Si estás en un bar, con temperatura ambiente, lo ideal es que el vaso esté sin congelar. Si nos encontramos en lugares muy calurosos, en exteriores, como podría ser una playa, puede resultar algo común.

Cuando usamos jarras congeladas, según cuenta la experta Emily Price, las bajas temperaturas eliminan los sabores de la cerveza. Todo dependerá, claro está, de si la cerveza que tomamos es o no de calidad. Una cerveza barata no aportará mucha diferencia en el caso de jarras congeladas. Pero si hablamos de una buena cerveza artesana, con mucho cuerpo e intensidad, sí que notaremos la pérdida de sabor. Una temperatura adecuada para una buena cerveza debe rondar entre los 4º y 10º centígrados. Si bajamos de los 4º, su sabor irá disminuyendo.

Igualmente, si lo tenemos en nuestro congelador, puede que la jarras congeladas o vaso adquiera sabores provocados por el resto de alimentos que podamos tener allí. Además, al usar jarras congeladas, la espuma se adherirá a las capas de hielo aumentando su espesor; si está a temperatura ambiente nuestro vaso, la espuma irá bajando. Emily Price aconseja que probemos con un vaso congelado y otro sin congelar, así podremos comprobarlo nosotros mismos.

¿Por qué no usar jarras congeladas?

En resumen:

  1. Si se sirve la cerveza en jarras congeladas impedimos que nuestra cerveza aporte toda su amplitud de aromas y sabores. Si la temperatura es muy baja el olfato capta menos y el gusto no obtendrá el pleno sabor que pueda tener nuestra cerveza.

  2. El hielo acabará aguando la cerveza, además de absorber sabores que puedan habitar en nuestro congelador, como verduras, carnes, helados, entre otros muchos.

  3. El congelado hará que la espuma resista y no baje, como ocurre cuando la bebemos en un vaso a temperatura ambiente.

  4. El contraste térmico que sufren las jarras congeladas al sacarla del congelador, sometiéndola a temperaturas mayores podría acabar deteriorando o rompiendo nuestras jarras preferidas.

¿Qué opináis? ¿Habéis hecho ya la prueba? ¿Cómo os gusta a vosotros las cervezas? ¿Frías, templadas, calientes al estilo japonés? ¿O definitivamente preferís beber vuestras cervezas en jarras congeladas?

 

¡Esta y otras noticias más, de este tipo, podrás encontrarla en nuestra sección Conocer!¡No te las pierdas!