nuevo, se nota positivamente en lo que respecta a la mujer. Es un movimiento que empieza desarrollarse en España a partir del año 2000, más o menos, y creo que esa modernidad le aporta una mentalidad mucho más inclusiva. Es cierto que no deja de haber unos estereotipos que vamos rompiendo pero a nivel de compañerismo en general, tanto yo como el resto de mis compañeras, estamos muy contentas con el ambiente que hay y la relación que tenemos con nuestros compañeros. Eso no quita que vemos que no hemos alcanzado ni de lejos ese nivel de paridad que nos gustaría ver a todas, especialmente en la zona de elaboración y head brewer. A nivel comercial sí que se ven más mujeres cada día.

 

¿Se trata diferente una cerveza (si saben que está) elaborada por una mujer?

No lo creo, a lo mejor es algo que se da por hecho pero no es algo que llegue a percibir. Nosotros en Althaia hacemos muchas visitas en fábrica y recibimos el mismo número de hombres que de mujeres. Y a la hora de tratarnos como profesionales se entiende que quien está de cara al negocio es un profesional de su sector, hombre o mujer. Los clichés están más en la vieja hostelería y poco a poco se van quitando. 

 

¿Hay cervezas para mujeres?

No, y sin duda ese es el cliché que más nos repatea a las cerveceras. Considerar que una cerveza sencilla, más suave, o afrutada, más tipo champagne para ellas, y una imperial stout para él, es una consideración muy manida que hay que desterrar totalmente. De hecho como miembro de Pink Boots, cuando hablamos con compañeras, se evidencia que los gustos son muy amplios y que nosotras somos grandes consumidoras de Imperial Stout, Barleywine, Doble Dry Hopping IPA y cervezas mucho más extremas. Incluso cuando recibes la visita de personas que todavía no conocen el craft, la respuesta de cervezas potentes a nivel femenino es muy buena.  

 

Marta García Alonso, Directora de Marketing de Heineken España – Loopulo

 

Marta García Alonso, directora de Marketing de Heineken España

“Al igual que no hay dos personas iguales, no hay dos mujeres consumidoras iguales, y cada vez es más difícil generalizar”

 

¿Hay igualdad en el ámbito cervecero?

En HEINEKEN estamos orgullosos de trabajar con uno de los productos más transversales del mundo: la cerveza. Una bebida que no entiende de clases sociales ni de sexos, pese a que los estereotipos parezcan mostrar lo contrario (como se refleja en la campaña Cheers to all de Heineken), las mujeres somos grandes consumidoras de cerveza. 

Según los últimos informes, la penetración de la cerveza entre las mujeres en España es del 86,6%, frente al 88,5% de los hombres, con una diferencia de apenas dos puntos porcentuales. Es más, en los últimos años se muestra un incremento de 4 puntos porcentuales la penetración de la cerveza entre las mujeres.  

Personalmente, como mujer en un entorno cervecero, puedo asegurar que es un mundo que me apasiona y en HEINEKEN España tenemos a grandes mujeres que hacen posible que miles de personas disfruten cada día de cervezas como Heineken®, Cruzcampo o Amstel. En HEINEKEN entendemos que la diversidad de nuestras personas nos hace tan fuertes y únicos como nuestras marcas, y potenciamos el poder de esa diversidad (entendida en su sentido más amplio: edad, procedencia, género, color, orientación sexual, religión…), creando un entorno inclusivo donde todo el mundo tiene las mismas oportunidades de contribuir al éxito de nuestro negocio.

 

¿Tenéis en cuenta el género en el target a la hora de plantear las campañas de las cervezas?

Nuestras campañas van dirigidas tanto a hombres como a mujeres, e intentamos reflejarlo así en nuestra comunicación, mostrando a ambos géneros. Es cierto que gracias al iDDM (individualized Data Driven Marketing) tenemos la posibilidad de segmentar y de generar contenidos muy orientados a distintas audiencias, teniendo en cuenta muchas variables, como sus gustos, preferencias, ubicación, edad y también género. 

 

¿Cómo son las mujeres como consumidoras?

Al igual que no hay dos personas iguales, no hay dos mujeres iguales y cada vez es más difícil generalizar. Es cierto que los datos de mercado reflejan que las cervezas con sabores como Amstel Radler, claras y cervezas sin alcohol o baja graduación tienen una mayor aceptación o consumo por parte de las mujeres. Pero del mismo modo vemos que las mujeres se han sumado a la tendencia de las cervezas Craft en igual medida que los hombres.

Yo misma soy una gran amante de la cerveza Heineken 0.0, sobre todo entre semana que me permite disfrutar de ese momento cervecero con un gran sabor al final del día sin tomar alcohol, pero también disfruto mucho en otros momentos de cervezas como Cruzcampo IPA o con las creaciones artesanas de nuestros maestros cerveceros de La Fábrica Cruzcampo de Málaga. En general, las mujeres suelen ser fieles al tipo de cerveza que les gusta y menos intensivas en su consumo, disfrutan del momento y el producto. El 60% de las mujeres consumen cerveza en el momento de terraceo, la consideran una bebida social y no una bebida de comida.

 

¿Cómo ha cambiado el sector con respecto a la mujer? 

Diría que el sector ha evolucionado junto con la sociedad en lo que respecta al papel de la mujer, y cada vez hay una mayor visibilidad y aceptación por parte de la sociedad sobre que la cerveza no tiene género y que a las mujeres también podemos ser muy cerveceras. 

 

Carol Stoudt, primera maestra cervecera en los EEUU tras la Prohibición – Loopulo

 

Carol Stoudt, primera maestra cervecera en los EEUU tras la Prohibición

Carol Stoudt, fue la primera maestra cervecera en los Estados Unidos después de la Prohibición y durante los últimos treinta años ha estado al frente de su cervecería en Pensilvania, Stoudts Brewing.

“No considero que haya tenido más trabas como cervecera por ser mujer. Siempre he contado con el apoyo de mis compañeros”

 

¿Cómo llegas al sector de cervecero?

Comencé produciendo cervezas de estilo alemán para nuestro restaurante familiar con Biergarten y luego para el área local y regional del este de Pensilvania.

 

Eres una pionera del sector craft, ¿crees que tuviste más trabas por ser mujer? 

No considero que haya tenido más trabas como cervecera por ser mujer. Siempre he contado con el apoyo de mis compañeros.

 

¿Es más difícil estar ‘entre las ollas’ fabricando o en la mesa dirigiendo? 

Es importante hacer y conocer todos los aspectos de la elaboración de la cerveza, pero también disfruto dirigiendo el negocio, tratar con los distribuidores, las tabernas y el público.

 

¿Ha cambiado el papel de la mujer en el sector?

Cuando comencé en el negocio había pocas mujeres y ahora hay cientos de mujeres en todos los aspectos del mundo cervecero, ¡lo cual es genial!

 

¿Cómo son las mujeres como consumidoras de cerveza?

A las mujeres les gustan las cervezas más oscuras, el weizen y las de trigo, normalmente evitan las cervezas rubias más claras. Las mujeres, generalmente, suelen saborear las cervezas y prefieren tomarlas en el vaso adecuado.

 

 

Silvia de Tomás Ayllón, jueza de cerveza y maestra cervecera – Loopulo

 

Silvia de Tomás Ayllón, jueza de cerveza y maestra cervecera

“En Perú había una cervecera ‘para mujeres’, y quebró”

 

¿Cómo llegas al sector de cervecero? 

Llego en el 2014. Mi padre me manda a Chile a una competencia internacional con nuestras cervezas. Ganamos dos medallas ese año y comienzo a ver otro enfoque de la cerveza que no conocía porque en Perú el sector es muy joven. Pude entender las certificaciones, estudios, conocí muchas personas y entendí más el mundo. Así que comencé a formarme, estudiar, entrenar mis sentidos y decidí estudiar cervecería y en 2015 me certifiqué como juez. Ha sido una relación de amor en todas los eslabones de la cadena, desde la producción a la distribución, la enseñanza. Es apasionante.

 

¿Y a ser jueza de la Copa Peruana de Cervezas?

Yo fundé en 2014 la Copa Latinoamericana de Cervezas Artesanales junto a mi socio Fabián Lara para posicionar Perú en una de las competencias más importantes a nivel de Latinoamérica, pero sobre todo para hacer una competencia sin fines de lucro y avalada por la institución más importante del país que es la Unión de Cerveceros Artesanales de Perú. Fuimos creciendo poco a poco y la Copa ha ayudado a muchas empresas a demostrar la calidad de sus cervezas, tanto por los jueces como por las conferencias y propuestas, que son siempre horizontales.

 

¿Es difícil ser mujer dentro del mundo craft?

Considero que eso depende mucho de la idiosincrasia del país. En Perú se está trabajando mucho en el tema del machismo. En mi experiencia no es difícil por el sector en sí, sino por el país, que te obliga a demostrar más tu validez por ser mujer. Estudio, validez y liderazgo son las palabras necesarias para poder crecer; tanto en el mundo laboral como en el cervecero. No hay que olvidar que el 80% de los cerveceros son varones. La clave es poner pasión y esfuerzo, y además contamos con asociaciones como Pink Boots Perú que supone un gran apoyo.

 

¿Se trata diferente una cerveza por estar elaborada por una mujer?

Creo que no porque la cerveza no tiene género, pero igual tiene un poco de más valor emocional porque no suele ser tan común saber que una cerveza está elaborada por una mujer. A mí, que soy chiquita y blanquita me preguntan muchas veces si soy la que fabrica y se sorprenden porque piensan que son cosas duras, de peso, y no entienden que cuando me pongo las botas me transformo.

 

¿Qué tipos de cervezas beben las mujeres?

No hay un tipo para mujeres. Hay estudios que dicen por ejemplo que las sour tienen un mayor porcentaje de consumo por mujeres, pero para mí no tenemos diferentes papilas gustativas. No hay mayor error que pensar que las amargas son para chicos y las suaves para chicas. Yo soy mujer y me encantan las IPAs o las Imperial Stout, y también me gustan las sour. Aquí había una cervecería que hacía cerveza para mujeres, ligerita, baja de cuerpo… y quebró.

 

Título
Cinco miradas acerca de la mujer y la cerveza – Loopulo
Nombre del artículo
Cinco miradas acerca de la mujer y la cerveza – Loopulo
Descripción
Preguntamos la experiencia a cinco profesionales relacionadas con el ámbito cervecero, su realidad, sus retos y cómo afrontan el día a día como mujer.
Autor
Publica
Loopulo
Logo

Pin It on Pinterest

Share This

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!