Voll-Damm lanza una edición limitada por su 70 aniversario

por | Cervezas, Noticias

Voll-Damm acaba de cumplir 70 años y para celebrarlo ha lanzado una edición limitada que rinde homenaje a sus primeras botellas.

En el año 1953, los maestros cerveceros de Damm elaboraban por primera vez una Märzen, una cerveza de temporada que, por su estilo, estaba pensada para producirse solo entre los meses de octubre y abril (más abajo te explicaremos el porqué). Pero dos años más tarde, debido al enorme éxito que estaba cosechando, la compañía decidió elaborarla ininterrumpidamente durante todo el año. A partir de entonces, esta Märzenbier fue bautizada con el nombre de Voll-Damm.

Su receta poco o nada ha cambiado desde entonces, manteniendo su sabor fuerte, intenso, con mucho cuerpo y un amargor característico.

Voll-Damm ha sido galardonada en numerosos certámenes obteniendo el reconocimiento internacional, como las 8 medallas de oro obtenidas en los World Beer Championship, el oro de 2022 en Brussels Beer Challenge, o los oros recibidos en las dos últimas ediciones de los World Beer Challenge.

La edición limitada por su 70 aniversario rinde un homenaje a aquellas primeras botellas de los años 50. No obstante, este diseño no sólo se aplicará a las botellas, sino a todos sus formatos, y podrán encontrarse en bares, restaurantes y supermercados hasta finales de 2023.

 

Voll-Damm lanza una edición limitada por su 70 aniversario – Loopulo

 

Cómo son las Märzenbier

Como apunté más arriba, voy a contar un poco acerca de las Märzen en lo que se refiere a historia y estilo. Como escribió mi compañera Carmen Alcaraz, su origen se remonta a 1553, cuando el rey Alberto V de Baviera impuso la ordenanza de prohibir la elaboración de cerveza durante los meses más calurosos del año que, en este hemisferio se tratan de los meses entre abril y septiembre. La prohibición se debe a que se quería evitar la contaminación de la cerveza durante el periodo de fermentación. Las altas temperaturas podían llenar los tanques de bacterias.

Es por ello que se decidió elaborar este tipo de cerveza en marzo en grandes cantidades que, posteriormente, se conservarían en barricas almacenadas en sótanos o cuevas frías. Como resultado, además de su óptima conservación, la cerveza adquiría un sabor más intenso y maltoso, debido a esta maduración. Las Märzen estarían listas para servirse a finales de septiembre y principios de octubre, justo a tiempo para el Oktoberfest, aunque esta fiesta no llegaría a celebrarse por primera vez hasta 1810.

Las Märzenbier son cervezas de tipo lager, es decir, de baja fermentación. Son muy maltosas, tanto que eclipsan casi por completo el sabor del lúpulo. Su aroma ligeramente tostado, nos recuerda a la corteza de pan. De color ambar, claras, limpias y brillantes, y con espuma blanquecina y persistente.

POST RELACIONADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Pin It on Pinterest

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!