Arriaca presenta una edición especial limitada de su Imperial Russian Stout envejecida en barrica

por | Cervezas artesanas

 

Justo a tiempo para las Navidades, la cervecera artesanal Arriaca ha lanzado una edición especial y limitada de su Imperial Russian Stout, envejecida en barrica de roble. Ya está disponible, pero de manera muy limitada, ya que sólo se han puesto a la venta 400 botellas de 75 cl, en estuche y con dos vasos serigrafiados.

 

 

Arriaca lanza una edición especial y limitada de su Imperial Russian Stout envejecida en barrica

Con esta edición limitada, Arriaca ha querido poner en el mercado estas Navidades una cerveza artesanal muy especial, su Imperial Russian Stout envejecida en barrica de roble. Esta cerveza artesanal de 75 cl viene presentada en un estuche que incluye además dos vasos Willi serigrafiados, y sólo hay disponibles 400 unidades.

Una edición especial de su Imperial Russian Stout que ahora suma los toques de madera y vainilla propios que aporta la guarda en barrica. Una cerveza potente y compleja de 10,1% ABV que, en apariencia, es de color negro opaco, y está coronada por una espuma de color canela.

En nariz, esta Imperial Russian Stout envejecida en barrica de roble exhala aromas a café, chocolate negro, maltas torrefactadas y vainilla, con toques especiales a madera que se ven amplificados por la barrica. Una craft que se puede disfrutar como un licor tras una comida, acompañando a postres como el tiramisú, chocolates o vainillas.

 

Arriaca presenta una edición especial limitada de su Imperial Russian Stout envejecida en barrica – Loopulo

 

 

El estilo preferido de Catalina La Grande

Los ingleses eran grandes exportadores de cerveza y reservaban para los países nórdicos las bebidas más fuertes, como la Stout, ya que aguantaban mejor el viaje y eran del gusto de la población. No en vano, según algunas versiones el estilo fue tan bien recibido en la corte imperial rusa que se convirtió en el favorito de la emperatriz Catalina II ‘La Grande’, por lo que empezó a conocerse como Russian Imperial Stout. Aunque comenzaron a fabricarla ellos mismos aportando sus propios matices, a la monarca le gustaba el buen hacer de los maestros cerveceros británicos e incluso pedía lotes a la Anchor Brewery de Southwark, en Londres. Gracias a eso llegó a venderse tanto en las regiones gélidas de Rusia como en las cálidas de Bengala y Sumatra, abarcando la práctica totalidad del Imperio.

 

Subscríbete a Loopulo!

Bébete toda la actualidad del sector cervecero, con mucho Loopulo.

Gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest

¡Comparte esto!

¡Comparte esta publicación con tus amigos!