En los últimos años la actividad física ha pasado de ser algo ‘obligado’ por salud, a transformarse en un estilo vida. El fitness se ha convertido casi en una religión que va ganando adeptos cada día gracias a un concepto global de vida saludable que incluye otras parcelas vitales como la alimentación y el ocio.

JoyBräu, la cerveza de proteínas para amantes del fitness

El problema viene cuando se quiere unir cada una de estas parcelas en un mismo conjunto diario y sin renunciar a nada. Es por ello que, pensando en todas estas personas que hacen del fitness y el deporte el eje central de su día a día, llega JoyBräu, una cerveza sin alcohol y con un alto contenido en proteínas que ha venido a revolucionar el panorama cervecero y del fitness.

Esta original bebida ha sido creada por una joven start-up de Hamburgo fundada por Tristan Brümmer y Erik Dimter, dos jóvenes alemanes amantes del gimnasio que detectaron un vacío en el mercado hace poco más de dos años.

De este modo, Brümmer y Dimter decidieron desarrollar un producto que fuese la solución para aquellos que quieren disfrutar de una cerveza después de la jornada sin renunciar a todo lo trabajado durante los entrenamientos que conlleva el fitness.

Una cerveza sin alcohol y con proteínas para ADICTOS AL FITNESS – Loopulo

Los beneficios de los batidos y el sabor de la cerveza

Según han explicado a diversos medios estos emprendedores, la idea de esta cerveza proviene de su propia experiencia durante una estancia por trabajo en el sudeste asiático. Ambos entrenaban diariamente, y tras la jornada laboral, se reunían con compañeros y amigos para tomar algo.

Un día se vieron con un batido proteico en una mano, y una cerveza en la otra, y comprendieron lo genial que sería combinar los beneficios saludables del primero con el sabor irresistible de la segunda. Este fue el germen de JoyBräu.

Cerveza vs Batidos

La función de esta cerveza es la misma que los batidos sustitutivos que se toman los deportistas. Su sabor, según sus creadores, es ligera, menos amarga que las cervezas clásicas alemanas y con un toque cítrico.

Sin duda, un invento necesario para los aficionados a la actividad física. Por ello no es de extrañar que la empresa haya conseguido el premio a la innovación y tendencia en la última edición de FIBO, la exposición de fitness más grande el mundo.

Los amantes del fitness, y otros deportes, pueden disfrutar de esta bebida para reponerse tras una sesión de ejercicio de alta intensidad, ya que cada botella de JoyBräu  contiene 21 gramos de proteínas, lo mismo que un batido. Esto contribuye, como apuntan los jóvenes empresarios, a potenciar el desarrollo muscular de los deportistas. Asimismo, de estos 21 gramos, 10 gramos son los aminoácidos esenciales BCAA.

Además, según sus creadores, la bebida está elaborada únicamente con aminoácidos vegetales de alta calidad, y tiene un sabor similar al de una cerveza tradicional sin alcohol.

Aumento de rendimiento y obtención de energía

Estos aminoácidos esenciales (leucina, isoleucina y valina) ayudan al cuerpo a recuperarse después del ejercicio. Por su parte la beta-alanina contribuye a aumentar el rendimiento y la L-carnitina activa el metabolismo de las grasas para obtener energía. Esto hace que la cerveza sea incluso adecuada para las personas que siguen una dieta.

El precio de esta bebida es de 9.09 euros por litro y se presenta en botellas de 0.33 litros en paquetes de seis por 17.99 euros, doce por 39.99 euros, y dieciocho por 53.49 euros.

Por todo ello no es de extrañar que la cerveza haya agotado sus existencias en la primera fase de su lanzamiento. Asimismo, está previsto que JoyBräu se distribuya internacionalmente y pronto estará disponible en España y en países del continente asiático y americano.

Del sótano de casa al laboratorio

El objetivo de la compañía es proporcionar al mercado actual una alternativa realmente deliciosa al sabor artificial de los batidos de proteínas. Todo ello, como apuntan, sustentado en un enorme compromiso con la calidad y el respeto por los consumidores. No en vano, esta cerveza con proteínas y sin alcohol se elabora en Alemania y prescinde por completo de sabores artificiales, colorantes o edulcorantes.

El proceso creativo de JoyBräu no fue sencillo. Tras varios intentos fallidos en el sótano de su casa en los que mezclaron de manera manual los polvos proteicos con cerveza sin alcohol, Brümmer y Dimter decidieron acudir a una cervecera artesana para mejorar su idea. No obstante, esta opción tampoco funcionó. La legislación alemana sobre la pureza de la cerveza es bastante restrictiva y el invento requería un equipo analítico y un laboratorio que las cerveceras estándar no suelen tener.

La cerveza para el fitness que nació en Berlín

Finalmente, los jóvenes emprendedores acudieron a universidades especializadas en tecnología de cervecerías y bebidas. Y así fue como surgió su asociación con la Universidad Técnica de Berlín (Technische Universität Berlin, TU Berlin).  

No obstante, a pesar del éxito y su utilidad, lo cierto es que los verdaderos fanáticos de la cerveza probablemente se sentirían decepcionados con la bebida, ya que JoyBräu tiene poco del sabor del lúpulo amargo y recuerda más al spritzer de manzana o a la sidra que a una verdadera birra.

Una cerveza sin alcohol y con proteínas para ADICTOS AL FITNESS – Loopulo

La difícil relación del alcohol y el deporte

Aunque algunos estudios llegaron a asegurar en su momento que la cerveza rehidrata igual que el agua, lo cierto es que el porcentaje de alcohol que contiene una simple cerveza contrarresta su potencial rehidratante debido al efecto diurético.

La relación del deporte y el alcohol es de base complicada, ya que este suele tener consecuencias negativas sobre el rendimiento deportivo al afectar a la recuperación muscular, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones y retrasa la cicatrización.

El alcohol y la testosterona

Por otro lado, numerosos estudios demuestran que el exceso de alcohol también puede alterar el correcto metabolismo de la glucosa corporal, afectando al trabajo de la insulina en el organismo. De hecho, el alcohol también ha confirmado tener efectos negativos sobre la testosterona, lo que perjudica el correcto crecimiento de los músculos y aumenta la cantidad de hormonas ligadas al estrés, como el cortisol.

No obstante, lo cierto es que todo esto tiene un impacto más notable en deportistas profesionales o aquellas personas que se estén preparando para una competición. El resto de los mortales podemos tomar, sin remordimientos, una merecida cervecita en buena compañía tras una necesaria sesión de entrenamiento. Porque para la mayoría de nosotros… ¿sino, para qué?

Summary
Una cerveza sin alcohol y con proteínas para ADICTOS AL FITNESS – Loopulo
Article Name
Una cerveza sin alcohol y con proteínas para ADICTOS AL FITNESS – Loopulo
Description
JoyBräu nace de la necesidad de las personas que hacen del fitness el eje central de su día a día. Una cerveza sin alcohol y con alto contenido en proteínas
Author
Publisher Name
Loopulo
Publisher Logo